domingo, 13 de junio de 2010

If Detective Sipowicz jumped off a cliff, would you do that too?

Este blog está muy Mafaldero últimamente...

Para que se entienda el presente post tengo que hacer un breve resumen de mi vida durante los últimos tres meses.
Todo aquel que se precie de haber leído un poco este blog puede llegar sin mucha dificultad a las siguientes conclusiones:
1.- Vivo en crisis con mi trabajo, de hecho este blog surgió en una etapa de gran movida a ése nivel... que se mantiene hasta el día de hoy
2.- Me taladra la cabeza la ecuación maternidad-carrera profesional, al menos es algo que a esta altura asumí que no voy a poder solucionar jamás.
3.- Soy un ser absolutamente contradictorio.

Si disponemos todos estos ingredientes en la procesadora, el resultado no podía ser otro que el siguiente: no conforme con quejarme de un empleo, me conseguí un segundo trabajo. No, no se preocupen que de éste segundo no me quejo (aún).

Para distinguir llamemos a mi trabajo Nº1, o sea el de siempre, lo llamaremos el Castillo de If, y al nuevo o Nº2 Ingleside.

En el Castillo de If son todas unas auto proclamadas mejores madres (y se sumó otra embarazada más, de las que peor me caen, huelga decirlo): ya desde el embarazo, no se alimentan más que con comida orgánica, hacen tres o cuatro cursos de preparto, a ver si se deciden por el parto bajo el agua con delfines, el parto orgásmico, el parto más complicado del planeta así me hago la víctima hasta que mi hijo/a sea bisabuelo/a o el parto en suite 5 estrellas. Crian a sus hijos según teorías científicas de Jean Piaget, María Montessori, Osho, Nancy Ann Tappe, Mario Socolinsky y Utilísima Satelital. Obsérvese cómo va descendiendo el nivel académico de los referentes, pero en éste ámbito eso es lo de menos. De todos modos, pasada la primera infancia de las criaturas, ninguna es tan malamadre como para necesitar que alguien más les diga cómo criar a sus incomparables retoños.
Estos niños, niñas, adolescentes (y adultos!) asisten a acicaladas instituciones educativas, a cuál más costosa y socialmente encumbrada, en las cuales la enseñanza, por supuesto, es lo de menos. No olvidemos que los niños genios superan las expectativas en cualquier institución, así que mejor que al menos que estén en un ambiente estimulante. Entiéndase que "estimulante" es un nuevo sinónimo de la expresión cheto, concheto, pijo (sí, hay una que se hace la española, encima).
Son tan buenos hijos que aunque tengan 25 años prefieren seguir veraneando con sus padres, o solos en su defecto.

Es una forma más elegante de decir que es un antisocial sin amigos.
E irse a un colegio más elegante es sinónimo que hubo que cambiarlo porque en el anterior no aceptan repitientes.
Y que una nena de casi cinco años apenas pueda hilvanar tres palabras en una oración sólo indica que su hemisferio derecho es superdotado (y que a nadie se le ocurra preguntar por el otro hemisferio, ni elaborar otro tipo de teorías! No ven que la niña es una ídola apilando cubos?)
En ése ambiente yo pensaba: de la maternidad me voy directamente al infierno de las malas madres.

En mi trabajo Nº2 las cosas son bien distintas. He decidido llamarlo Ingleside, no sólo por lo risueño, sino porque si bien se supone que los niños de esa casa tienen la mejor mamá del mundo, no es muy dificil darse cuenta que en realidad son más bien criados por la empleada. Que, ya que estamos tan Mafaldescos, casualmente se llaman Susan.
En este nuevo trabajo, como comentaba, son todas unas superadas malas madres.
Pueden estar perfectamente todo un día sin ver despiertos a sus bebés de menos de dos años.
Confiesan abiertamente su desesperación el día que falta la empleada y se tienen que quedar todo el día a cargo de sus pequeños.
Una tuvo una depresión post parto que le duró casi dos años, y como encima se ponía anoréxica no le pudo dar la teta (horror!)
Otra, de una familia con muchísimo dinero, envía a sus hijos al colegio privado más barato que encontró, y sólo porque haciendo cuentas, se avivó que es más barato (y mucho más práctico) que enviarlos a uno público y tener que pagarle de más a la empleada cuando los docentes están de paro.
Otra recorrió tantos colegios como uno a la hora de la elección del mismo. Y el factor decisivo fue que quedaba al lado del trabajo de la madre, como para que los retirara y los cuidara hasta la hora de la cena (que prepara esta abuela y recién después se van todos para casa).
La única que más o menos paga un disparate y medio como yo lo hace sólo por las múltiples actividades extraescolares que ofrece el colegio; qué es eso de tener que hacerse cargo uno mismo del hijo después de las 16 o 17 horas?
La mayoría de estos niños ha sido alimentado a base de delivery, Mc Donalds, supercongelados y si tienen suerte, ocasionalmente comida de la abuela.
La mayor duda existencial para estas mujeres a la hora de encargar un hijo no era continuar con la especie o dejar rastros de nuestro paso por este planeta, dar y recibir amor, ni siquiera que algien nos atienda cuando seamos viejos; sino que si después del embarazo y parto todo vuelve al mismo lugar o no.
No tienen la menor idea de lo que es un curso de preparto (yo al menos fui un día, a uno intensivo!) y el tipo de parto que eligieron es "cuando tenía un ratito libre".
La mayoría de estos niños ya ha tenido que hacer terapia antes de los tres años, y más de uno con siete u ocho va por su segundo tratamiento.
Con chicos de doce años apenas están terminando de conocer a los compañeros y a la directora del colegio, aunque ellas mismas hayan sido ex alumnas de la misma institución.

Pero nobleza obliga, hay que reconocerlo: uno los ve y se los ve bastante normales. De hecho, mucho más normales que los hijos de las habitantes del Castillo de If. Al menos más sociables y más cariñosos.


Sé que está mal, que no se debe hacer comparaciones de ningún tipo (como diría Susanita, ni siquiera con los que son mejores que nosotros, ¿para qué hacerle eso a nuestra autoestima?), pero no lo puedo evitar. Además si tres veces por semana ves a tu hija sólo por unas horas y una vez por semana no estás a la hora de cenar y/o irse a dormir, todo esto consuela un poco.

No sé por cuánto tiempo mantendré esta dualidad Castillo de If / Ingleside, me canso mucho y en el Castillo de If cada día me siento más incómoda, además cada vez me quedan menos Farias (al menos si es que me termino de ir por eso espero que no sea de una manera tan trágica); pero lo que se refiere a Ingleside, muy risueño todo (salvo para algunos la parte de criar hijos) pero el horario no es el más conveniente, aunque dejara el Castillo no me modificaría en nada (salvo que si quisiera podría dormir toda la mañana).

¿Soy la única que se consuela pensando que hay gente peor que uno?
No me molestaría nada no ser la única. Como siempre digo, es cierto que mal de muchos consuelo de tontos. Pero no es que yo haya sido alguna vez demasiado inteligente.

21 comentarios:

La candorosa dijo...

Por suerte mi 2º trabajo es en casa, o en el lugar donde despliegue mi "notebook"!!!

Esto sin contar que mi 1º trabajo me permite -graciadió!!- ¡¡¡no tener que sociabilizar con el resto de quienes trabajan allí!!

De solo pensar que podría tener que tolerar cualquiera de las faunas que aquí nos muestra, yo estaría pensando en desertar!!!

Saludazos!

JulieFernn dijo...

a la mierda... y yo que estoy tratando de ver cómo hacer para volver después de tener a Mayra a socializar con adultos trabajando! Me quitaste las ganas eh!

Y si, che... al lado de esos "especímenes" uno se siente Gardel. Pero es inevitable!

Etienne dijo...

Creo que tampoco es para condenar a las susodichas. O sea, para que se entienda, todos tenemos en algún momento gestos de egoísmo o locuras que pueden ser toleradas o no por los demás. Pasa que las que contás son ejecutadas por madres a sus propios retoños y eso las hace particularmente más graves a la vista de una madre como vos.
No soy padre, no tengo dos trabajos y los especímenes con los que interactúo son "casi" normales, no puedo quejarme por ahí. No suelo compararme con nadie, ni con los mejores ni con los peores. Para sentirme mejor, miro las cosas que hice bien; si me quiero castigar, me digo que las podría haber hecho mucho mejor. Creo que es más complicado compararse con el potencial yo que con los demás, llenos de defectos están.
Perdón por el caudal infinito de palabras, lo leí y lo procesé.
Besos!!

Any dijo...

A la frinfra, yo estoy mas turula que de costumbre seguramente porque me perdí ...
A la pregunta final te digo que no te preocupes, claro que siempre hay uno otro "mas pior" que uno mismo. Y no es que uno se tenga en tan alta consideración (hablo por mi claro) sino que la "piorez" de algunos otros es tan evidente, que es imposible no notarlo y comparar (y consolarse claro)

besos, y no te taladres la cabeza, pensá que hagas lo que hagas, tu hijita ya encontrará argumento para reclamarte; esta es una teoria de mi vieja, que dice que los hijos siempre encuentran la vuelta para pasar facturas ... yo no me hago cargo =D

tia elsa dijo...

Vuelvo a maravillarme de lo bien que encajan los comics de Mafalda con tus post!! En cuanto a tu ser o no ser muchas veces me cuestioné pero ahora que tengo dos hijos adultos y veo que son felices, que nos quieren a su padre y a mi siento que tan mal no lo hicimos, que habiendo amor y buena relación familiar los chicos aceptan su realidad, se adaptan, que saben que papá y mamá están. Ahora me queda Dami, espero que sienta igual. Besos tía Elsa.

Pdta: me reí mucho con los dos extremos de modelos maternos.

Muma dijo...

Buenisimas las descripciones de los tipos de madres!!! A mi me tira mas la primera, pero sin mucama no puedo vivir!

Mai dijo...

Y yo que mne quejo que soy madre las 24 hs!
leyendo los especìmenes que describiste... soy una anormal! Pero me conforma saber que no encajo con ninguno de los dos!
Lola, siempre hay peores... ese es el consuelo! Làstima que generalmente hay mejores... esa es nuestra tortura!
beso y no te preocupes que a MC la estas criando divinamente!

Minombresabeahierba dijo...

Idolo Felipe! Me guío toda mi adolescencia!

Es que no tiene sentido querer ser mejor que los buenos, si con sólo escuchar (como esas pseudomadres que comentás!) te das cuentas cuantos/as son peores que uno/a!

Besotes

Lola dijo...

- Cando: Sin desmerecer su natural optimismo, sentido común, facilidad de trato buenapersonez (a esta hora no me sale el adjetivo, así que me inventé un neologismo, ud. me entiende igual!) debo decir que ahora que me entero que no tiene que sociabilizar demasiado en ninguno de sus dos trabajos entiendo muchísimas cosas!
Igual como venía diciendo, me hago cargo que aunque no sociabilizara no me transformaría en Lassie ni que me dejaran cuatro décadas, pero igual! Ojo, que de todas maneras de la segunda fauna no me quejo, sólo de la primera!

- Julie: Pero si te toca un laburo como el que he denominado Ingleside, no tenés nada de qué temer (quitando el horario y que no gano tanto, aunque son unas 16 horas contra 40 más no puedo pretender no?), pero eso no tiene por qué pasarte y sí que haya buen ambiente y como si esto fuera poco, que te sientas Tracy Hogg al lado de las otras madres! En lo que a laburo respecta me llevo bárbaro, después lo que cada una haga con sus hijos problema de ellas. Y de todos modos, descontando que son bastante colgadas con los hijos, no son peores madres que las del Castillo de If, sólo que al estar en un ambiente más relajado lo reconocen. MC no es que tenga grandes problemas (no tuvo demasiado tiempo tampoco) pero si yo en Castillo de If llego a decir que usó chupete hasta los tres años me linchan viva, en cambio en Ingleside es como que me siento obligada a decirlo porque sino pareciera que uno está presumiendo!
Si es por eso, enfrascate en la vida laboral sin miedo Julie!

- Etienne: mmmmm... mi intención no era condenar a nadie, o al menos no en su ejercicio como madres. A las primeras no habría nada por qué condenarlas porque se autoproclaman las supermadres, a las segundas a primera vista sí, pero como a los hijos se los ve normales y más que bien creo que tampoco, al menos yo no lo hago, y muchísimo menos cuando me hacen sentir mucho mejor madre!
De las primeras no es sólo que me molesta su actitud de superioridad, que sería una cuestión de piel, digamos, sino que la intención no es demostrar que son mejores madres o que sus hijos son mejores, sino que el acento creo que está puesto en compararse y hacerte sentir que una no es tan buena madre o tus hijos no son tan inteligentes como los suyos. Y eso me pone los pelos de punta (los que todavía no se me cayeron!)
Por todo lo expuesto hasta aquí está en condiciones de llegar a la conclusión que las señoras de mi primer trabajo deberían adoptar el sistema Etienne a la hora de sentirse superadas. El problema es que quien se compara con los demás (lamentablemnte muchas veces debo incluirme en este grupo) tal vez lo hace para evitar comprarse con lo que los psicologos dicen que es aquello a lo que aspiramos o cómo nos imaginabamos de chicos a nosotros mismos de grandes. Si llego a hacer esto último que porponés, compararme con mi potencial, estaría en el horno!
Creo que si yo tuviera que disculpar tu caudal de palabras, no sé qué acción correspondería entonces de mi parte después de semejante testamento!

Lola dijo...

- Any, además de ampliar mi vocabulario porque no conocía lo de "turula" (me maté de la risa) veo que estoy escribiendo cualquiera, porque no era para perderse (no, definitivamente ud. no está turula!)
Me alegra no ser la única que se consuela con eso, aunque no sea lo mejor... qué querés que te diga a veces es lo único que te queda, sobre todo si trabajás en el Castillo de If y tu jefa y tu gerenta pueden llegar a hacerte sentir que sí sos la peor, al menos de quienes trabajan ahí (por eso no es recomendable entrar a trabajar ahí si trabajar ahí si no te hiciste previamente un "cayito" y si tenés un caracter de miercoles... por suerte sólo cumplo el segundo requisito, sino no hubiera sobrevivido!)
La teoría de tu mamá es la mía también, jajjaa, qué se yo es una buena forma de justificarse y relajarse un poco. Tal vez el problema sea que las "buenas madres" están tan enfrascadas en eso que después los hijos se vuelven locos prescisamente porque no tienen tan a mano un motivo para reclamarle a sus padres y así les estaría faltando una pieza clave en su crianza... quien sabe?
Halbando en serio repito, sé que crie como la crie a MC algo me va a reclamar, sí sé que lo que espero evitar cuando ella sea grande es hacerle reclamos a ella del estilo "con todo lo que me sacrifiqué por vos, yo que te compré juguetes y me privé de comprarme tal otra cosa, etc, etc". La criatura no pidió venir al mundo y a esta altura si bien para pedir es especialista si yo juzgo que no es no y punto; no es que me esté exigiendo ningún sarificio!
(y espero no cambiar de opinión en 10 o 15 años!)

- Tía: es que yo creo que hay una viñeta de Mafalda para cada ocasión! Algunas como esta caen más como anillo al dedo, pero igual... o será que yo soy la que siempre ve la vida en términos "mafaldescos", jaja
Creo que tener los hijos grandes y sentir esa tranquilidad debe ser impagable, aunque tampco te podés relajar mucho con el chiquito, por las dudas que no siga los pasos de los hermanos! La verdad que tus dos hijos se hayan casado tan jóvenes, pensando en términos de comprometerse con otra persona y de asumir responsabilidades mayores habla de lo bien que lo hicieron ustedes! En serio, no es nada frecuente encontrar chicos tan jóvenes que sean así, al menos la mayoría de los chicos que conozco de esa edad todavía están más que en la pavada (en realidad tipo 20-23 años, yo era igual, me incluyo!).
Creo que saber que tu enfant terrible se transformó en un adulto responsable y cariñoso con sus padres, ya es premio para cualquiera! así que felicitate tranquila (y si te sobra algo de tiempo, vení al castillo de If a dar una clase de cómo hacer para que te salgan buenos hijos... DE VERDAD! jaja, qué mala que estoy!)

Lola dijo...

- Muma: lo que reconocés no es nada poco. Ninguno de los dos tipos de madre pueden vivir sin mucama, pero el segundo no tiene ningún empacho en reconocerlo, mientras que el primero hace de cuenta no tuvo, salvo para lavar las alfombras y los baños, porque no es cuestión de no tener mucama (y más de una si se puede!). Claro que si no es la mucama es la maestra jardinera pero en algún lado los chicos hasta que empezaron a ir al coelgio tenían que estar... y si hacen magia y tenían tiempo para ser buenas madres presentes en casa y trabajar las horas que trabajamos (aunque no las trabajen!) de más está decir que a mí no me enseñaron!
En sí del primer grupo de madres no me molesta que hagan con sus hijos lo que se les canta, sino que lo exponen para sentirse superiores o hacer sentir mal a las demás y eso es lo que me molesta soberanamente... sobre todo cuando nuestro laburo poco tiene que ver con la maternidad!

- Mai, creo que ser mamá las 24 horas debe ser más agotador que tener tres trabajos, al menos en lo que a capacidad de paciencia se refiere!
Como te habrás dado cuenta, ser anormal entre esos especímenes está buenísimo, así que felicitate!
Nunca seré inteligente pero creo que nunca me voy a dejar de consolar que hay peores (aunque para algunos aspectos, y en el ambito cerrado de nuestro sector, la gerente sí me estampó una especie de sos la peor, por suerte sé que no es así, y no me la creo, aunque quede mal que yo lo diga).
Respecto a los que son mejores, no siempre es una tortura, a veces sirve para superarse, otras te resulta gracioso (como una de mis mejores amigas que era re poco maternal y la ves ahora con su bebé y te matás de la risa) el tema en general es que no tengan la intención de hacerte sentir peor... qué se yo, yo tengo encima varios años de danza clásica, obvio que Paloma Herrera siempre va a ser dos trillones de veces mejor que yo, pero dudo mucho que las veces en las que la vi bailar lo hiciera para mostrarme que lo hace mucho mejor que yo! (Aparte dicen que es muy buena persona).
Me fui para cualquier lado, pero gracias por pensar eso de MC!!! :)

- Hierba: espero que Felipe no lo haya guiado en cuando a su angustia frente al estudio porque sino hoy estaría sumamente angustiado o no podría haber terminado la secundaria (igual Felipe pensaba ser ingeniero... lo habrá logrado?)
Yo creo que a veces tiene sentido escuchar a los buenos, al menos para que a uno le genere la inquietud de superarse, lo curioso es que todas las personas que son eminentes en lo suyo con las que me he cruzado (tampoco fueron tantas, ojo) resulta que suelen ser sumamente humildes, con lo cual es dificil que ellos mismos te hagan sentir que son mejores.
Con los autoproclamados "mejores" suele suceder lo que comentás, pasa que hay que saber hacerles frente, o tomarse un ansiolitico para bancarse semejante discurso sin meter una púa (sólo porque suelen tener un puesto más jerárquico que el mío, o si llegás a hacer algún gesto, van con el mismo cuento a las ídem, como si estuvieramos en la primaria!

Besos!

Ronnie dijo...

Me mataste con las descripciones tan antagónicas!!! Eso, más los extras de los comentarios (por primera vez leo todo corrido y es el mejor combo para un post!) son el colmo de la reflexión de dos mundos paralelos!!!

Volviendo a la realidad, ni una cosa ni la otra... qué bueno que estemos nosotras las madres "normales" en el medio!!! jajaajaj

Besos!

M. de Floresta dijo...

Bueno, pero no me va a negar, Lola, que buscarle el pelo al huevo en como son las demás madres, no es catártico, eh?

Buenísimas las comparaciones!

Besu!

nadasepierde dijo...

Me hiciste reir mucho con tus descripciones de las madres... porque las sufrí!!! las que hacen sentir que uno como madre es un desastre, aunque por casa hagan agua, y las que se sienten mas allá del bien y del mal, y es también un postura. El equilibrio creo que lo encuentra cada uno, y empieza a ver los resultados cuando los chicos crecen y como Tia Elsa, decís, al fin y al cabo, tan mal no lo hice. Y ahi mandas culpas, recriminaciones y todo eso a la miercoles.
Creo que el sentido común alcanza.

Muy bueno tu post, me encanta tambien Mafalda, es genial.

un beso

Lola dijo...

- Ronnie, viste que a veces "normal" es lo mejor que te pueden decir? jajajaja. Pero es que entre tanta locura realmente ser normal es todo un privilegio.
Me alegro mucho que hayas entendido las respuestas a los comentarios, en general los post más o menos los releo antes de publicarlos, no así las respuestas, donde soy más "yo", y confieso que más de una vez que he releido me pregunto cómo me entienden!

- Marina, coincido que es plenamente catártico, pero el pelo al huevo no se lo busco yo, se ve solo y a la distancia! Imposible no ver cómo son estas mujeres, sean de una u otra escuela.

- Ana: qué bueno que alguien más haya sufrido este estilo de madres, porque a veces me leo y pareciera que exagero!
De por sí las que están más allá del bien y del mal no me molestan, aunque me generan un poco de penas los hijitos. El otro son insufribles, más aún cuando como bien decís, en realidad hacen agua por todos lados.
Respecto a cuando los hijos crecen, según mi madre le estamos dando más trabajo de grandes que de chicas... así que será cuestión de tener hijos un tanto revoltosos para que todo resulte bien al final?

Besos!

maria jesus dijo...

Yo, que tengo nueve hijos, entre todas las edades y todos los caracteres, creo que hay una manera intermedia de ser madre, y tener muy presente eso de "nunca necesita tanto un niño que lo quieran, como cuando no se lo merece en absoluto".

Como no vienen con libro de instrucciones, todas hacemos lo que creemos que es mejor para ellos, unas veces acertamos y otras nos equivocamos, pero todo es educativo y, al final, todo queda ajustado.
Hay que tener en cuenta que Dios cuida de sus criaturas.

Penelope Glamour dijo...

Te deje un premio en mi blog!!!
Besotes y gracias por pasar!

Lola dijo...

- María Jesús: nueve chicos!!! Con razón nunca terminaba de ubicarlos a todos!
Al final pareciera que ser una "madre promedio" muchas veces dicho despectivamente, es lo ideal y por supuesto lo más dificil de alcanzar!
Igual cada hijo es una escuela, así que ya debés tener un posdoctorado en el tema!
La frase que ponés... nunca lo había pensado, pero creo que es muy cierta.

- Penélope: muuuuuuchas gracias por el premio. Y por tu respuesta a mi comentario en tu blog también (me encantan los blogs que responden comentarios). Ayer me fijé en mi Farmacity amigo y no estaban, al menos no con el resto de los productos de esa marca, por suerte la ciudad está plagaad de farmacities!!!!

Besos!

Adriano dijo...

Yo por suerte o por desgracia no podría anexar más actividades laborales que las que tengo, aunque los morlacos mal no me vendrían. Lola yo pensaría en mi salud mental por sobre todo. Vivir con menos lastre. Besillos.

Lola dijo...

Adriano, habrá que cotizar mejor sus horas laborales si no le queda ninguna libre!
De todos modos yo pensé que tampoco tenía tiempo... y bueno, apenas tengo... tampoco es tanto (40 horas mi trabajo de siempre, unas 16 el nuevo)
Pensaría en mi salud mental si la tuviera cerca; pero resulta que se fue a pasear hace un par de años y nunca más volvió. Si te la cruzás avisame!
Hablando en serio, independientemente del desgaste, porque en un punto es agotador, sé que en un punto voy a tener que introducir algún cambio o tomar una decisión; pasa que conociendome como me conozco hasta a mí misma me da miedo cuánto puedo llegar a prolongar esa situación!
el problema es cuando me jode la jefa al cuadrado mientras tanto mal o bien la voy llevando.
Besos!

ar3iv dijo...

Jajaja! Me encantó, reí un rato... aunque me hace pensar en jamás tener un hijo, creo que no podría ni siquiera estar escribiendo esto por lo fatigante de esa charlita escrita... un abrazo y espero que sea menos infeliz esta situación. Un abrazo!