lunes, 23 de junio de 2008

Historia de una idea

Más de una vez me han robado una idea… pero hoy voy a hablar de una en particular: era una idea bebé, apenas esbozada. Ni siquiera era para mí, aunque por supuesto era mía. La ladrona la incubó un poquito, la adornó otro poco, la puso en practica, lo que no es tarea menor, lo reconozco, y la presentó como su gran creación.

Yo sabía que en realidad la idea era mía y ella también lo sabía.

Esta persona en cuestión seguro pensaba “boba, de lo que te perdiste, mirá lo que dejaste pasar” y yo pensé “suerte que ideas me sobran… generosamente te la hubiera regalado si me la hubieras pedido” (si de hecho, era para regalar, la idea)… qué patético es tener que robar ideas no? Y qué lindo es que te sobren.

Esto se llama una historia donde todos salimos ganando … lindo.... ?... No?

5 comentarios:

berto dijo...

wala pulos imo blog.

Marce dijo...

Qué infeliz la que te robó la idea... por más que te sobren, no da ni ahí. Igual, se nota que es de las mías, del tipo que tienen menos creatividad que una piedra, pero al menos yo no ando por la vida robándole las ideas a la gente :P

Besos!

Silvi dijo...

Que forritud!!!!!
En el laburo te pasó?
Te dejé premio en mi blog!!!!

Magdalena dijo...

Recien caigo que es tu blog!...ando al 30% no te olvides!

Vas a encontrar una idea mejor como para redoblarle la apuesta a esa apestosa!...

Besos!
fer

Lola dijo...

Marce, sí es una infeliz... en el primera acepción del término, por eso más que calentarme, me da pena

Silvi, sí fue en el laburo

Fer, es que te daba la impresión de ser más cuerda? Sobre la mina esta, ni da gastarme en eso. Ni siquiera las ideas robadas le salen bien, jaja