domingo, 18 de enero de 2009

Paint it Red


Cuando un sábado por la noche tu marido salió a tomar algo con sus amigos, tu hija cenó razonablemente bien con sus abuelos y una misma tiene una pereza tal que llamar al delivery parece demasiado esfuerzo, se puede llegar al siguiente auto-descubrimiento: Me gustan los alimentos rojos.

Hoy preguntandome qué tenía ganas de comer (porque no calificaba de cena siquiera) pensando más en darme un gusto hoy que podía que en las calorías y demases, me encontré nutriéndome a base de tomates cherry, jamón crudo y cerezas (esto último al final, no todo junto).

Como si lo anterior no fuera suficiente, me abrí una coca, que si bien no es roja, la imagen mental que todos tenemos de coca cola es roja. Me hubiera faltado decorar con una rosa roja.

Las mujeres pueden obviar la tarea de señalar amablemente la indiscutible relación que seguramente debe haber entre lo rojo de los alimentos y lo rojo que muy probablemente aparece días después.

11 comentarios:

Ana dijo...

Igual tuviste una cena elaboradísima, eh? Cuando PM sale, a lo sumo me puedo comer una salchicha, o abrirme una lata de atún y comerla parada. No hay nada que me guste más que no tener la obligación de no cocinar / sentarme a cenar...

Claro que ahora espero que no salga, porque con mi dieta estricta voy a estar obligada a hacerme un zapallo hervido. Bah, puedo comer gelatina ahora que lo pienso. Ambas cosas son iguales de exquisitas (¿?)

JulieFernn dijo...

Próximo paso evolutivo de Lola ---> vampirismo. O.O

No me asussstessss, mujer!!! jajajaaj

Mamá de Justina dijo...

pero a qué conclusión has llegado mujer!
Nunca tuve la posibilidad de pensar semejante cosa jaja

K-®y dijo...

Te falto una buena racion de frutillas!!

PaU dijo...

Que lindo... descansar de las cenas y "pensar en la cena"

Y me gusto tu comida!!! jejeje
Besos

Marce dijo...

Las pocas veces que me tocó cenar sola, delivery a full!

Bue, sola o con guillote, soy amante del delivery, qué va a ser....

Besos!

Lola dijo...

- Ana, salchichas? eso es cocinar!!! Encima después tenes que lavar el coso ese donde las hayas hervido (salvo que la comas cruda, claro, ahí sí me ganas, jaja).
No soy quién para señalar actos fallidos, pero medio que te pisaste con "no tener la obligación de no cocinar / sentarme a cenar..." jajaja (please no busques mis furcios por el estilo porque salgo perdiendo como en la guerra!)
Una vez habías escrito sobre que los hombres hacen rapido para organizar una salida, claro, ellos nunca nos dejan la cena preparada, así cualquiera!
Y si la gelatina puede ser exquisita... al menos de esa marca (chiste malo si los hay)

- Julie, jajaja, al contrario de vampirismo, yo decía que lo rojo que entra debe ser para contrarrestar lo que sale (cualquier excusa es buena para comer!)
Aaaah, igual me gustaría chuparle la sangre a más de uno, jejeje

- Lu, y sí, cuando no tenés que pensar en comer ni dar de comer a los demás podés dedicarte a esos menesteres. Y el SPM rompe tanto que no hace falta pensar mucho tampoco, para ser honesta, jaja... igual llegado ése punto como cosas de todos los colores, creo

- Kary, las frutillas me faltaron sólo porque no tenía, y la pereza de salir a comprar era mucho mas grande que la gula... por un lado mejor, si hubiera salido a comprar hubiera quebrado la regla del rojo y supongo que le hubiera entrado a la crema también (SPM de miercoles!!!!!!)

- Pau, si es lindo descansar de cenas y de pensar en ellas. Mirá que a mí me gusta comer, pero ahora tengo más fiaca que angurria. Si Darío y Juli te dejan probá de hacer eso (la regla es no salir a comprar tampoco eh? estate preparada)

- Mar, es que no tenía ganas siquiera de pensar qué comer y mucho menos estar medianamente presentable (onda ponerme algo de calzado en los pies) para abrirle al del delivery, jaja Lo más lamentable es que siempre pienso "un día que esté sola me voy a pedir..." y finalmente casi nunca lo hago, es así, soy pura pinta, jaja

Besos!

Marina dijo...

Bastante nutritiva tu cena por tratarse de SPM. Si bien me gusta mucho lo salado, en esos dias le doy como loca a lo dulce... ultimamente, que estoy sin marido en casa, mis cenas consisten en restos de lo que comieron los nenes o piadina (disco de masa precocida tipo panqueque pero mas grueso) con Nutella, esto ultimo no lo hago todos los dias sino romperìa (demasiado) la dieta.
Besos!

Lola dijo...

Marinuchi, jajaja, es que yo conté la cena nada más, no lo de después, jajajaja
Igual entre SPM y abstinencia estoy por matar a alguien que no consigo más el chocolate Nestlé con almendras.
Lo de la piadina no lo conocía, si es como un panqueque supongo que debe ser rico, pero lo que te envidio, y nada de sanamente es el Nutella... hay pocas cosas más ricas que esa. Me diste una idea para reemplazar el chocolate citado más arriba, lástima que sea tan asquerosamente caro acá, pero a esta altura...
Por el bien de tu silueta aunque sea espero que pronto estés con marido nuevamente :)

Besos!

Ronnie dijo...

qué monocromático lo tuyo!!!

Yo, mis noches sola: delivery de sushi, aunque a veces hasta da fiaca eso!

Sino, abro un Lewer y listo!

Besotes

Lola dijo...

Ronnie, imaginate a qué extremo ha llegado la necesidad de comer cosas rojas que hoy los tallarines en vez de ser comunes eran de morrón (con salsa de tomate, obvio).
Más allá del SPM y toda la locura que conlleva, creo que nunca podría ser tan fanatica de alimentos verdes por ejemplo.
Ahora estoy en duda con el chocolate nestlé con alemndras, califica de rojo (por el paquete) o de marrón (por el chocolate en sí) en ésta última escala tambien va la carne.
Definitivamente el sushi a mí no me va ni me viene, pero admiro que te des esos gustos!!! Yo ultimamente ni para eso sirvo, jaja

Besos!