miércoles, 1 de diciembre de 2010

A través


A raíz de la entrada anterior me quedé pensando en cuántas veces tener chicos, propios o cercanos "nos viene bien".
De ninguna manera estoy hablando de aprovecharse de ellos o hacerles un daño, simplemente de pensar cuántas veces los chicos nos facilitan algunas situaciones, que sin ellos serían casi imposibles, ridículas o poco naturales.


A la clásica imagen de comprar juguetes que nos gusten más a los adultos que a los niños que supuestamente serán sus destinatarios (que nadie me discuta esto, porque los fabricantes de juguetes saben muy bien quienes tienen la plata para comprarlos y no son los que miden menos de un metro precisamente) o llevarlos a ver Disney on Ice, Tinkerbell y espectáculos similares se suman otras en las que venía pensando esta semana.

El viernes por ejemplo fuimos tarde al supermercado, sin auto, pensando que eran pocas cosas que no me iba a dar trabajo traerlas yo misma. Como siempre no resultó así y mientras volvíamos con un minimercado a cuestas pensaba "qué bien me vendría ahora tener un bebé para cargar todas estas cosas en el cochecito".



Ayer nos citaron para entregarnos el informe anual de María Clara. Por pudor no me voy a extender sobre el mismo, pero todavía me pregunto cómo pasé por la puerta para salir. Minutos después, camino al trabajo pensaba "bueno, si no te elogian así tu trabajo, no está nada mal que te elogien así a tu hija". Sí, ya sé que en el Kinder Play de este año me porté considerablemente bien, que se vienen las encuestas de satisfacción a padres y demás. Pero dudo que nos digan nada que no sea cierto.



Por mucho tiempo suspiraba por tener una nena para poder comprarle toda esa ropa que uno mira en las vidrieras y a lo sumo puede comprarle a la nena de una amiga o prima (no tengo sobrinos). No digo que no lo aproveché, pero pensé que el periodo de gracia duraba unos cinco o seis años por lo menos. Resulta que desde que María Clara tiene dos que tengo que negociar con ella cada vez que compramos una prenda de vestir. Hasta las bombachitas. Ni que decir de la negociación diaria sobre lo que va a lucir ése día (y eso que la mayoría de las veces al jardín va con uniforme).

Este fin de semana estaba invitada al cumpleaños de una amiga newbie, de mi trabajo número dos. Lo festejaba junto con el de su hija que cumplía ocho, así que aunque ni yo conocía a su hija ni ella a la mía me invitó con María Clara, aunque me aclaró que entendía que las nenas no se conocían entre sí y que eran más grandes que María Clara y que no iba a conocer a nadie, así que si no quería venir no había problema. Cabe destacar que yo tampoco conocía a su familia, a sus amigos ni conocidos, más que a ella misma. En la plateada situación pensé que me venía muy bien tener una hija porque así al menos iba a tener con quien hablar de algo puesto que la cumpleañera no iba a estar todo el tiempo ocupándose de mi. Conclusión: Poco importaba que la mayoría de los niños tuviera cuatro años y una cabeza más de altura que ella, o que no se hubiera visto con ninguno en las cortas existencias de todos ellos. La vi cuando llegamos y después cuando logré encontrarla debajo de unas dos toneladas de maquillaje brillante con flores y mariposas. ¿La madre de la criatura que tampoco conocía a nadie? Bien, gracias.


Capítulo aparte merecen todas esas actividades extraescolares, con ballet, gimnasia artística, fútbol, rugby y artes marciales a la cabeza; que los niños realizan mucho más por deseos insatisfechos de sus padres que por voluntad propia. Y pensar que mi mamá no suspiraba en absoluto para que mi hermana y yo practicáramos danzas clásicas. Dios le da pan al que no tiene dientes!



Cruzando la vereda me acuerdo de las mañanas dominicales que había que ir a misa en mi infancia. Ir a misa un domingo a la tarde o el viernes a la nochecita es una cosa, y levantarte un día que podés seguir durmiendo es otra. Sumado a que la misa me parecía más aburrida (hereje! pero estamos hablando de mis épocas pre comunión y eso que la tomé bastante chiquita) encima en esas ocasiones mi madre nos ataviaba con vestiditos con punto smock igualitos, medias que pican y zapatos de esos que aprietan. Considerando que en general después había "reunión de primos" el atuendo formal molestaba aún más. También era aburrido esperar a que mi madre terminara de maquillarse con esmero, sin poder moverse una vez que había terminado de acicalar a su prole.
Pero lo más temible no era la misa en sí, para nada; sino lo que denominaríamos el After. Los saludos de aquí y allá, señoras en extremo perfumadas y con labiales que dejaban recuerdo con exclamaciones del estilo "¡así que estas son tus nenas!" "¡qué grandes que están!" "¡se parecen tanto a vos!" "¡Te felicito, están preciosas tus nenas!" y demás frases de compromiso por el estilo.

Nunca terminé de descifrar a quién pertenecían esos rostros desconocidos, ni por qué era tan importante saludar a gente que la gente menuda de la casa no conocía y de la que nunca había escuchado hablar.
Hace poco tiempo mi madre contó que cuando comenzó a circular por ése entorno que ella estaba embarazada por primera vez, hubo un rumor que no podía ser, que ya era grande para empezar a tener chicos. Mi mamá se casó a los 35, se ve que en esa época más de uno pensaba que ya después de eso no podías tener tu primer hijo, por ahí el quinto o el sexto sí, pero el primer no!
No eran las épocas de pantalones de tiro bajo o remeras con lycra, así que tuvo que esperar bastante para lucirse, pero finalmente llegó el día que fue a la iglesia "con toooda la panza" como cuenta mi mamá, y este grupo de señoras estas la miraban sin ningún disimulo, sin poder darle crédito a sus ojos.
Supongo que entonces no era casual que nos presentáramos, literalmente, como la familia Ingalls en la iglesia los domingos a la mañana. Lo que pasa es que cuando uno es chico es como decía Mafalda: uno agarró empezada la película, y casi nadie está dispuesto a contarte el principio.


¿Alguien suma al anecdotario alguna situación de haberle servido a sus padres o adultos cercanos precisamente por ser chicos? ¿O alguna vez te vino muy bien tener un chiquito cerca?


14 comentarios:

Ann dijo...

Hola Lola! Acabo de ver tu advertencia sobre comentar sólo si vamos a ser más coherentes... mmmhh medio que me cohibiste eh? Pero no importa, lo voy a intentar.
En mi caso, que no tengo sobrinos propios, el haber conocido a los ¡12! sobrinos de mi marido me convirtió, así de repente, en tía de una variedad de niños, de rango de edad de 20 años a recién nacidos. Al principio me sirvieron para relacionarme con la familia, ya que fueron los primeros con los que pude hablar libremente (soy tímida con adultos, pero al ser maestra, me encanta charlar con chicos!)
Más adelante, y ya instalada en la familia, confieso que he "utilizado" a alguna que otra sobrina... A ver, por ejemplo, este año, con 27 semanas de embarazo, "tuve" que llevar a 2 de ellas a ver Casi Angeles... Pobres, a ellas poco les importaba, pero yo nunca había ido a ver nada de Cris Morena! No podía cerrar mi etapa de no-mamá sin haber pasado por esa experiencia...
Además, y más importante, el año pasado quedamos a cargo de la más chiquita, de casi 2 años, por un fin de semana, y eso nos sirvió para jugar a la mamá y el papá y darnos cuenta de que queríamos y nos sentíamos bastante listos para ser padres. El día que se fue empezamos a buscar a G, mi bebé, que hoy tiene 3 meses y que es víctima de mi elección de vestuarios y combinación loca de colores!
Me quedó larguísimo el comentario, perdón! Trataré de ser más breve la próxima (porque voy a seguir viniendo!)
Saludos

Any dijo...

Felicidades a la orgullosa mamá de MC! Esa nena viene pisando fuerte eh?
Disculpe mi ignorancia, que es "newbie"??? Y vos que tal lo pasaste en el cumple? Sos igual de sociable que MC?
Mi vieja si soñaba con que yo fuera Eleonora Cassano; y yo no tenía la menor intención de serlo. Fui a danza 3 años, y la mala onda y las protestas iban in crescendo. Finalmente cada vez que volvía de las clases me enfermaba, levantaba unas fiebres al borde de la convulsión. Alguien con mas criterio que mi progenitora se dió cuenta de la situación y me liberaron de las zapatillas de punta.
Uhhhh, tengo 13 sobrinos de 0 a 16 años; asi que imaginate como aprovecho! Claro que a veces se me vuelve en contra. He tenido que ver desde 100% Lucha hasta Bandana! Si, soy una de las 3 personas que asistió a un recital de Bandana, no lo divulgues.
Me llevo bárbaro con los chicos porque me pongo a nivel (que me cuesta poco) y ademas como los extraño durante el año en las vacaciones me agarran con el si fácil jajajaja.
La familia Ingalls ajjajajaja! Por un momento te imaginé corriendo detrás del perro blanco!
=D
un beso

Anita Lorileira dijo...

Hola Lola!!
No se porque extraña injusticia el malvado blogroll no me avisa cuando actualizas =(

No tengo hijos, y excepto mi primita de 2 años, un primito de 4 y uno de 7 no tengo mucha relacion con ningun niño...
Si soy hija (tengo 22 recien cumpliditos) y era una MC cuando era chica...
Desde que tengo memoria elijo que ponerme lo de las imposiciones a mi no me iba...

Mama quizo que yo hiciera danza fui capitana 10 años de un equipo de handball
Querian que estudiar magisterio estoy en 3er año de ingenieria...

En fin lo mio era hacer sufrir a los padres...

Tema aparte el de ir a misa, lo mio es la herejia a full, me obligaron durante 5 o 6 años a ir todos los domingos hasta que un dia no fui mas, y hoy creo que piso una iglesia y me desintegro...

Aprovecharme de niños... creo que he llevado alguna vez a alguno de mis prim@s a upa para no hacer cola en esos lugares eternos (dicese de nextel por ejemplo) Terrible lo mio no?

Te mando un besote Lola!!

P.d: no me pasas la data de la farmacia en que te atendieron tan bien asi la linkeo al post??

Y cuando quieras participar de pinkworl, sos una revisionista invitada!! =)

tia elsa dijo...

A mi simpre me sirvió para ir al cine a ver películas infantiles que son las que más me gustan o para que me dejen pasar en una cola interminable. Les debo unas cuantas a mis locos bajitos, claro que ellos no lo saben. Besos tía Elsa.

Virginia Prieto dijo...

me vino muy bien tener a mi hermano cerca. al tener una diferencia de casi 11 años al pobre chico lo tenía de un lado para otro y varias veces me hizo pata ( a veces sin querer, pobre) en mis habituales locuras.
lo peor es que no solo a él lo arrastraba sino también a mi ahijado agustín y al mejor amigo de mi hermano, eric, también 11 años menor.
me pongo a pensar y...bueno, mi disculpa es que era joven y muyyy alocada.

felicitaciones por MC! que lindos esos informes que nos ponen doble ancho XD!

Lola dijo...

- Ann, antes que nada bienvenida a este mundo sin sentido (no te preocupes que lo de ser más coherentes que la autora lo puse para asustar, es imposible que alguien me supere en incoherencia).
Por un lado veo que está gneial haber tenido tantos sobrinos politicos para entrar con el pie derecho a la familia; pero en mi caso, no sé cuánto me hubiera durado el maquillaje de "qué lindos son los niños" cuando alguno se pusiera un tanto pesadito y no pudiera resistir el comentario tipo "hacé callar a esa criatura por favor!".
Ahora me preocupaste con lo de los espectáculos de Cris Morena, no fui a ver ninguno ni de mamá; y muchísimo menos antes de eso! Ahora por un buen tiempo no creo que haga nada; igual hay tantos sucedaneos tipo el show de... (cualquier personaje de discover kids).
Aprovechá a tu bebé mientras se deje vestir como a vos te guste porque dura TAN pero tan poco!
Como te habrás dado cuenta por la extension de esta respuesta (si es que no habías visto ninguna antes) la extensión en este blog no es ningún problema!

- Any: Sabés que ya pasaron dos días, casi tres, y sigo sin regresar a mis proporciones normales, jejeje. La verdad es que siendo que no recibí ninguna queja en todo el año no se iban a descolgar con algo a fin de año, o al menos no correspondería pero la verdad es que fue una sorpresa hermosa... Y pensar que yo iba con un poco de miedo!!!
Por newbie quise dar a entender que es una amiga nueva o novata en esto de ser amiga (no en nuestra profesion que tiene más experiencia que yo). No sabés lo sociable que soy, sobre todo en un ambiente así donde no conozco a nadie, te diría que tan sociable que creo que MC es adoptada, mirá.
Cambiando de tema, yendo a la cuestión danzas clásicas tu madre era de avanzada!!! No era muy frecuente en nuestra época (bueno, asumiendo que tenemos más o menos la misma edad, aunque ahora me doy cuenta que no lo sé) que las madres mandaran a sus hijas a danzas por sus propios deseos insatifechos. Muchas madres actuales deberían leerte! Porque si bien yo fui porque me gustaba a mí y a mis padres no ( no es que no les gustara que hiciera ballet, sino que para ellos para hacerlo había que hacerlo "bien" y en este país hacerlo bien significa hacer un colegio mediocre y por la mitad; y no estaban dispuestos a eso. Consintieron sabiendo que era "plata tirada" porque no iban a permitir que dejara la escuela doble escolaridad (salvo que fuera una onda paloma herrera, que obvio nunca llegué a ser).
Y siendo completamente honestas, reconozco que hacer ballet, bien hecho... es un embole total!!!!! Creo que son tres minutos de bailar por cada hora de ensayo!
Cambiando nuevamente de tema, me sorprendí con la cantidad de sobrinos!!! Tus hermanos tienen una especie de misión de repoblar el planeta o algo así? Igual los felicito, qué paciencia! A vos más bien te envidio, es lindo tener sobrinos (bueh, no tengo de sangre, pero sí de los otros, creo que se le parecen) aunque no debe ser lindo extrañarlos.
De Bandana no entendí qu es lo que no tenía que divulgar: que acompañaste a tus sobrinas o más bien que te llevaste a tus sobrinas para tener una excusa de ir a ver a tu grupo favorito? (jajajaja)
Che, y la familia Ingalls, no, nada que ver con esa escena precisamente, sino que iban todos empilchados a la iglesia el domingo,y las nenas se ponían unos vestiditos más lindos y las dos igulaes (pero sin trenzas eh?, a mi mamá mucho no le gustaban!)

Lola dijo...

- Anita (jajaja, tres comentarios al hilo con alguna variedad del nombre Ana, jaja))
Ni idea lo del blogroll... uso el reader (en general es bastante gauchito)
Nunca pensé que iba a decir esto, pero pobre tu madre!!! No hay derecho a que una no pueda elegirle la ropa a su hija hasta que ésta tenga unos... ¿18 años? jaja
Qué sorpresa no te hacía capitana de handball, sí te hubiera imaginado como tu mamá, con años de danza (aunque no llegues a Paloma Herrera, ni a Eleonora Cassano) hay que reconocerle que hace milagros con la postura... eso sí, el handball debe quemar muchísimas más calorías, y seguramente el ambiente al ser deporte de equipo es mucho más sano. El ambiente de la danza clásica es una mierd... (habría que ponerlo literalmente con todas las letras)
Ahora, magisterio ni loca!!!!!!! Ahí sí, menos mal que te revelaste, lo bien que hiciste (y con una carrera como la gente diría mi madre, que ahora está enamorada de los ingenieros!)
Lo de llevar a algún niño para zafar de una fila no es tan grave, siempre y cuando no haya humo en el ambiente... claro, esto lo digo siendo mamá, todavía no entiendo bien qué prioridad tiene una señora con un bebé en cochecito que están ambos ahí lo más alegres de la vida, cuando uno anda apurada, con tacos, con treinta pquetes, etc...
Yendo al tema Weleda (sí, si en los post ya no tengo coherencia, en las respuestas se me termina de ir a la miercoles) te cuento que fue en la Farmacia Danesa (Av. Cabildo 2171 - entre Juramento y Mendoza) es una farmacia enorme, creo que la más conocida de belgrano, y lo que es de farmacia, salvo que no se consiga en todo el país, allá lo tienen. Lo que es perfumería también lo tieen muy bien surtido (tienen dermoelementos, weleda y bioderma, entre otras lineas no tan fáciles de conseguir). No compré demasiadas cosas de perfumería, pero al menos en farmacia (donde compro todo lo que es x la prepaga, que no es nada poco) siempre me atendieron espectacular. En perfumería esta última vez compré el gel cremoso de ducha de rosa mosqueta (para ser un jabón no es super barato, pero $42 no es demasiado hoy en día) y me dieron (sin pedir en absoluto porque nunca lo hago) una muestra de aceite corporal de espino amarillo y un aceite para celulitis con abedul. Ambos en sus botellitas de vidrio de 10 ml con sus cajitas, un primor ... bueh, nada del otro mundo, pero por lo que había comprado, y considrando lo amarretes que suelen ser con las muestras, demasiado no?
Gracias por la invitación a pinkworld!

Lola dijo...

- Tía: Me hiciste acordar de, valga la redundancia, mi propia tía, que el último año que vivió (un tanto dramática la frase, porque nada hacía sospechar que iba a ser el último año9) fue ese que se estrenó Manuelita, y buscaba desesperadamente algún nene porque moría por ir a verla (hace más de diez años de esto, MC no estaba ni en los planes) y al final dijo qué tanto, y fue con otra amiga de la misma edad que ella! Y seguro le gustó ma´s que a los nenes que había en la misma sala que se movían, se fastidiaban y preguntaban si faltaba mucho!
Lo de las colas es un clásico, aunque siempre pongo la objeción de que no sea en un lugar cerrado con demasiada gente o con el aire muy viciado... la estrategia no está mal pero a veces maría clara se ponía tan fastidiosa en una situación así que creo que era preferible esperar toda la fila sin bebé que dos minutos con ella! (bueh, sumemosle mi poca paciencia, como siempre!)
Y no te preocupes que no hace falta que les contemos nada... cuando tengan hijos ellos mismos se van a dar cuenta solitos... y nos vana felicitar por el buen ejemplo! jaja

- Vir: No hace falta que expliques nada, con lo que contaste en tu blog sobre Milikito ya está todo dicho! jajaja (me acuerdo del post y me vuelvo a reir!)
Seguramente en tu favor también debe haber muchas más "patas" que vos le hiciste a tu hermano que las que él te hizo a vos aún sin saber.
Sos un lujo de hermana mayor, la mía me lleva dos años y no me hacía pata para ir ni a la esquina (si yo quería ir a una esquina, supongo que ella iba a la ortra!). No me quiero imaginar su los años que nos separaban hubieran sido once!
Gracias por las felicitaciones para MC... la verdad es que sospecho que la felicidad me va a durar unos cuantos días, y a esta altura del año es algo nada fácil de lograr!

Anita Lorileira dijo...

Yo no soy Ana, soy Anahi (el anita lorileira proviene de una deformacion hecha por mi novio de mi nombre y mi apellido)
Gracias por la data la voy a agregar al post (nunca esta de mas la data de donde te atienden bien y te dan muestritas!)

El deporte te enseña a trabajar en equipo, pero competencia tambien hay... eso si comia como un lechon y estaba puro musculo (jamas fui flaca) ahora sigo puro musculo, pero me quedaron las piernas horribles de tanto handball (creo que se pueden llegar a confundir con las de maradona)

Con respecto a la carrera me decian que no era una carrera de mujer (escuche eso toda mi vida de boca de mi papa), pero como quien trabaja y se paga la facultad soy yo me anote donde se me canto (ahora que lo veo en perspectiva madre, deseo que MC no sea como yo)

El precio del gel de ducha no me asusta (creo que el precio de nada en este pais me asusta), pero entre nos cometi el terrible pecado del gel de ducha de Kenzoki (170$) y es imposible despegarme de el... no imagino mis mañanas sin esa fragancia a jenjibre (trastornada! yo?)
Como notaras, coherencia no es algo que abunde en mi. Un placer "charlar" con vos!!

BesoteS!

RosaMaría dijo...

Siempre, siempre... tener un chiquito cerca, desde recién nacido hasta 10-12años, depende,siempre te renueva, te dan la cuota de ternura que se va perdiendo con los años. Hermoso relato, entrañable, las fotos una preciosura, estoy encantada de haber pasado por tu blog. Un abrazo cariñoso.

RosaMaría dijo...

Después de leer los comentarios, veo que soy muy parca para ellos. Me llamó la atención lo de Welleda,relativamente nuevo en el país o eso creo, pues en R.Mejía, llegaron hace poco. Excelentes productos que usaba en en España, ya que al ser esteticista, estudiaba sus propiedades y son muy buenas.
Esto no es propaganda es comentario puro, la dental de Ratania es buenísima, aunque cara, no hace espuma, poner poca y cepillar encías también.
Perdón por la perorata. Besos para disculparme.

Ceci dijo...

Hola lola!
Yo despunto el vicio con mi sobrina que acaba de cumplir 4, la única niña que hay de mi lado de la flia. (resultamos poco prolíficos vio!) Le compro de todo. Voy por la calle y veo algo que me gusta y emseguida pienso en ella. El problema es que la tengo lejos, así que cuando viene para acá aprovecho para llevarla a pasear a los lugares que me gustan a mí!
Los otros sobrinos, por parte de los hermanos de mi marido ya estan todos gigantes, son adolescentes todos. Igual desde que eran chicos hasta hoy, yo soy la que se encarga de comprarles los regalitos para navidad o cumpleaños.
Con respecto a la carrera, antes de empezar a estudiar mi papá (que es abogado, bueno juez) me dijo que pensara mejor antes de empezar abogacia, que mejor otra carrera. Yo no le hice caso, y ojala lo hubiera escuchado porque hoy que soy abogada desde hace años y no tengo otro entrenamiento, la verdad es que no me gusta el ejercicio de la profesión.
Besos y felicitaciones por el informe de MC

Lola dijo...

- Anita: Bueno, el nombre igual iba por ahí (igual me encanta Anita), Lola en mi caso no responde a Dolores, sino a Lucía :P
Respecto de handball, hubo una época que empezamos a jugar y era muuuucho más divertido que el volley (qué deporte aburrido, por favor! ni debería llamarse deporte!) y una madre, super estirada ella, puso el grito en el cielo de que eso les hacía feo cuerpo a las chicas! En ese momento la odié... pero al menos por las piernas, por lo que decís tenía razón... Igual los moretones del jockey muy estéticos no son tampoco (igual pasan rápido) y el volley como decía, ni debería considerarse deporte. Bueh, con ese criterio la equitación tampoco, y además dicen que favorece la celulitis, pero es otra cosa... al menos el caballo suele ser buen compañero! jaja
Respecto a qué carrera seguir, mirá no sé si será o no de mujer, pero por lo que sé trabajo a los ingenieros no les falta... o al menos les es un poquito más facil que al resto de las profesiones... te digo que sólo por eso hoy me arrepiento; al final no vendría a ser mejor una carrera que no te entusiasme demasiado pero que te da satisfacciones que una que te gusta pero lo único que sentís es cómo te la hacen cada vez más dificil?
No sé cómo está el tema competencia con los hombres, porque cuando hay de los dos sexos, siempre es un tema para las mujeres... ahí por ahí te hubiera convenido estudiar magisterio... aunque (sin haber puesto nunca un pie en un magisterio) cuando son todas mujeres (mi trabajo, no todas pero casi en mi sector) te la pasás cubriendo a embarazadas, operaciones de oidos de mocositos (no lo digo despectivamente por algo los operan) y demases; cuando vos bien también hubieras necesitado esas licencias (ni te cuento ahora que salen de licencia x maternidad dos que no puedo ni ver... ya decidí que no es mi problema aunque la gerente me quiera engatuzar de todas las formas posibles).
Y yendo a temas más agradables, no probé nada de la línea corporal de KenzoKi, pero sí otros productos de la línea de jengibre y es preciosa!!! Espero que traiga bastante o rinda bien porque la verdad es que para ser corporal es bastante caro, y uno sufre pensando cuando se termine. Con lo que sí me tentaste mucho el otro día es con la crema corporal suave escarcha de bambú que leí en un commnet de otro blog hace unos días. Me vengo resistiendo pero la verdad es que en verano es dificil encontrar cremas corporales tolerables y eso en cambio es una invitación a usarla... supongo que cuando empiece el calor en serio voy a terminar sucumbiendo!

-Rosa María: Tenés razón en lo que respecta a tener un niño cerca, muchas veces pienso que si no fuera por mi hija, todo lo que vengo pasando laboralmente en los últimos tres años (o cuatro, o cinco) hubieran terminado por volverme una persona muy amargada... o al menos bastante más de lo que ya soy.
Me alegra mucho que te hayan gustado las ilustraciones del post, en general es una parte importante en mi blog y me alegra que sean apreciadas (sé que no es lo mismo que pintarlas, pero elegirlas a veces requiere cierto trabajo, aunque siempre agradable).
- sigue abajo -

Lola dijo...

-Rosa María II: Acá te habrás dado cuenta que no hay que pedir disculpas por peroratas (sino debería empezar cada comentario pidiendo disculpas unas treinta y siete veces).
Lo que lamento es que hayas revelado tu profesión de esteticista... ahora que sé ya no te voy a dejar en paz, jijiji.
De todas formas, para que no te asustes en relación a cuánto nos podemos desviar de la charla original, lo de Weleda venía desde un post del blog de Anita.
Me alegra saber de una profesional que los productos son tan buenos, lástima que ese dentífrico no lo vi nunca, en realidad no encuentro weleda en muchos lugares todavía, pero investigaré (ni que me costara tanto!)
Gracias por el dato!

- Ceci: Tu sobrinita va a tener motivos de más entonces para ponerse celoso de su primito/a... no significa que necesariamente vaya a ser así, pero con la tía que tiene, evidentemente motivos no le van a faltar!
Respecto a los sobrinos por parte de marido, yo tampoco tengo, pero sí hijos de primos de mi marido, que aunque no viven en buenos aires, nos llevamos muy bien y tratamos de vernos lo más que podemos; y definitivamente pareciera como los que terminan de integrar al nuevo miembro a la familia (al margen, por ese lado tu bebé/a sí que va a estar mimado si hace tanto que no había un bebé).
Lamento lo de tu carrera, espero que al menos te dé satisfacciones, a mí mi carrera me gusta (o me gustaba, ya ni sé) pero encuentro que me da pocas satisfacciones... así que no sé qué es peor! Yo consideré estudiar derecho para llegar a jueza, de hecho era lo que me atraía de abogacía... hoy en día pienso que menos mal que no me hice caso! jaja

Besos!