jueves, 6 de octubre de 2011

Pasos



Erase una vez un hombre que en en cincuenta y cinco años de trabajo nunca llegó tarde a su trabajo.  Cuando lo hacía en relación de dependencia porque tenía un jefe, y cuando dejó de tenerlo, porque había que dar el ejemplo.  Durante más de treinta años se despertaba seis menos cuarto, se afeitaba, bañaba, preparaba el desayuno, desayunaba y puntualmente estaba en el garaje a las 7, para manejar hasta casi 50 kilómetros para llegar a su trabajo en varias oportunidades.
Dificilmente llegara tarde a algún sitio, y cuando ocurría era responsabilidad de terceros.
Nunca se atrasaba en el pago de una cuenta y tenía todos sus relojes sincronizados.
Evidentemente si a alguien no hacía falta marcarle el paso, era a este hombre.
Pero como al destino le gusta divertirse con nosotros, y bastante seguido, a este señor empezó a atrasarle el corazón, al punto que este fin de semana trabajaba literalmente a media máquina.
La única solución:  colocarle un marcapasos.
Al menos el travieso destino tuvo la bondad de brindar una solución simple a un problema grave, y no como suele suceder al revés.  Al menos nos brinda la fantasía de ser expeditivos.

Como ya habrán imaginado, el protagonista de esta historia es mi papá; a quien le colocan el marcapasos hoy después de varios días en terapia;  y las patitas son las de MC pocos días después de nacer.

21 comentarios:

Ann dijo...

Ayyy Lola, qué momento. Como decís, el destino a veces es caprichoso o irónico... Qué bueno que el marcapasos haya sido la solución.

Espero que estén todos bien!

Un beso

Mirta Lepetisa dijo...

Vi la etiqueta que le pusite al post: ¡matasanos! Un poco más de fe en la medicina por favorrr

Any dijo...

Ouch! Espero que pronto esté bien. Uno no gana para sustos con esta gente che.
A acompañarlo entonces

Esos piecitos me mataron!

un beso

Etienne dijo...

A estas cuestiones hay que tomarlas con calma, serenarse y confiar en los matasanos que ellos la saben lunga.
Tranqui que ese corazón volverá a marcar el ritmo otra vez!
Ah! Y esos piecitos son sencillamente adorables!!
Besos!!

Dany dijo...

Marcar los pasos. De eso se trata...nada más y nada menos. Que ande todo bien.

maria jesus dijo...

Espero que todo haya salido bien

Ceci dijo...

¡que pronto este mejor, y marcando el tiempo como siempre! Te mando un fuerte abrazo, cariños

Cecilia dijo...

Es la vida... Mucha suerte, de corazón.

Lola dijo...

- Ann: Creo que es más el susto de lo que podría haber pasado que lo que realmente pasó... en fin, no me lo banco al destino cuando se pone travieso, pero lo prefiro así antes que trágico (estoy medio melodramática hoy) Gracias por tus buenos deseos

- Mirta: Lo de matasanos es cariñosamente... no me crees no? hacés bien! En realidad la etiqueta quedó por algunos a los que hice referenia al inicio del blog, la verdad que esta vez no tengo nada para decir de lo que atendieron a mi papá (pero tampoco elogio demasiado porque creo que da mala suerte!)

- Any: Definitivamente con lo de los sustos, es el tercero en menos de un año! En la terapia casi todos se acordaban de él, hasta uno que hace las rondas a la mañana cuando lo vio el primer lunes le dijo "qué hace usted otra vez por acá?".
Por suerte está bien, a tal punto que está más inquieto de lo que eran los piecitos de MC en ése entonces y eso ya es mucho decir! Gracias por la buena onda

- Etienne: Por una vez coincido, en este caso los matasanos se han portado en forma admirable, pasa que a veces somos nosotros, que de puro desconfiados nomás nos cuesta relajarnos y ceder la posta aunque sea por un rato.
Por suerte todo salió bien, al menos por ahora. Y coincido con los piecitos, y bueno, dificil que tuviera otra opinión no? Eso sí, creo que no va a zafar de calzar 39 o más! (mejor, conseguirá zapatos en las liquidaciones con mayor facilidad que su madre con un popular 37

- Dany: Sí, muy acertado. Nada más ni nada menos... ahora me cuesta pensar que el resto de la humanidad no tengamos un marcapasos y nos dejen así a la buena de Dios confiando que nuestro corazoncito solo se va a portar bien y a hacer su trabajo... pero bueno supongo que es producto de estar una semana adentro de una unidad coronaria donde tener o esperar un marcapasos es lo mejor que te puede pasar.
Gacias por tus buenos deseos

- Ma. Jesús: Por suerte salió todo muy bien, y con lo complicado de salud que es mi papá es mucho decir! Ahora queda esperar que todo siga igual de bien.

- Ceci: Ya está mucho mejor y en casa, lo que queda es el cuidado de la herida nada más, y rezar que todo siga así. Por lo de marcar el paso no te preocupes porque ya está despierto desde la seis (no te podés imaginar la felicidad de mi madre, jajajaja). Gracias por tus palabras.

- Cecilia: Sí, es la vida, que últimamente se viene divirtiendo demasiado con mi familia... pero bueno, mientras el resultado sea como en esta ocasión no me quejo y hasta me aguanto sus ironías. Gracias por tus buenos deseos.

Besos a todos!

Marina dijo...

Lola, creia que tu silencio se debia al trabajo, no me imaginè que habian operado a tu papà. Por lo que contas se està reponiendo muy bien, muchisima suerte para la rehabilitacion y mucha paciencia para vos y tu familia. Un beso grande

AGUSTIN dijo...

Ahora que, según decís en tus comentarios, pasó la tormenta, puedo bromear con tu post, y decirte que, evidentemente, no estabas hablando de mí, que aunque estoy a dos kilómetros del trabajo siempre llego tarde, que no puedo levantar a la mañana, que no desayuno por no preparármelo, etc, etc.
Mucha suerte!!!

Ronnie dijo...

Recién leo Lola!!! Qué bueno que según decpis, está todo mejorando!

Muchos besos, muy dulce el post!

tia elsa dijo...

Espero de corazón que todo haya salido bien, siempre pienso eso que la gente buena le pasan más cosas que a los que viven al borde del abismo. Te mando un beso enorme y que puedan pasar un día de la madre juntos y confiados. Besos tía Elsa.

Anabella dijo...

hay de todo corazòn espero q tu Papi este bien!!
un beso grande desde Roma
Anabella
Little Things

Lola dijo...

1 semana más tarde...

- Mari: Los problemas en el trabajo no se quedan atrás eh? para nada! por suerte mi papá bien (bueno mañana va al médico por control, así que toco madera) hasta está tan rompe cocos que si no estuviera bien ni se molestaría no? Gracias por preocuparte!

-Agustin: Evidentemente no es genético porque a mí también me cuesta ser puntual, no desayuno porque me parece una pérdida de tiempo, etc, etc... por lo menos nos quedará el consuelo de no necesitar un marcapasos cuando rondemos los ochenta? ojalá! (siempre y cuando lleguemos a los ochenta, claro. Y bueno, me pongo un poco fatídica en estos casos!)

- Ronnie: Gracias! Sí, toco madera por el control con el cirujano mañana, pero apartentemente todo bien. Y la verdad, cada vez compruebo más seguido que los chiquititos y los grandecitos se parecen! No sólo porque nos inspiran la misma ternura sino porque demandan más o menos igual. De hecho creo que MC de bebé no era tan demandante como mi papá ahora, jaja, pero mejor así, por lo tanto no me quejo.

- Tía, por suerte por ahora todo bien, gracias por precocuparte. Respecto que a la gente buena le pasan cosas malas, qué se yo, algunos dicen que se paga en vida, pero yo no lo creo, me resigné a que las cosas son así y por ahí en otro mundo sí las cosas son más justas. De todos modos a mi papá es dificil que las cosas le pudieran salir de otra manera a esta edad es dificil acostumbrarse a ser impuntual, dejado, etc.
Gracias por tus buenos deseos, ayer pasamos un día hermoso, espero que lo mismo ustedes!

- Anabella, gracias por pasar y por robarle un ratito a Giulia para dejar tus buenos deseos, evidentemente llegaron, gracias!

Rochitas dijo...

calculo que se trata de una suerte de ayuda para alguien que jamás dejó de medir la exactitud de sus pasos, y seguramente la vida le da esta oportunidad de bajar su nivel de autoexigencia y permitirse ser más allá de los parámetros estipulados.
las otras patitas recién comenzarán a darlos...

Pablix dijo...

Qué bueno que haya tenido una solución simple. Esperemos que mejore y que pueda continuar con su rutina como siempre, que seguro le hace bien.

A veces tener esas rutinas marcadas y automatizadas nos permite poner la improvisación y la atención en cosas más complejas que la merecen más.

Saludos!
http://paradoenelabismo.blogspot.com

Anabella dijo...

Lola!
Me encantò tu mensajito, Tomy hace mucho q me pedia una hermanita, pero verlo ahora cuan dulce es con ella, me llena de ternura, ovbio hay algùn momento de celos...pero siempre puede el amor! y èl saber q van a estar siempre juntos
un beso grande
Anabella
Little Things

Anabella dijo...

de nuevo yo....me ALEGRO Q TU PAPI ESTE BIEN!

Lola dijo...

- Rochitas: sí, debe ser una especie de ayuda para no dejar de ser auténticamente él mismo. Las patitas de la foto ya tienen más de cinco años y solo el pie debe medir como toda la pierna! Pero lo importante es que sus pasos estén bien encaminados. Veremos...

- Pablix: en realidad su rutina está bastante simplificada, pero a los 80 no se le puede pedir más no?
Estoy completamente de acuerdo en lo que decís, seguro que todo eso te permite concentrarte en cosas más importantes. Yo soy la prueba viviente: desperdicio horas al día en cosas que ya debería tener solucionadas hace rato. De todas maneras que una mujer pueda obviar el diario "qué me pongo" es una tarea un poco más compleja.

- Anabella: Vos sabés que todo esto que pasó con mi papá, y esta semana con mi mamá (que todavía no conté)me hace pensar que cuanto menos MC debería tener un hermanito para que el día de mañana no le caiga todo el fardo de los padres a ella solita, pobre. Pero bueno, de momento no es posible, y lo malo es que no quedan tantos momentos, pero veremos...
Gracias por tus palabras!

Besos!

Mai dijo...

Llego tarde para darte aliento... pero veo que las cosas se mejoraron.

Un beso grande