sábado, 24 de septiembre de 2011

Convocatoria literaria: Mi calle

de un lado:


 y del otro: 

(cesto de basura en primer plano.  Se nota que las fotos no son lo mío)


Mi calle es de doble sentido.  Por eso necesitaba ofrecer las dos perspectivas.  Será por eso que me gusta, pero me irrita.  Que apenas puse los pies en ella dije "aquí sí me gustaría vivir" pero a pesar de que transcurrieron siete años desde ese entonces, una parte de mí no renuncia a mi otra calle, la de mis otros 28 años.  Es amistosa, pero también en estos últimos tiempos, demasiado amistosa con los amigos de lo ajeno.  La distancia con la vereda de enfrente proporciona mucho aire y luz, pero también viento.  Y además es difícil conocer al vecinito de enfrente.  Puede llegar a ser incluso silenciosa en algunos momentos, pero a la hora "de los colegios" es como si uno viviera en medio de unos siete patios de recreo, aproximadamente.
No es ni angosta ni ancha.  Por lo tanto, no es íntima ni abierta.  Más de uno la considera una hermana menor de otra avenida cinco cuadras más abajo, pero como yo también soy hermana menor, no me molesta demasiado.  Está muy arbolada, pero en otoño ya cansa.
En un radio de pocos metros concentra varias confiterías y heladerías.  A veces se agradece y otras uno no para de repetir "no me dejes caer en la tentación".
De momento lo nuevo, lo mediano y lo relativamente antiguo conviven en armonía. Y la doble mano también. Esperemos que por mucho tiempo.

Y de yapa, mi cuadra es la de más arriba, pero también en mi calle, a pocas cuadras se encuentra esta iglesia, que yo considero algo así como salida de un cuento de hadas:

(La foto no le hace justicia)

Siempre que paso, me da la impresión que transplantaron un pedacito de otro país y otra época a mi barrio.  Y eso siempre se agradece.

Si quieren dar un paseo más largo Any los lleva desde su blog a otras calles.

33 comentarios:

Maga de Lioncourt dijo...

Qué diferencia entre tu calle y la mía, Lola!!

Si en mi calle hubieran llamadores de tentaciones como en la tuya, sería más feliz también ;-)

Qué lindo leerte!! Te mando un beso grande!!

Any dijo...

Uhhh esas calles bien anchas de Buenos Aires! Uds tienen unas avenidas espectaculares, y te tocó vivir en una por lo que veo. Me imagino el quilombo en la rush hour jajajaj!
Las confiterías son de esas donde uno puede comer tortas? Esos lugares donde uno entra y elige entre 20 tortas diferentes, guau! Sabés que aca casi no hay ese tipo de lugar; eso es muy bonaerense (digo bonaerense porque en Mar de Plata por ej, también se estila)
Aca somos mas de heladería o café simplemente. Y el típico "Carlito" (tostado de jamon y queso con ketchup) que tendrás que probar cuando vengas.
Me encantó la iglesia, es muy linda, ideal para escenografía de película.
Gracias Lolette por sumarte
un beso

CAS dijo...

Me gusta el doble sentido de tu relato..digo de tu calle. Me gustan los dobles sentidos, que hacen de nuestra cabeza una vía más ancha, más dispuesta, más abierta. En fin me gusta tu calle (...y ni hablar de Buenos Aires, que la adoro!!!)

Un fuerte abrazo, Lola

ojo dijo...

Jajaja, ni una cosa, ni la otra, sino todo lo contrario!

Concuerdo con Any en lo de la amplitud de las avenidas de Buenos aires.
Y te envidio los árboles. En mi barrio casi no hay. Desde mi casa veo puro cemento. Me salva la vista a la bahía.

La Iglesia pone presencia.

saludos

Mirta Lepetisa dijo...

La verdad que sí. Con esa arquitectura y las palmeras parece un pedacito de Caribe.

Etienne dijo...

La calle en la que yo vivo también es doble mano pero no tiene ni la mitad de esos árboles, aunque una placita verdea el panorama.
De vez en cuando se escuchan frenazos y algún que otro choque porque la cruza una calle en diagonal de la cual los automovilistas emergen veloces e imprudentes.
El barrio es tranquilo y tiene pocas ocasiones de tentarse, aunque me deja el centro bastante a mano, por eso no me quejo.
No es un mal lugar para vivir, aunque cambiaría departamento por casa con patio, nomás para poder hacer un asadito...
Besos!!

Rochitas dijo...

Primera vez por aquí y gracias a las calles de Any. Y no quería deja de contarle que estuve a punto de subir la foto de otra que considero mi calle, porque la calle de uno no es esa donde por azar vivimos sino también la que eligimos; la que habla mucho de nosotros.
Vaya sorpresa que me llevo cuando que su foto es casi la misma que iba a subir, pero tomada desde Las Heras hacia la esquina de Cnel Diaz y French.
Somos vecinas. Si es que no me falló la visión.

Rochitas dijo...

lo que si me falló es el tipeo ;)

Ann dijo...

Uh, llegué tarde a la convocatoria de Any... me hubiera divertido hacer algo así!

Tu calle me agota de sólo mirarla... qué campesina soy! jaja

Besos!

Lola dijo...

- Maga: Cuando intentás ponerte a dieta no es muy divertido. Cuando tenés una hija chiquita y pedigüeña, tampoco!
Cuando estás antojadísima, eso sí, genial.
Se te extraña en viaje en globo!

- Any: Para mí, esta es una avenida común y corriente, al menos en cuanto al tamaño! No sabía que no eran tan comunes las avenidas, y eso que las hay dos, tres, cuatro, o vaya a saber cuántas veces más anchas!
Che, lo de las tortas también me sorprende, no es normal que en una confitería haya tortas? La mayoría son así, bastante chicas y con tortas, también hay algunas en las que es sólo para llevar.
Lo del Carlitos me habían hablado, y me da mucha curiosidad eso que lo tuesten con el ketchup!!!! Pero bueno, tanta gente no puede estar equivocada no?
Un placer sumarme a la convocatoria.

- CAS: bienvenida! Gracias por tu reflexión, no lo había visto de esa manera, sólo suelo concluir que soy complicada y que nada me viene bien! Veo que sos de Uruguay, pasé mucho tiempo en ese país. También tienen lugares envidiables eh?

- Ojo, ante todo te doy la bienvenida! Después, vi que también sos de Montevideo. Pasé mucho tiempo en Montevideo, la verdad no me había dado cuenta que le faltaran árboles, salvo tal vez a la parte de la Ciudad Vieja... aunque supongo que aquí pasa igual en el casco histórico... bueno, tampoco conozco todo Montevideo!

- Mirtha: Wowwwwww, Caribe? Voy a volver a mirar bien mi barrio! La iglesia me parece más bien de la campiña inglesa... el resto, todo lindo, pero me faltaría una playita, jaja

Lola dijo...

- Etienne: Otro más que me hace darme cuenta que Buenos Aires, o al menos mi calle, es muy arbolada! Voy a dejar de considerarlo normal entonces y a apreciarlo más. Eso sí, en verano, cuando ya está todo el follaje, casi no se ve la calle ni la vereda.
Aquí es un problema el tránsito, por suerte hay semaforos en las esquinas, pero más adentro, algunas no tienen, y que te cedan el paso como peatón, aunque estés con una nena de cinco años, es una utopía. Y yo que me vanagloriaba que el colegio me quedaba a dos cuadras!
A veces considero que sería más seguro que fuera y volviera en micro! Igual dicen que en el interior la gente muchas veces maneja muy mal, porque todos manejan y no hay tanto problema de tránsito... vaya uno a saber.
Yo también querría una casa, pero por aquí está difícil, hay que alejarse mucho para conseguir una de tamaño aceptable y que no cueste tres ojos de una misma cara; y de momento no estoy dispuesta a sacrificar el tener una parada de colectivo casi en la puerta ni el subte a cinco cuadras. Por otra parte, las casas cuando no están en barrios alejados, además de costar una fortuna, están rodeadas de edificios o estás con temor a que pronto te veas rodeado de edificios... De momento me conformo con la casa de fin de semana, pero no es cómodo ir y venir, y ni loca viviría allí. Además me daría miedo vivir en una casa hoy en día. Pero espero que allá el panorama no sea tan complicado y se te dé pronto.

-

- Rochitas: Bienvenida! Sí, no lo había pensado pero calle es también algunas otras que elegimos... pero creo que tendría tantas elegidas que no hubiera podido cumplir la consigna.
Y no, no es Las Heras, pero ahora que lo decís... volví a mirar con otros ojos, y se le parece bastante en algunos tramos! Por suerte pasan menos colectivos y tiene menos tránsito. Aunque no me molestaría vivir frente al parque, al hospital, o en la isla!

- Rochitas II: no te preocupes, se entiende perfecto (algún día blogger nos dejará editar comentarios, tengamos fé)

- Ann; qué lástima, me hubiera encantado ver tu calle. Igual creo que Any acepta contribuciones más tardías, según lo que leí en su blog.
Me reí con lo que te agotaste de solo mirarla! En el momento en que saqué las fotos estaba super tranquila, no sabés lo que es en otros momentos. Y eso que no se compara con otras avenidas, no pasan tantas líneas de colectivo, ni es el centro ni nada parecido!
Igual te entiendo porque en Pinamar y en el country se nota la diferencia. Ojo, igual yo más tranquilo que eso no podría, por ejemplo en Cariló, y más si es de noche, me muero de la angustia.

Besos!

alfredo dijo...

Saludos Lola, vengo de la calle de enfrente.

Veo que tu calles es algo así como multidisciplinar, dos direcciones, luces y vientos, amigos y no tanto, silenciosa y ruidosa.
¿Qué más se le puede pedir a una calle?

Sutíl ironía en el fondo de tu texto.
Encantado de visitarte,
Besos

Rochitas dijo...

Jamás había oído mencionar esa novela, y coincido en que la frase tenía más que que ver con mi texto. Las estrellas miran impasibles, claro, como las calles, como las fechas...
Esa suerte de indiferencia, de desapego, que me cuesta creer, porque en el fondo presiento que a pesar de sus posturas, nos reconocen y procuran un ida y vuelta con cada uno de nosotros que quizás, solamente, no logramos descifrar. Una especie de dialecto que tal vez algún día aprendamos a maniobrar. Me impacta el parecido de la primer foto con la cuadra de Cnel Díaz entre Juncal y French, hasta por el kiosco de revistas...
la iglesia sí que me desconcertaba pero pensé que se trataba de otra de las calles que habían sido protagonistas.
Mmm ahora me tiro más hacia Flores... o me considero absolutamente lost.
Vuelva Lola, que valga la ocasión para no perderse.

maria jose moreno dijo...

Tu relato me atrapa en esas dos direcciones y sin pensarlo me lleva hasta esa iglesia que como bien dices parece salida de un cuento de hadas. Es preciosa.
Encantada de conocerte y espero que nos veamos por los jueves.
Un beso

Cecilia dijo...

Qué buena idea! Me gusta el post!
Gracias por todas las cosas que escribiste en mi post. Sirve mucho las opiniones.
Besitos.

Ceci dijo...

Lola que alegría verte por acá!
Me gusta tu calle y las sutilezas de tu texto al que nos tenes acostumbrados! Yo diría que la calle está en Villa del Parque?
Por aca tambien padezco lo de los colegios, en tres cuadras a laredonda tengo todos los colegios de caballito. Je!
Besito

Neogeminis dijo...

Preciosa manera de hacernos conocer -y sentir- la magia de tu calle y tu barrio!
Se agradece...

Saludos, de otra "andante" de esta convocatoria callejera.

Pepe dijo...

Creo que es la primera vez que deambulo por tu calle y me ha encantado el paisaje que veo. Me gustan las calles de doble sentido, porque garantizan la vuelta una vez que se ha ido. Agitada a ratos, tranquila en otros, bien comunicada, arbolada y frondosa (salvo en otoño) y con esa preciosa iglesia según se aprecia por la fachada. Definitivamente, me gusta tu calle. Si me lo permites, será un placer volver a transitar por ella.
Un abrazo.

Ronnie dijo...

Ay cómo me gustó este relato!! Me fui al blog de la iniciativa, y me encantó leer sobre más y más calles!

Sean las que sean, las calles arboladísimas son las más lindas del mundo, en cualquier lugar!

Como siempre, gracias Lola x lo lindo que escribís, y x el tour!

Besotes!!!!!!!!!!!

Gastón D. Avale dijo...

genial...gracias por mostrarnos tu calle... un lindo relato para conocerte... te sigo, asi que seguramente vuelva por esta calle a leer sobre tus paredes. besos

Natàlia Tàrraco dijo...

Salvando las distancias y el océano, tu calle me suena muuucho, se parece la tira con la calle donde crecí en Barcelona, vete por dónde, igualitos árboles, anchota, y similares tiendas, ambiente, ruidos, confiterías "picoteos" et, et.

A veces las distancias no son tantas, aunque el sabor del idioma, ese gesto, esas maneras, dan la diferencia, vivan esos detalles.
Besitos.

Juan Carlos dijo...

Me ha recordado la calle de mi infancia en Madrid, hasta quería buscar referencias (tiendas, bancos, etc).
Describes bien esa falta de embrujo de las calles anchas, no son como otras que vamos leyendo en otros relatos de este jueves.
La Iglesia coincido, bastante extraña. Me recuerda una que desentona en la calle Goya.
Encantado de conocerte, besos.

Lola dijo...

- Alfredo: un placer la visita, y bienvenido! Otra ironía es que es una calle bastante para adultos, y sin embargo, está rodeada de colegios (y sí, casi que no me decidía por ninguno de ellos para mi hija). De todas formas la ironía mayor es su placidez y su sensación de seguridad, contrapuesta con los hechos delictivos que se vienen sucediendo en los úlitmos tiempos lamentablemente...

- Rochitas: Es una novela excelente (y claro si es una de mis favoritas, jaja) aunque algunos hoy en día tal vez la considerarían pasada de moda.
Si te ponés a pensar el tiempo también es impasible. Alguna vez lo leí, y me quedó grabado a fuego, que cuando nos enfrentamos a una decisión importante, por ejemplo qué carrera estudiar, tenemos que pensar que esos cinco años van a pasar igual y que nuestras cavilaciones no detienen el tiempo sino que el tiempo nos pasa por arriba en esas ocasiones.
Es cierto que se parece a Coronel Díaz en que ambas son muy arboladas, pero coronel díaz no es doble mano.
Y no, no es Flores, es Belgrano (casi, casi, jajaja)

- María José: me alegro de haberte llevado de paseo un rato, y si fue sin esfuerzo mucho más.
Mi vida está llena de dobles sentidos, supongo que la de todos pero no puedo afirmarlo así que no generalizo, pero basta con que sea determinante en algo para que la vida se empeñe en demostrarme lo contrario, así que ahora me ando con más cuidado.
También encantada de conocerte y esperando cruzarnos asiduamente.

- Cecilia (para difrenciarla de la de más abajo). Gracias! Me alegro que te haya gustado. Si bien pensé muchas veces en abrir un beauty blog y ninca me decido, no por eso me privo de opinar sobre el tema!

- Ceci: Gracias! No pensé que era sutil el texto, de hecho siempre pensé que no era muy buena con las descripciones.
Mi calle está un poquito más acá, en Belgrano (bueno, acá para mí, jajaja, para otros debe ser más allá).
No sé si te referís a esos colegios pero una vez estaba por Rivadavia a la hora pico de colegios, a la altura del San Cirano, Marianista y alguno más que no se veía a simple viste (no me saques de Rivadavia que me pierdo) y sí, un caos! Y lo peor es que cuando tenés chicos seguro que no te viene bien ninguno, a mí me costó decidirme, pero creo que mandarla cerca de casa fue una decisión acertada, aunque como está el tránsito es más peligroso ser peatón por dos o tres cuadras que pasajero por unas cuantas, aún así pensé que si tanta gente tiene este colegio lejos, por qué desaprovecharlo si tenía esta posibilidad, de última invierto la diferencia de precio en el colegio en lugar de en un transporte escolar y encima mi hija no se pasa media vida arriba de un micro (me fui para cuaquier lado! lo sé!)

Lola dijo...

- Neogéminis: me alegra haber podido transmitir ese no-sé-qué que yo le encontré la primera vez que fui (o al menos la primera vez con conciencia), y como decías en tu blog, si bien esta calle me hizo sentir en casa desde el comienzo, no puedo terminar a renunciar a la de mi infancia (adolescencia, juventu, adultez, jajaj, pero eso es otra cosa!)

- Ronnie: Gracias! No me hagas poner colorada (que estoy muy blanca todavía, jaja!). Y mirá que me costó, y la prueba es que usé frases cortas, lo que no es habitual en mí (habrá sido una indirecta? jaja)
Yo no era una persona que se diera cuenta demasiado de la importancia de los árboles, hasta que mi papá tuvo que podar algunos en pinamar y ufff, cómo se los extrañó! Más tarde, con el boom de los countries, me quedaba sorprendida de ver brutos emprendimientos, totalmente deslucidos porque no había ni un árbol raquítico (incluidos los barrios top de nordelta en sus inicios). Hasta Facundo tuvo que viajar a una ciudad de Venezuela (Maturin) y dijo que era horrible, cuando empezó a enumerar lo primero que dijo es "no tiene árboles"... Creo que me voy a plantar algunos en el balcón (y ya que estamos, espero que tu jardincito haya florecido más esta primavera, el año pasado ya se lo veía super)

- Gastón: Gracias! Un placer participar de la convocatoria y más aún la sorpresa de conocer tanta gente (y calles!)
Ojalá volvamos a cruzarnos.

- Natalia: No te imaginás la alegría que me das al decir que mi calle se parece a Barcelona!!! Junto con Alicante, me parecen dos ciudades hermosas para vivir. Ahora me consuelo un poco más de no vivir en ellas! (además que yo catalán, cero!)

- Juan Carlos: Venía de visitar muchas calles de ese lado del charco y no dejaba de sorprenderme la uniformidad de las construcciones de allí! Me alegro mucho que igual mi calle se parezca a las españolas, porque es un país que adoro, y que más allá de algunos inconvenientes de gente intolerante (como hay en todos lados) siempre nos hacen sentir como en casa. Eso sí por suerte no se nos congela el agua en las tuberías como pasa allí, por el contrario en verano el calor no es seco, sino humedo, y eso es insufrible) Voy a ver si encuentro alguna imagen de esa catedral que mencionás, yo por mi parte no me acostumbro a esta a pesar de pasar casi todos los días, siempre me sorprende ese pedacito de otro lugar y tiempo tan cerca de casa.

Besos!

Maria Paula Villanueva dijo...

Vivo en Italia y extraño las calles y callejones de Argentina, desde Córdoba a Buenos Aires. Acá todo es tan estrecho, tan apretado... cuelgan sábanas de los balcones, hablan las mujeres de vereda a vereda, los autos están todos rayados... pero tiene su encanto. Mucho encanto. De todas formas, uno es de horizontes, de pampas, de infinidad en la mirada. Gracias por llevarme a Buenos Aires por un rato!
Te sigo!

tia elsa dijo...

No serás fotografa profesional pero las fotos dan fé de tus palabras. La iglesia tenés razón parece salida de un cuento de hadas. Besos tía Elsa.

XoseAntón dijo...

De doble sentido, hasta ambigua tal como la muestras. Preciosa luz y sí, la iglesia parece de otro tiempo.

Bikiños

Gamar dijo...

Esa calle me suena muy conocida, pero no caigo bien.
Y cuando florecen los jacarandá, un placer.
saludos

gustavo dijo...

a las buenas tardes....principios de otoño en este lado del atlántico...y por fin llego a tu calle, pues os ando leyendo de apoco, despacito, con calma, saboreando...por que saborear es lo que he hecho al leer tu calle y con tus palabras...
calle amplia, y de doble sentido, calle loca a la hora de los colegios, calle, en fin, de urbe grande..ay, no te la cambiaba por estas mis calles de pueblo de zamora,españa, de 600 habitantes...¡y eso que viví en madrid algún tiempo y algún tiempo esa vorágine me atrapó!...pero solemos ser hijos de donde pacemos y a eso nos acostumbramos...
ah,¿esa iglesia de dónde sale' es como si hubiera sido robada de cualquier ciudad de españa o de cualquier publo gande de españa? está como perdida en medio de esas calles...pero..precisamente por eso es linda, muy linda, una mota de belleza dentro de cierto caos...
medio beso.

Carmen Andújar dijo...

Muy linda tu calle y bien descrita. Lo de las confiterías si me gustaría verlas,mejor que los bares, porque al menos no trasnochan, y bueno lo de la tentación, de vez en cuando hay que darse un gustazo.
Un saludo, me ha gustado leerte.

Lola dijo...

- María Paula: Gracias a vos por ampliarme el horizonte! Uno sabe, pero no llega a interiorizar que no todas las calles son como las "pampas". La primera vez que viajé a Europa me sorprendió que pudiera haber calles por donde no pasaban autos!

- Tía, me alegro que se note la esencia a pesar de mis falencias gráficas! jaja. Viví casi treinta años relativamente cerca (menos de 30 cuadras) y nunca había visto esa iglesia. Lo sé porque me gustó tanto que estoy segura que sino la recordaría. Buenos Aires tiene eso, nunca deja de sorprender.

- XoséAntón: Me alegra haber podido transmitir esa ambigüedad. Raro no? (la ambigüedad digo). Gracias a este jueves-sabado literario me he llegado a dar cuenta que las calles tan amplias y tan iluminadas no son tan comunes como yo pensaba... nada como mirarnos "desde la vereda de enfrente" como decímos acá. Gracias por pasar.

- Gamar: si sos de Buenos Aires es probable que la conozcas, no es una avenida principal pero es bastante larga. Ahora de árboles no entiendo ni jota! Salvo que estos cumplen muy bien su función

- Gustavo: Qué honor que el anfitrión general, y del otro lado del charco, o de la vereda en este caso, honre a este humilde blog con su presencia.
Honor además porque así, de a poco para que dure, es como leo lo que aprecio mucho y sé que escasea.
Como venía diciendo, uno vive en una calle muy amplia, pero se da cuenta que estaba estrecho de miras, porque a pesar de haberlas visitado y saber que existen, tengo esa tendencia a pensar que es normal que las calles tengan esa amplitud. Eso sí, nos aisla demasiado, de hecho apenas conozco a mis vecinos de edificio, de los otros edificios ni noticias quienes viven... qué loco que conozcamos tanto a personas que viven a miles de kilómetros y nada a nuestros de quien nos separa una calle o una pared no?
No entiendo demasiado de arquitectura, así que bien pueden haberla transplantado de España, pero por cierto, aquí rinde culto como iglesia anglicana!

- Carmen: Otra forma de ver qué estrecha de miras estoy, realmente me doy cuenta que en este barrio faltan bares y sobran confiterías! Es cierto lo de la tranochada, así que mejor dejémoslo ahí, a pesar que las confiterías sean más engordantes!

Besos a todos.

Pablix dijo...

¡Qué lindo que estés enamorada de tu calle!

"La distancia con la vereda de enfrente proporciona mucho aire y luz, pero también viento." con esa descripción (y algo de lo que sigue después) me hiciste acordar a Sheldon Cooper cuando describe "su spot" (su lugar) y es hermoso que lo hayas encontrado.

Saludos!
http://paradoenelabismo.blogspot.com

Lola dijo...

Pablix: Bienvenido! Mirá, no soy muy fan de TBBT, pero la forma de hacer descripciones tendrá algo que ver con el CI? Con tener el 10% me conformo! No vi ese cap. voy a ver si lo encuentro.
Besos