lunes, 5 de diciembre de 2011

Rumbo al desempleo 9: Esperar

Tenía una profesora en la facultad que una vez planteó algo que me resultó muy interesante.  Preguntaba si la espera, la pura espera, existía y en caso de existir, qué difícil era encontrar un ejemplo.

Podríamos clasificar a los esperadores en las siguientes cateogrías:


1) Los derrotistas.  Parecen los esperadores en su estado más puro, pero engañan.  En realidad la espera los encuentra a ellos, simplemente porque en esa actitud son presa fácil de las esperas.



2) Los contrafóbicos:  Con tal de no sentir que pierden el tiempo se llevan un libro, tres revistas de crucigramas, otras tantas de sudokus, esmalte de uñas, algún trabajito de costura, o el tejido;  además responden mails, pagan cuentas por internet y hasta cumplen con hacerle el llamado semanal a la tía bisabuela.



3) Los indignados:  No importa que quejarse no sirva para reducir la espera, al menos llenan ese tiempo con algo.  Tampoco es una espera propiamente dicha, ya que como dice el famoso refrán "el que espera desespera".  Sí, la bocina del auto es la voz de queja más potente que existe actualmente en el mercado.  Con la ventaja que no dice incoherencias como las señoras en el supermercado o en la sala de espera del médico.



4) Los observadores:  también parecen esperadores de raza, pero no nos engañemos.  Suelen extraer increíbles enseñanzas de estas observaciones.  Es así como el esperador-observador tiene muchas chances de elegir la caja que avanzará más rápido en un supermercado, sabrá identificar con unos valiosos segundos de anticipación el momento en el que un niño estallará en un berrinche (y mudarse a otro planeta, como mínimo).  También sabrá cuánto es el promedio de propinas que se está dejando ese día en determinado restaurante; y hasta tiene un gran sentido de la moda, ya que en su imaginación le ha cambiado la ropa, el peinado y los accesorios a casi todas las personas que lo rodean.



5) Los dormilones:  Calculo que no necesita explicación.  Aunque podría encuadrarse dentro de la categoría de los contrafóbicos:  ¿qué mejor manera de aprovechar el tiempo?


6) Los veraneantes:  También aprovechan el tiempo, pero se diferencian de los contrafóbicos en que no les angustia esperar, sino que precisamente estaban buscando ese espacio en blanco para lo que sea:  descansar en una sala de espera, charlar con las otras personas en la fila del banco (si fuera tan tedioso esperar en la fila del banco estarían haciendo la transacción por internet en la gran mayoría de los casos, que bien es lo mismo), para no ser los primeros en llegar a una fiesta en la que no conocemos a nadie o para espiar en la mesa de al lado a ver de qué se trata en realidad el daube de boeuf à la provençale

Ahora bien ¿A santo de qué viene esta clasificación en esta saga?  Simplemente a título de que hace casi seis meses que empezó mi lío en el serpentario, y más de cuatro que presenté el proyecto en cuestión.  Y sigo esperando.



Y también sé que en breve se definirá, y ahora me entró esa ansiedad de pensar que al menos es más segura la incertidumbre actual que lo que me espere una vez que conozca el resultado.  Y entonces me parece que esperar no es tan malo...  si existiera la espera, claro.

Yo he pasado en mayor o menor medida por todas esas instancias, ,ya sea una espera de minutos en la caja del super o de meses en el trabajo.  Y también más de una a la vez, como por ejemplo llevar todo como una buena contrafóbica, y después quedarme dormida, o terminar de adivinar a qué colegio va cada niño a través del uniforme.  También tecleo sobre el volante (si no toco bocina es porque principalmente me molesta a mí)  sabiendo que esa barrera es imposible, y aún sí elegí el camino que incluye esa barrera.  Puedo ir con total resignación a hacer media hora de fila en la caja del supermercado  y terminar charlando con la señora de adelante...  o redactando mentalmente un post.



¿Y ustedes qué clase de esperadores son?

18 comentarios:

don vito andolina dijo...

Hola, preciosas letras van desnudando la pura y genuina belleza de este hermoso blog, si te va la palabra elegida, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos dudosos...

Any dijo...

Ahjajajaja! que bueno!
Yo pertenezco a la categoría "indignados", digo incoherencias en voz alta como la señora de la fila del súper. El que me ve supondrá que soy una loca (y no está tan errado), resoplo, protesto y pongo caras. Lo peor es que en realidad todo esto no sirve para nada, me enojo sola como perro malo e igual debo esperar. Odio las colas, sobre todo en las oficinas públicas, me dan ganas de llevar un bidón de nafta e incendiar todo.
Si estuviera en tu lugar supongo que a esta altura caminaría por las paredes, la espera y la incertidumbre me matan.
Ojalá haya definición antes de fin de año, como para ir sabiendo a que atenerse en el 2012.
Un beso grande

Mai dijo...

Qué tema la espera! Yo ni te cuento como estoy esperando que llegue el 27 para la visita de Matias... ya pasé por todas las etapas!

Yo soy bàsicamente del tipo "observadora", pero eso no quita que tenga dias de los otros esperadores... y mas que nada cuando voy al correo o a la agencia fiscal, que es la muerrrrteeeee... generalmente miro a los otros que esperan y me imagino sus respectivas historias. Una novelera vieja, bah!

Etienne dijo...

La verdad que me identifico con varios aspectos de diferentes clases de esperador: por ejemplo, yo desconecto mi mente cuando sé que tengo que esperar (en una cola de pago fácil por ejemplo) pero también me entretengo mirando a la gente, aunque esto lo hago caminando, andando en cole...
No tengo gran poder de concentración esperando, no podría leer un artículo de un página a doble carilla, por ejemplo.
No me enojo, sé que es lo que hay que hacer para llegar al objetivo.
En el súper elijo la fila más corta, pero siempre cierra la caja, se le termina el rollo del papel fiscal o la señora de adelante usó una tarjeta que no tiene fondos (estos contratiempo no tienen nada que ver con la espera).
Besos esperanzados!

Anónimo dijo...

Baby Etchecopar le contesta a La ventana indiscreta de Julia

Verónica Marsá dijo...

Hola! Pues clara y declaradamente contrafóbica. Aunque luego no haga uso de nada de lo que llevo a cuestas, voy prevenida y soy precavida llevando en el bolso cualquier cosa de leer que no leo. Sino, hago pasar el tiempo de observadora ¡En este país, eso es mejor que ir al zoo!!!

Besos a raudales.

tia elsa dijo...

uf un poco de todo, pero más fóbica, de esas que llevan el libro o la revista, aunque a veces termino hablando u observando, eso me sirve para los post jaja! pero tu espera es distinta, tiene que ver con tu presente y futuro, espero que sea para bien. Besos tía Elsa.

Lola dijo...

- Don Vito: no entendí los besos dudosos... no le encuentro relación con lo que escribí, encantada acepto explicaciones.

- Any: no, no, la actitud del indignado es una de las más sanas; naide debería disfrutar una espera. Yo trato de adaptarme, pero cuando estoy apurada no sabés la de caras que puedo llegar a ser y cómo me saldría el camionero de adentro para gritar "qué mierda les pasa que esto no avanza"... te digo poco me falta eh? Por suerte muchas de esas veces es en el auto y suelo estar sola, solo por eso debe ser que todavía no me internaron, jajajaja
La solución para no caminar por las paredes es que ninguna opción te venga demasiado bien, ni que sí ni que no... y ahí te bancás la espera un poco mejor (eso sí mientras tanto duermo con las mandíbulas tan apretadas que no engaño a nadie!)
Respecto al año que viene lo mismo, las dos cosas me dan miedo entonces prefiero no saber... sobre todo si se define de un día para el otro y me quedo sin vacaciones (porque de más está decir que todavía no terminamos de armar ningún plan, así que tampoco es que me voy ahora y por lo menos ya disfruté....

- Mai: un gusto encontrarse con otra esperadora tan versátil como yo! aunque ahora me doy cuenta que hay temas mucho más importantes que un trabajo,y eso está bueno para bajar un cambio (al margen, espero que les vaya mucho muy bien el 27... no podían haberles dado turno cuatro días antes así pasaban la navidad un poco más tranquilos?)
Yo también tuve una etapa muy novelera... ahora la muchos se dedican a hablar por celular entretanto y te facilitan demasiado las cosas, ya casi no dejan nada librado a la imaginaicón!

- Etienne: Si no fuera una esperadora muy experimentada casi podrías hacerme creer que sos un esperador puro y de raza.
Respecto a los contrafóbicos me parece que diste en el punto; yo creo que casi nadie tiene demasiada concentración cuando está esperando pero les asusta tanto perder el tiempo que no importa que les lleve media hora leer lo que en otras circunstancias podrían hacer en tres minutos.
Y felicitate por saber elegir bien la fila del supermercado, no es fácil sobre todo cuando uno tiene ese complejo de que "siempre me toca la peor fila"... yo lo tenía hasta que me empecé a entretener mirando quién estaba último en las otras filas a ver si me hubiera tocado antes efectivamente si me quedaba en esa caja o no... el resto son imponderables que no responden a la lógica (y que también me pasa... y ahí me pongo en modo protestona y desesperada... que no se comente!)

Lola dijo...

- Anonimo: te agredecería que no utilices este espacio para publicidad, y mucho menos de personas por las que no siento ninguna simpatía (la prox. vez lo borro, están todos avisados)

- Verónica: He comprobado que la mayoría de los contrafóbicos en realidad nunca llegan a utilizar lo que llevan para soportar la espera, es el simple hecho de tranquilizarse pensando que si querés hacer algo, tenés con qué. La única contrafóbica que conozco que hace algo productivo en una espera es mi hermana, pero es tal el volumen de cosas que acarrea, que ya sólo por eso debe usar algo, por lo que le costó transportarse así.
Me reí mucho con lo del zoo... creeme que acá también es así!

- Tía: Un placer encontrarme con más "escribidoras mentales de post", jajaja... y qué mejor forma de aprovechar el tiempo.
Como decía más arriba, yo creo que cuando uno lleva de todo casi nunca lo utiliza, pero es tranquilizador saber que está... la misma lógica aplico para irme de vacaciones: llevo de todo no porque piense que lo voy a necesitar efectivamente, sino porque detesto que me falte algo.
En esta espera larga, de meses también pasé por todo: putié contra los que no me dan una repsuesta (aunque reconozco que al menos me sirvió para descargarme, ja!)planifiqué mil cosas para hacer para "aprovechar que tengo un poco más de tiempo libre" (de más está decir que ni tuve demasiado tiempo libre, y mucho menos que no hice ninguna de las cosas planificadas) me dediqué a observar si era mejor ser una trabajadora o una ama de casa (te digo que de ambos bandos, encuentro ejemplos que dan mucho miedo!); incluso veranenate, pensando que al menos descansaba de mi jefa, jefa al cuadrado, etc... pero si bien descanso de ellas, lo que se dice descanso, hubo bien poco!
Y como tampoco me convence al 100% ninguna de las dos posiblidades (que me echen y me indemnicen, o que pueda llevar adelante el proyecto con una buena paga) me deja demasiado satisfecha, es como que me banco mejor la espera.

Besos!

Bella dijo...

Contrafóbica y observadora. Si me puedo sentar leo, si tengo que estar parada miro todo.


Esperar sucks!

PD/ Suerte con lo laboral, ojalá el cierre del año tmb le ponga cierre a ese temita!

Ann dijo...

Yo soy una contrafóbica de primera, pero cuando por algún motivo me olvido de algún objeto acompañante, me vuelvo la peor de las indignadas. Por suerte el BB hace que eso ya no suceda!

Un beso Lola, me encantó este catálogo!

Lola dijo...

Bella: sí, tu combinación es bastante inteligente... de hecho mi mamá no llevaba libro a veces por cábala, porque decía que cuando lo hacía, no tenía lugar para sentarse y entonces prefería esperar sentada sin nada que hacer que parada y encima cargando el libro... en fin, contra las cábalas no hay soluciones lógicas.
Lo laboral veremos, calculo que se define estos días, pero de todos modos me da miedo el resultado sea cual sea, así que me banco bien la espera!

- Ann: Totalmente el (la?) BB es indispensable en esta nueva generación de espera, tanto que ni lo incluí dándolo por descntado como una extensión de nuestro cuerpo, jajaja
De todos modos, con o sin BB, si se me está haciendo tarde me indgino de la peor forma, contra eso no hay quien me calme... y mejor no sigo porque no me estoy dejando bien parada a mí misma... me alegro que ent caso BB sirva para mansar a la fiera; eh, perdón digo para eantretener a la esperadora.

Besos!

Caro dijo...

Observadora, sin duda. No hace falta que esté esperando, siempre observo todo, más que nada a la gente, y a veces sin darme cuenta jejeje... y también desespero, obvio, odio esperar... lo peor es esperar una nota!! pero como bien dijiste en mi blog, la mejor parte es cuando se termina =D

Te mando un besote y gracias por pasar!!

oh nikita dijo...

uh, si, yo soy caso 2) mezcla con 3) según las circunstancias... por eso odio esa publicidad que dice
¨para vos que no soportas ni hacer la cola en un supermercado¨ (parece que va a continuar diciendo, ¨para vos, histérica, es que armamos esto para que no tengas que esperar¨- pero te apuesto que cuando llames a La Caja te va a atender una musiquita que te va a dejar esperando media hora!!!)

Cocorastuti dijo...

Escribí corto e interesante.
Feliz navidad!

Ceci dijo...

Supongo que soy una mezcla, si se que voy a esperar suelo llevarme un libro, u observo para capitalizar algunas situaciones en los posteos, tambien soy de los indignados, en fin...
Ya pasaron dos semanas de este posteo y todavía no sabemos nada del destino de tu proyecto, espero no se te diluya..
Te deseo felices fiestas Lola, que la pases en paz y en familia, te dejo un beso grande

Ronnie dijo...

No entendí mucho lo de tu profesora... acaso ella creía que no existían "tiempos muertos", es decir, siempre estás haciendo algo, en vez de en tránsito hacia algo? Raro el concepto de que la "espera no exista".... me lo quedo pensando un rato a ver si lo engancho...

En cuanto a tu clasificación, yo soy las de sudoku en el celular en cualquier mínimo intervalo...sería la 2) entonces! jajaja

(y eso que soy fácilmente "indignante", pero no tengo la cuota de impaciente, x lo cual aquí no aplicaría)

Ahí que seguí leyendo, veo que en ocasiones me toca mi espera "veraneante" también. jajajaj qué mix!


... Tarde pero finalmente, leí el post. Y aprovecho para adelantarme a las fechas y mandarte muchos buenos deseos para esta Navidad, y el año que se nos viene!

Muchos besos,

Lola dijo...

- Caro: veo que sos observadora de raza. Hay gente que la ponés a hacer tres horas de fila en un banco, o directamente a observar y no cazan ni ahí algunos detalles.
Esperar notas es de los más desesperante que hay. Cuando cursás con amigos una forma más o menos divertida de pasar ese tiempo es haciendo apuestas a cómo le fue a cada uno, a mí me super funcionaba (timbera yo? nah!)

- Nikita: Estudiaría sistemas solo para diseñar un programa que le gener un virus aterradoramente destructor cada vez que me dejan con la musiquita (encima deberíamosa gradecer que ahora en algunas empresas tienen la consideración de ponernos villancicos y afines?).
Pero lo que saca lo peor de mí es esta nueva modalidad que uno sale empapado de la ducha para atender el teléfono y te saltan con "un momento por favor, en instantes será atendido, no corte" Me llamás vos y encima tengo que esperar a que te dignes a hablarme y encima que no te corte?
Deberían darle el premio nobel al revés, si existiera, al que inventó ese sistema!
Aaaaaaaah, me enojé!
(no soy siempre así, no te asustes!)

- Cocorastuti: No entendí el mensaje: debería escribir corto e interesante? Ya escribo corto e interesante y eso está bien? Estás haciendo una afirmación sobre tu propio comentario?
Como sea, feliz navidad tambien

- Ceci: respecto de la espera, veo que sos más o menos como yo, depende del humor con el que nos agarre la espera. Los libros me han acompañado mucho en las esperas, cuando tengo la cabeza lo suficientemente despejada como para eso, pero cuando le había tomado la mano, inventaron este sistema con veinte letras y números, con lo cual encima de todo no es que sabés más o menos cuánto te falta y relajarte un rato.
En un lugar que no me molesta nada esperar es en la heladería... por algo será, jaja
Respecto al destino de mi proyecto, ya llevo cinco meses desde que lo presenté. Diluir no se va a diluir, una respuesta me tienen que dar... como todo, seguro lo hacen en la última semana del año (como escribo en el siguiente post, no puedo critircar cuando peco de lo mismo!)
Espero que uds. también pasen unas hermosas fiestas.

- Ronnie: El concepto de la profesora era más o menos ese. Digamos como que se entiende la espera como un "no hacer nada" y es imposible no hacer nada.
Como la paradoja de "no pensar"... no pensar es pensar en no-pensar (como decía Lisa Simpson). De cualquier modo, por algo no estudié filosofía ni nada parecido!
Yendo a cuestiones más mundanas, tu espera es bastante atildada... porque al menos si sos la 2 no llevás todo el equipaje encima. Reconozco que los celulares actuales facilitan mucho la vida del contrafóbico. Eso sí, después del primero creo que no me daría la vista para seguir haciendolos en el celular (al menos el 9x9) creo que hasta empezaría a vizquear (qué horror!)
También me encantó que te reconozcas como veraneante, creo que es la mejor forma de esperar. En varias ocasiones durante estos meses que lleva mi limbo laboral lo aproveché de esa manera (debería haberlo hecho más pero bueno, más no se me puede pedir)... y hablando de veranenates y de situaciones en las que no me molesta para nada esperar, como decía más arriba, destaco la heladería. No entiendo cómo la gente va a la heladería a sufrir, si en realidad el helado es más una excusa para salir a la noche en verano, ver gente y pavear, si no tenés tiempo para perder en la heladería ni tenés tiempo (ni ganas) de tomar helado.
Perdón por el divague, y espero que uds. también pasen una hermosa navidad, y como decís que el año que viene se nos venga con todo lo bueno que tenga para traernos (ojalá tu regreso a este mundillo porque se te extraña, aunque creo haberte dicho ya que entiendo y respeto tu decisión, es solo una expresión de deseo)

Besos!