jueves, 8 de marzo de 2012

Paralelismo

Mi papá tuvo la desgracia de perder a su propio padre siendo aún bastante joven. Por aquel entonces, como solía estilarse, quedó a cargo de su familia: madre, hermana, hermano adolescente y hermano púber.

Pocos años después los otros dos hermanos ya habían aprendido y tenían edad de manejar. A la hermana no le interesaba y la madre no sabía hacerlo. La solución en ése entonces fue vender el señor auto familiar y aportar alguna suma de dinero para obtener dos autos standard. Siempre me imaginé a los tres hermanos en esa democracia automovilistica y me resultaba muy simpático.

Transcurridos unos veinticinco o treinta años desde aquellas juveniles épocas mi papá se encontró con que tenía un auto, dos hijas jóvenes que ya sabían manejar, una esposa a la cual no le interesaba (a pesar de haber manejado muchísimo de soltera) y un perro que no sabía.

Para solucionar el problema, mi papá en su infinita sabiduría recurrió a la misma solución de aquella vez: dos autos para tres personas no era un mal promedio.

Claro que yo nunca había entendido muy bien que ése no era precisamente el criterio, sino éste otro: "un auto para mí, el otro para todos los demás"

Por lo menos esta vez no tuvo que vender su auto para eso, no estaba bien que para proveer a sus hijas de un auto tenga que desprenderse de su hijito varón de turno.


Años después, a mi pesar, me reconozco en los gestos de mi papá...  no sé si soy la única, pero me parece extraño que mis autos no tengan alma...  si saben tener cada personalidad!



11 comentarios:

Caro dijo...

Gracias por pasar! Quisimos ir a la Cumbresita pero no llegamos,no nos dio el auto...
Felicitaciones por tu nuevo contrato!! No sos la unica que se colgó con sus entradas vacacionales =P

Te mando un besote y muy feliz día =D

Ana O'Reilly dijo...

Me causo mucha gracia lo del auto como hijo. Yo debo tener cero instinto maternal, me da fiaca hasta llevarlo a lavar jaja!

maria jesus dijo...

Tengo un amigo que tiene como negocio taller de coches, dice que los hombres, pueden no cuidar a su familia, pero a su automóvil lo cuidan, así que es negocio seguro

Mai dijo...

Mis autos siempre tuvieron nombre (ademas de personalidad propia!) jajaja

Besos

Ronnie dijo...

A ver si entiendo el post: no hay un auto de cada uno, sino la idea es que los autos rotan y no son de ninguno y de todos?

(no va, estoy quemada, lo tuve que leer de nuevo)

Ah, no... tu papá no siguió el ejemplo de dividir pero sí tuvo la intención, aunque quedó SU auto y "el otro"... y vos vas por el mismo camino y querés que cada uno tenga el tuyo y no "común"?

Creo que es así, no? Yo banco esa teoría, pero la realidad es que acá el auto "bueno" es el que usa Oli, con lo que batallé, xq a veces me da culpa que el "muleto" haga 100km por día y un día lo deje a pata a mi marido, y nosotras acá con este tan modernoso que nos excede en tecnología! Yo quiero uno con MI personalidad! jajaja

Besos y de a poco me pongo al día, ya ves!!

Any dijo...

Si, una pena que el perro no manejara ... sino a esta altura serían ricos y famosos!

=D

Ahjajajajaj! cómo que "un auto para mi y el otro para los demás"??? Que personaje! Imagino que habrá habido mas de una contienda en tu casa.
No tengo ese problema, no tengo auto que a esta altura de la soirée requiere de un sueldo extra para mantenerlo (seguro, cochera, mantenimiento, patente ...). Sé que el que maneja no puede prescindir de su auto, es como un miembro mas de la familia (incluso mas importante a veces jajajaj, ese chiste de Mafalda es tal cual).
Andá juntando maravedíes porque si MC sale como su progenitora, reclamará (y con razón) su propio móvil en unos añetes jejeje.
Un beso

Cecilia dijo...

Es verdad. Mi padre no sacaba el auto para que no se ensucie!!!!!!!!!

Lola dijo...

- Caro: veo que el auto de uds. anda un poco rebelde. No importa, así tienen motivos para volver, jajaja
Espero retomar el ritmo con el blog, y tres dias despues, feliz dia atrasado para vos tambien (con eso me super colgué, casi ni me acordaba)

- Ana: No sé cómo será en los hombres que tienen hijos varones (de carne y hueso quiero decir) pero cuando no se tienen es así.
No es que te falle el instinto maternal, las mujeres en general somos así, vemos al auto más como un utilitario que otra cosa, le tenemos cariño, sí como a la batidora, a nuestra cocina o heladera, pero no conozco muchas mujeres de no sacar el auto si llueve para que no se ensucie... quedate tranquila sos normal, jaja!

- Ma. Jesús: No sabía que la cosa llegaba a tanto.
Al menos sabemos a qué dedicarnos si llegaramos a abrir un negocio no?... bah, no sé, si no podría tener un jardín de infantes por temor a lo que podrían decir las madres si uno se los devuelve con medio raspón; habría que ver qué tanto peor es un taller mecanico no? pero no está mal la idea como referencia!

- Mai: no, no, no!!!! Todos con nombre? Post al respecto!
Al margen, ahí ya no podría, así como no podría comerme a algo con nombre, no podría venderlo tampoco, calculo yo.
Eso sí, que tengan personalidad, ya nos excede, jajaja

Lola dijo...

- Ronnie: Cuando hay alguien que no entiende hay otro que no se sabe explicar. Para hacerla más simple (tené en cuenta que para mí lo simple es complicado, ja!) yo siempre creí que mi papá y sus dos hermanos compartían dos autos, y no, él siempre tuvo el suyo y el otro era para quien quisiera fueran los hermanos, la madre o el perro. Solo que yo de esto solo me di cuenta cuando pretendía (inocente de mí) que al tener dos autos para él, mi hermana y yo se iba a aplicar el mismo criterio, pero no, ahí me enteré que siempre había sido "un auto para mí, el otro para todos los demás"
Con Facu, cuando nos casamos estuvimos un tiempo con un solo auto, y la llevamos bastante bien (de hecho fue nuestro primer "hijo" en común!), desde que tenemos dos la verdad no hicimos demasiada diferencia entre ambos, son más o menos parecidos (uno con un par de años más que el otro, pero no es la super diferencia) y para el caso, un poco reconozco que no me molesta quedarme con el más familiar (por no decir más veterano) precisamente por eso mismo... veremos qué pasará el día que MC quiera manejar (aunque la tendencia indica que los futuros jóvenes no van a ver al auto como objeto de deseo... nos quedamos tranquilas entonces... o más intranquilas todavía?)
Al margen, me alegra muchísimo que hayas vuelto, y a riesgo de quedar super pesada (bah, con la seguridad de... mejor dicho) se te extraña horrores!

- Any: A alguien tenía que poner para hacer el paralelismo, y sólo me quedaba el perro (al margen, viste esa peli mi perro skip o algo así? la escena en la que el perro maneja es memorable! me hiciste acordar de algo lindo y eso siempre se agradece!)
Respecto del "un auto para mí, el otro para el resto" en mi casa no hubo mucho lugar a contiendas! bah, mi hermana sí, en eso se puede interpretar como que ella es una luchadora y yo una quedada o que ella lucha por imposibles y yo me reservo la energía para cosas posibles. Otro cantar fue las contiendas entre mi hermana y yo, pero eso ya da para otro post.
Respecto a lo que sale mantener un auto, había otro chiste genial de mafalda en el que libertad le contaba algo así como que su vecino había tenido que tomar un segundo empleo para llegar a fin de mes, pero llegaba tarde al segundo trabajo, entonces se compró un auto, pero de esa forma sueldo se le iba en el auto y de vuelta no le alcanzaba para vivir, pero al menos llegaba puntual a los dos trabajos... y te digo, es tal cual!
Yo prescindiría feliz del auto si tuviera chofer, jajaja, así cualquiera no? Hablando en serio, si bien me gusta menejar, es super estresante hacerlo en buenos aires y no lo disfruto para nada, lo evitaría su pudiera (o sea si con tranporte público llegara bien a todos lados y no perdiera algo así como un tercio de mi vida viajando, esperando y demas sería feliz! bueno, saquemos el subte y el tren, donde no la paso demasiado bien que digamos... pretenciosa la mina!)
Respecto de MC como decía más arriba los estudios de mercado indican que los jóvenes cada vez van a ir perdiendo más el interés en tener un auto propio... y yo me atengo a esa teoría (igenua la mina no? jajjajaa, por lo menos me faltan como 12 años... que no son nada lo sé, pero con algo hay que consolarse, mantener tres autos sería demasiado, y perder la autonomía, peor aún!)

- Ceci: Mi padre no llegó a esos extremos, pero casi! Y conozco varios como tu papá. Se ve que es regla, será que es una barrera de los sexos infranqueable, pero no entiendo cómo alguien puede elegir ensuciar su persona antes que su auto!

Bes

nadasepierde dijo...

mmm... ahora no tengo auto, pero creo que haría la de tu papá... un auto para mi, el otro para ustedes! La caridad bien entendida empieza por casa! jaaaaaaaaa!
Y si, los autos tienen personalidad propia, aunque descubrí que no siempre es como la del dueño... o será que hay dueños y dueños?
Un beso

Lola dijo...

Ana, la verdad es que pensándolo de la otra vereda ahora (o sea de madre, aunque falten como doce años para que mi hija esté en edad de manejar) la de mi viejo estaba genial! Será que de grandes nos volvemos más egoístas?
Respecto a la personalidad, qué conflicto para los autos que tuvieron más de un dueño no? O los que tienen más de un dueño simultaneamente (como nosotros que tenemos dos pero ninguno asignado especificamente a cada uno!)
Y en cuanto a que hay dueños y dueños, totalmente! Mi papá era tan cuidadoso con el auto que cuando se le descomponía o lo tenía que llevar al taller por algún motivo, todo el mundo (especialmente un hermano y un hermano de mi mamá) se peleaban por prestarle el auto... claro, se lo prestaban y mi papá se lo devolvía con el aceite cambiado, con alguna visita al mecanico, o algun que otro service... (y mis tíos eran lo más descuidado del mundo a lo que auto se refiere) Así yo también se lo prestaría, jajajaja

Besos!