viernes, 27 de marzo de 2009

¿Por qué nos gusta tanto leer?



En mi caso al menos, por aquel sentimiento menos sospechado: de lo controladora que soy.

Muchas veces, cuando las relaciones personales se me van a la miercoles, en general cuando me defraudan, o siento que me dejan sola, sobre todo creo que es en esos momentos, se me da por leer, para evadirme un poco supongo, pero otro poco, creo que es por saber que al menos en esto tengo el control de la situación.

Mirar tele también sirve, pero te exige seguirle el ritmo, que cuando estoy cruzada me cuesta horrores (hablo de mirar series que me gustan, no de Chiche o inutilisima satelital), bueno, con dvd no tanto porque se puede retroceder, porque cuando estoy así, no es nada raro que lea un parrafo cinco veces hasta entenderlo o que haya pasado dos páginas y caiga en la cuenta que no sabía qué estaba leyendo.

15 comentarios:

Maragena dijo...

Leer te transporta, te permite abrir una puerta imaginaria y conocer otro mundo maravilloso.
Hablo del pasado porque utimamente no leo ni el diario, una pena porque día a día me estoy embruteciendo.
De chica leía mucho en serio y gracias a eso siempre tuve buena ortografía y amplio vocabulario. No ahora que despues de cambiar pañales y preparar mamaderas a una nena de dos, con suerte armo frases de 3 palabras! Ja
Besos

Lola dijo...

Mara, a mí me parece muy coherente lo que escribís así que lo que serías antes (premio planeta mínimo, jaja)
Sobre el diario te digo que estamos igual, cada vez lo leo menos. Es que no quiero perder tiempo en leer una y otra vez las mismas cosas, jaja
Lo malo de la lectura es que cuando estás muy cansada te dormís. Lo bueno es que cuando estás con insomnio es una de las mejores compañías, y ultimamente me pasa tanto que el 20 de julio les voy a tener que hacer un regalo a mis libros (supongo que buscarles un amigo, jaja)

Besos!

Ana dijo...

Vos sabés que a mí me pasa al revés? Cuando no estoy como para pensar, cuando necesito "irme", entonces prendo la tele y no importa si no entiendo o no escucho del todo.

En cambio no soporto leer sin estar concentrada, me termino aburriendo y es probable que deje ese libro y no lo agarre más...

Lola dijo...

Anita, es que tenés que practicar tener un poco de poder de evasión como el mío.
Eso y ser una controladora de miercoles tambien. No soporto cuando en la tele pasan cosas y me doy cuenta que me las estoy perdiendo.
Es todo un arte :P

Besos!

tia elsa dijo...

A mi me pasa igual cuando siento angustia por algo no me puedo concentrar en nada, me alivio con una buena caminata, por lugares agradables, tipo barrios residenciales con muchas plantas y árboles. Cada uno sobrevive a las decepciones como puede jajaja! Besos tía Elsa.

Pilar dijo...

En un momento de mi vida de mucho dolor y frustración leer fue mi alivio. Ahora me cuesta muchísimo concentrarme!!! Creo que son ciclos y cada uno tiene que manejarlos a su manera. Que bueno para pensar porque nos pasan estas cosas, no???.Besos Pilar

Jane dijo...

Estás más loca que yo.
Pero creo que me pasa lo mismo, eh.

Ronnie dijo...

Mis pasatiempos ideales de toda la vida para "evadirme" son leer y armar puzzles, y digamos que es un poco más práctico el primero, no?

No hay nada como un buen libro. Y me ha pasado que me super enganché con títulos que cayeron en mis manos de casualidad! Si me atrapa, lo liquido en seguida; sin embargo a veces algunos se me hacen imposibles de seguir, pero a fuerza de "sufrimiento" los termino igual (bueno, salvo que sea espantosérrimo!). En este último caso inclusive me evado más aún porque me fuerzo a concentrarme!

Leer te transporta no solo a un lugar donde la mente no capta más sensaciones (como para "desenchufarte"), sino que te abre un poco a otras culturas, mundos, modos de ver las cosas, inclusive hasta sabores. Digamos que, aunque leas un libro muy malo, siempre aporta mucho. Por eso nos debe gustar.

Besotes!

Lola dijo...

Tía, supongo que de eso se trata, de concerse un poco y saber por qué hacemos algunas cosas o qué cosas nos hacen bien en determinado momento. Igual tu opción creo que es más sana, cada vez soy más "dura" para salir... pero bueno, es lo que hay... jaja

Pilar, me hiciste sentir acompañada. Tal vez es que estás pasando un muy buen momento. Yo me di cuenta que cuando estoy muy bien con la gente suelo leer menos, supongo que porque uno está contento con lo que tiene y no le hace falta evadirse con otras cosas.

Jane, más? jaja, puede ser. No soy quién para desmentirlo, te creo! No importa quién lo esté más o menos, si te pasa lo mismo debe ser un sintoma nomás, qué se le va a hacer :P

Ronnie!!!!!!!!!!! Amo, armar puzzles!!!! Es cierto que no es muy practico, sobre todo los que tardás unos cuantos días en hacerlos (igual hace poco me enteré que hay un enrollable que se puede guardar así a medio armar y seguirlo en cualquier momento sin que esté por el medio). Además ya no se ven mucho los Ravensburger. Y además algunos habitantes de esta casa se comerían las fichas, jaja. Dicen que a los que nos gustan los puzzles nos gusta el sudoku, y al menos en mi caso se confirma (y es mas facil de guardar, jaja)
Volviendo al tema de los libros, es cierto que los más "dificiles" a veces terminan teniendo un poder de evasión mucho más alto.A mí no me gusta dejar libros por la mitad, porque después si lo quiero retomar no me acuerdo de todo si sigo donde lo dejé y volver a empezarlo a veces es un bajón. He leido algunos libros dos tres cuatro e infinitas veces, pero una vez que ya sé que me gustan!

Besos!

toñi dijo...

Para mi leer es algo magico que me transporta, me relaja. Pero eso si, si me preocupa algo tambien me suele pasar eso, y cuando he leido el mismo parrafo una y otra vez y no me entero, mejor cerrar el libro y mirar un ratito la tele jajaja

Un beso

Lola dijo...

Toñi, gracias por pasar.
Sabés que casualmente mirando tu perfil me di cuenta que siete de los doce libros que ponés como favoritos me han gustado mucho.
Los otros cinco no, sólo porque no los he leido, así que gracias! Ahora sé qué leer!
Besos!

JulieFernn dijo...

A mi me agarra "sed de lectura". No sé explicarlo, pero puedo estar meses sin tocar un libro y de repente, zas!, me da la locura y leo tres al mismo tiempo.

Qué lindo es leer! Me está faltando enganche.

Lola dijo...

- Julie, a mí me pasa un poco lo mismo, sólo que ahora sé que cuando me encierro (y no en mi casa precisamente) es que se dan esos periodos de mucha lectura.
Ahhhhh, cuando te enganchás con un libro es maravilloso, es como si alguien estuviera siempre esperandote, jaja
Besos!

K-®y dijo...

Yo al reves, cuando estoy cruzada o distraida me mato con las series que no me requieren demasiada concentracion. En cambio si leo desconcentrada no entiendo un pomo y tengo que leer 15 veces la misma pagina.

Lola dijo...

Kary, se que es más normal que te cueste menos mirar tele que leer en esos casos, pero bueno, no soy nadie para hablar de normalidad :P
La única serie que puedo mirar cuando estoy en ese estado es Los Simpson y porque me sé casi todos los diálogos de memoria.

Besos!