jueves, 2 de abril de 2009

Algunas reflexiones y recuerdos de la era alfonsinista

No suelo escribir sobre el tema del momento por varios motivos: el primero soy terriblemente mala para seguir modas, el segundo porque cuando tanta gente escribe sobre lo mismo hay que esforzarse por hacerlo un poquito mejor que el resto para que tenga cierto atractivo al menos y tercero, como leer el diario ha bajado varios puestos en mi ranking de actividades cotidianas en estos últimos meses, lo último puedo pretender es que éste sea un blog de actualidad.
Hace algunas semanas escribía otra entrada sobre la supuesta ventaja con la que corren algunos países al contar con una monarquía, puesto que los miembros de ésta relevan al primer mandatario de tareas de representación y demás.
Hoy me doy cuenta que en realidad esta forma de actuar de nuestros jefes de estado no se correspondía con el perfil bajo que cultivaba Alfonsín y su entorno.
Yo estoy bastante convencida que si hace tres días le preguntábamos a cualquier argentino el nombre y apellido de la esposa de Raúl Alfonsín casi nadie hubiera sabido respondernos con exactitud. En cambio quién puede olvidar nombre, apellido, e incluso modista de las señoras esposas de los ex presidentes Carlos Menem, Fernando de la Rúa, Eduardo Duhalde, por no mencionar a la del último ex presidente Nestor Kirchner.
Cuántas tapas de revistas de cotilleos ocuparon los hijos de Raúl Alfonsín mostrando como inauguraban una agencia de motos, con su nuevo helicóptero, noviando con la cantante latinoamericana de turno, incordiando a otros turistas al ocupar todo un hotel en Bariloche o bien reclamando un apellido?
Consideremos que para el caso, el ex presidente Alfonsín tenía seis hijos, con lo cual al menos estadísticamente hablando podrían haber duplicado o triplicado el número de tapas de revista.
También cabe mencionar que el bajo perfil de la ex primera dama María Lorenza Barrenechea no fue cultivado a base de evitar cumplir con sus obligaciones protocolares, sino de hacerlo con discreción y eficiencia.
Seguramente no sean los mejores ejemplos, pero creo que sirven para ilustrar un estilo.
No voy a hablar de política porque para ése entonces yo era bastante chica y estaría hablando por boca de mis padres y demás mayores. Sí puedo decir que a pesar que fue a través de lo que percibía en mi entorno, de alguna manera participé de la alegría general de esos meses finales de 1983, jugando con el famoso saludo con las manos entrelazadas sobre el hombro izquierdo.
También recuerdo los meses de la hiperinflación, por supuesto. Hace no mucho veía en un programa de televisión y debo decir que, a pesar de lo grave que fue en ese momento, hoy en día esos famosos "saqueos a los supermercados" no tendrían lugar en ningún medio de noticias frente a la delincuencia e inseguridad que se han instalado como cotidianas.
De todos modos, y más allá de la tristeza generalizada, es bastante esperanzador que un pueblo como el argentino le esté rindiendo tamaño homenaje.

12 comentarios:

Ana dijo...

Te salió bastante bien a pesar de todo eh?

Yo también era muy chica, pero recuerdo el festejo en casa, la esperanza, e incluso haberlo acompañado a mi papá a votar, y tardar más de 8hs en poder llegar a la urna por la desorganización que había!

Creo que además de haberse ido un tipo honesto, lo que emociona es que se lleva un poquito de cada una de nuestras historias, a pesar de quedar en la historia.

Lola dijo...

Anita, creo que para nuestra generación es un poco así.
En el momento eramos muy chicos para tener una opinión propia, y hoy en día, habiendo visto lo que vimos (y estamos viendo) podemos valorar más otras cuestiones.
De todos modos, el objetivo de mi post era precisamente ése, rescatar un poco de nuestros recuerdo que no tienen que ver tanto con la politica (mis viejos jamás me llevaron con ellos a votar... así salí!)
Besos!

Jane dijo...

Yo estoy muy sorprendida, casi que creí que nadie le iba a dar bola. Y hace unos días que no paro de escuchar elogios.
Ya sé que la hiperinflación tuvo mucho que ver, pero no entiendo como alguien tan diferente y con tantas virtudes pudo quedar tan afuera de todo y casi olvidado.
No entiendo nada.

Minombresabeahierba dijo...

se dio la "causalidad" de que fue el mismo día de las Malvinas y del fallecimiento de Juan Pablo II.

pensaba que dolor de cabeza para Nestor Kirchner...adelanta las elecciones para ver si gana...y le vino de regalo postumo de Alfonsin, un enaltecimiento de los valores éticos....y la identificacion del pueblo con éstos valores..

tia elsa dijo...

En cambio yo era bastante grande jua soy histórica !y me acuerdo de todito, todito, pero coincido con Lola en lo maravilloso y emocionante de ver a tanta gente unida en la tristeza y el respeto a un Presidente que hizo lo mejor que pudo con honestidad, besos tía Elsa.

Lola dijo...

- Jane, yo también me sorprendí, pero para bien: es raro que los argentinos por una vez no nos hayamos quedado con la última y peor impresión (la hiper o el pacto de Olivos).
Yo creo que le gustaba más el bajo perfil, eso no significa que estuviera olvidado, eso es evidente.

- Claudio, lo de Alfonsín no fue el 1º y lo del Papa el 2? Como sea, ambos fueron referentes importantes para los argentinos en épocas complicadas.
Yo no soy capaz de imaginarme qué estará pensando Nestor en estos momentos, salvo que cuando él se muera no creo que nadie le rinda semejante homenaje.

- Tía: tampoco es para tanto! No debe haber estado bueno ser conciente de la dictadura, pero sí de participar del regreso de la democracia.
Creo que hiciste un buen resumen de lo que fue su gobierno.

Besos!

Pilar dijo...

Yo ya era grande y conciente a la hora de votar, no pudiste describir mejor la figura de Alfonsín y su familia,humilde y educada en grandes valores. Gracias por este homenaje. Besos Pilar

Lola dijo...

Pilar: me imagino que a gente más grande que lo votó en su momento también debe ser una forma de reivindicar su voto, tan cuestionado allá por el 89, no?
Sabés que creo que todas las personas que conozco que votaron en esa elección, o al menos las que me contaron, ninguna votó por Luder y todas habían votado por Alfonsín. Es que creo que la diferencia había sido importante; y de alguna manera es lindo pensar que los argentinos no nos equivocamos tanto, no?

Beso!

Pilar dijo...

Lola: siempre estuve convencida que no estuve equivocada en el 83. Besos.Pilar

Lola dijo...

Pilar, debe ser muy lindo sentirse en paz consigo mismo por haber hecho una buena elección.
Yo muchas veces me arrepiento, pero después pienso que la opción hubiera sido peor, así que trato de quedar en paz conmigo misma también.
Yo siempre dije que si votar no fuera obligatorio votaría igual, porque siempre es mejor poder elegir, aunque sea el menos malo, pero en las ultimas elecciones me entraron mis serias dudas.
Besos!

maria jesus dijo...

Veo que aprecian a su ex presidente y me han dado una idea de su figura que me era desconocida.

Lola dijo...

María Jesús, creo que lo más importante para mi fue que finalmente se destacaron sus virtudes por sobre los defectos, porque en su momento también fue muy criticado.
Besos