martes, 22 de diciembre de 2009

Creencias


Cuando yo era chiquita, como MC o apenas mayor, tenía algunas creencias. Muchas mejor dicho, pasa que seguramente de la mayoría me olvidé. Y no estoy hablando de las creencias prefabricadas, del estilo de Papá Noel, los Reyes Mayos, el Ratón Perez, que si te tragabas un chicle te crece una planta en la panza o que a los bebés los traía la cigüeña desde París.

Me refiero a aquellas otras, más bien fabricadas por uno, seguramente con ayuda o consentimiento de los demás, pero sin duda más auténticas... y mucho más locas!

Por ejemplo, pensaba que los Peugeot 504 eran autos enojados, o cuanto menos, amenazantes. Que los abogados eran ex ahogados y el hecho de haber pasado por una experiencia tan traumática les daba autoridad para ayudar a la gente con sus problemas. Que al dueño del mercado (que no era chino en ése entonces) en realidad no le hacía gracia que nos lleváramos tantos productos por un magro montoncitos de billetes. Encima muchas veces además de la mercadería nos entregaba una pila más grande de billetes que la que nosotros le habías entregado. Pensaba que estábamos desplumando al pobre hombre y que éste veía con lástima cómo lo despojábamos de sus pertenencias. También pensaba que hada madrina era una ocupación como médico, maestra o electricista y no entendía por qué la gente no estaba interesada en seguirla. Creía que los cassettes (supongo que todos lo recuerdan) se grababan de a uno por vez y que para comer carne no hacía falta matar a nadie, se le quitaba ésa parte que luego al animal le volvía a crecer.

También creía que el 21 de diciembre era el día más largo porque traía más horas; no porque tuviera más horas de luz; y viceversa con el 21 de junio.

Hoy, treinta años después considero que en realidad es probable que el 21 de diciembre en realidad traiga alguna que otra horita extra porque es increíble la cantidad de cosas que uno es capaz de resolver en un día a ésta altura del año. Y también aclarar que deberían ponerle alguna hora de yapa aderde porque la verdad es que igual el tiempo no alcanza.

Ya que estamos hablando de creencias, hace años que creo que algún día voy a lograr irme de vacaciones en diciembre, zafar de reuniones y fiestas de compromiso y tan sin sentido, de las maratónicas sesiones de compras para estar presentable en éstas últimas y de una lista de obsequios que parece que le pasara lo mismo que lo que creía que le pasaba a la vaca en mi más tierna infancia: tachás uno, vuelve a crecer por otro lado.

Tanto me estresé este año que ya ni me importa qué me regalen o que lo hagan o no. La verdad es que mi satisfacción viene por el lado de los tres regalos que compré hoy que me encantaron (y no para mí, sino porque estoy disfrutando lo que van a disfrutar cuando los abran). Es super lindo saber qué regalar, y super estresante hasta que lo conseguís... eso sí mis piecitos lo pagaron caro (tanto que se premiaron otro par de zapatos... tampoco son tontos! o no confían demasiado en que serán recompensados por los demás tanto como ellos se esforzaron).

Pero hablando en serio, el hecho de que algún día pueda disfrutar de un mes de diciembre tranquilo y de fiestas relajadas, será solamente una creencia de la misma naturaleza que las que tenía de pequeñita?

19 comentarios:

Marina dijo...

Lola!! me encantaron tus creencias!! cuanta inocencia!!!
Ojalà algùn dìa puedas cumplir el sueño de irte de vacaciones para la epoca de las fiestas, creo que serìa genial: zafas de compromisos que no te interesan, de hacer una maraton para conseguir millones de regalos, vas a pasar unas fiestas tranqui con tu familia y seguramente a donde vayas no encontraras tanta gente como en Enero o Feb.
Bueno, al menos tus pies con tanto trabajo ligaron tambien regalito!!
Feliz? Navidad!!!
Besos

Alicia Seminara dijo...

Entonces además de desearte felices fiestas, te deseo que el año que viene puedas disfrutar de "tu" diciembre.

Que la pases lindo!

K-®y dijo...

Lola, Hada Madrina deberia ser una carrera!!

Respecto a las fiestas. Nosotros decidimos pasar Navidad aca y es un poco mas relajado pero tambien es un tanto solitario. No existe nada perfecto no?

Besos!

JulieFernn dijo...

Ehm... capaz que si conseguís que alguna facu le de categoría de universitaria a la carrera de Hada Madrina, se te da che!! jejeje
Y si, pensalo, estudias un par de añitos, te recibís y con la varita mágica listo! Aparecen regalos por arte de magia (no hay que caminar ni gastar un mango), desaparecen parientes rompepelotas y encima, en un solo movimiento, te maquillás-peinás-vestís como una reina!!!

Bueh, si... ya sé. Yo deliro más de grande que de chica.

Ánimo Lola, lo que tienen las Fiestas es que duran poco. Para los que disfrutamos, un garrón... pero para los que las padecen, es un gran alivio.

Besotes!

La candorosa dijo...

Estoy convencida que si lo desea, puede volver a tener fuertes creencias, como aquellas de su niñez, como por ejemplo: solo de usté depende no "enroscarse" en las cuestiones "de corridas de compras" y esas historias de diciembre, pues ¿quién la obliga?

Vamos, que se puede disfrutar sin presiones ni tensiones cualquier momento, ¡solo depende de nosotros!

Regalos bonitos o sorprendentes pueden hacerse presente ante nuestros seres queridos, cuando sea nuestro deseo ¡¡¡y no cuando el "mercado" lo diga!!!).


Saludazos!!

Vir dijo...

nunca nada es totamente perfecto, a veces también tengo la fantasía de un diciembre en otro lado y sin stress pero creo que sería imposible, los nervios los sentiría en cualquier parte y me stresaría por otras cosas
tus creencias...lo más!!!!!
beso

tia elsa dijo...

Ay Lola me hiciste reir con tus propias creencias! yo a los cinco tenía la creencia que si a un muerto le ponían comida y lo ayudaban a masticar revivía, en fin no quería entender que la muerte es el fin, lo mio un poco macabro no? En cuanto a tu diciembre, si podés el año que viene simplemente pásalo en otro lado, lejos, y listo, yo hicé asi hace muchoooos años y lo pasamos genial. Besos tía Elsa.

Memé dijo...

Me puse a pensar si yo también tuve ese tipo de creencias de chica y no logré recordar nada. Lo único similar es que yo creía que mi papá era superman, no exactamente con súper poderes, pero si capaz de todo, mas lindo que Brad Pitt, mas genio que Einstein, mas habilidoso que Mac Giver. En mi inocencia yo creía que él se las sabía todas. Te juro que cuando fui creciendo y tomé conciencia de que mi papa en sólo un hombre (maravilloso pero un ser humano al fin) fue una gran desilusión. Es el día de hoy que por instinto, ante cada obstáculo o duda es a él a la primera persona que recurro. Si mi viejo no puede resolverlo nadie puede.

Respecto a las fiestas, yo también estoy agotada pero feliz. Antes las odiaba pero desde que tengo a Lola todo cambió y las disfruto un montón.
Un beso enorme, felicidades y ánimo que falta re poco!

Any dijo...

Pero esas creencias que tenias cuando eras chica no las perdiste, las cambiaste por otras. Y aunque sabés que algunas son un delirio no importa, igual seguís creyendo jajaja.
Me uno al pedido de un diciembre tranquilo, relajado y sin la presión de estas fechas.
Y mientras tanto te mando un gran abrazo y deseo que lo pases lindo junto a tu familia.
beso grande

Mai dijo...

Me encantaron tus creencias y voto para que hagan carrera universitaria el titulo de HADA MADRINA! jajajaja
A los abogados, habria que dejarlos ahogados a unos cuantos y ojalà se pudiera comer la vaquita sin matarla y que se le regenerara la carne como la cola de la iguana!
Adoro comprar regalos "pensados" para mis seres queridos y me enojo tanto cuando me regalan cosas sin "pensarme"!
Si vos te portàs bien y le escribìs la cartita a Papà Noel, en una de esas te trae un diciembre de regalo... pero no hagas trampas y PORTATE BIEN DURANTE TODO EL 2010!
Besos Lola y felices fiestas!

Etienne dijo...

Crecí creyendo que una prima era prima y no lo era...
Crecí pensando que la calle era para jugar al fútbol y el living una cancha de básquet.
Creo ahora que lo que pensamos de chicos tiene un sentido y no es caprichoso. Los peugeot parece que tuvieran el ceño fruncido y los abogados compran ese privilegio.
Y reconozco mi absoluta inutilidad para los regalos. Pero sé aceptarlos!!
Jajaja!
Felicidades para vos, MC y el resto de la familia!!
Ding ding dong!!

Lola dijo...

Los vengo leyendo a todos pero para cerrar el stress den fin de año como se debe me enfermé, así que recién respondo:

- Mari: Más lo pienso, menos puedo entender cómo diciembre no es el mes más solicitado para irse de vacaciones. Pero bueno, será que yo no soy muy normal tampoco.
Los zapatos, di-vi-nos!!!! Es de esas cosas que pensás que son un capricho pero que te hacían falta un montón. Como en mi vida los iba a recibir de regalo, y mucho menos sin necesidad de ir a cambiarlos hice bien en regalarmelos (técnicamente en realidad me los regaló mi maridín, pero ni él sabe, jajaj)

- Alicia: Gracias por los buenos deseos que vienen bárbaro y si con el estrés que vengo pasando éste diciembre no aprendo a tomarmelo de otra manera no aprendo más (igual no es ninguna garantía...)
Gracias por pasar.

- Kary: Totalmente!!!! jaja, la expresión totalmente me sirve para ambas! Totalmente debería existir hada madrina como carrera (y si éste año no me recibí con los malabares que hice para comprar unos cuarenta regalos, al menos debería haberme recibido de Papá Noel!) y totalmente podría pasarme de sentirme solitaria y extrañar la adrenalina típica de éstas fechas si estuviera lejos... pero tal vez si fuera lejos, pero sólo de vacaciones, no tanto (será cuestión de probar ésto último alguna vez en mi vida!)

Besos

Lola dijo...

- Julie, este año me estresé tanto en un punto con los regalos que te juro que el gasto fue lo de menos, y eso que terminé gastando más de lo que pensaba en cada regalo... así que apoyo incondicionalmente la creación de la carrera, y adoré eso que te peine-maquille-vista (y consiga la ropa, que te quede divina y super acorde a la ocasión!) yo también me puedo delirar, jajaja; pero te juro que una de las cosas que pienso es que si fuera a pasarlo a la playa por ejemplo, qué lindo sería estar todo el día en la playa, volvés, te bañás, te ponés cualquier cosa total nadie te conoce y salís con el pelo mojado (y la nariz y mejillas coloradas, como corresponde a los primeros días de vacaciones aunque uses FPS 200 y sin maquillaje total...) aaaaaah, mi sueño dorado! Menos mal que para año nuevo somos poquitos porque otra reunión de 40 no me banco (además tendría que buscar otra cosa para ponerme y ahí sí que derrapo mal!!!)
Ves? yo no es que no las disfruto, así como puse más arriba las disfrutaría un montón; combinado con todo eso más negociaciones tipo guerra del golfo a ver si el 24 y el 31 no laburamos o cerrar las mil y una que tu jefa no se acordó durante el año es otra (y que te empiece a jorobar una muela y te acuerdes que éste año no fuiste al dentista y es hora) empaña un poco el disfrute.
Por eso de chiquita me encantaban... porque ya estaba de vacaciones y de la mayoría de éstas cosas se ocupaban los grandes! jaja
Además éste año no parece época de fiestas porque no vi una mísera cereza que tuviera ganas de comer (sacale el tema del precio, aún así... no hay derecho!)

- Cando: ahora que tienen terminal nueva, le mando a mi madre, amansada por rumiar las cinco horas que dura el viaje, puteando de "cómo es eso que la fiesta para estar con la familia no quieren estar con la familia!!!" jaja
Eso por empezar.
Segundo no es facil que en el trabajo me den vacaciones ahora, porque a pesar que los meses del año los enseñan en la primaria, y se supone que todos la tenemos bien aprobada, todavía no saben calcular que en diciembre se termina el año y empiezan las sesiones maratonicas tratando de resolver en dos semanas lo de seis meses... claro podría dejar de trabajar, pero ahí ya tocamos una cuestión de vida que... como viene la mano, mejor la dejamos ahí (sí ya sé, en el fondo soy responsable y nadie me obliga, pero por qué no me la hacen más facil??)
En definitiva tal vez sea más esfuerzo romper con los cánones que seguirlos. Me imagino yendo a la cena de nochebuena con bermudas y zapatillas... y no, es más comodo seguir buscando vestimenta acorde como enajenada por toda la ciudad, soportar los tacos y maquillarse con 34º. Así de valiente soy, jaja

- Vir, qué bueno encontrar a alguien que siente parecido.
Ahora, vos pensás que en definitiva nos estresaríamos igual en otro lado... qué mal! Yo creo que extrañaría un poco, pensaría que las fiestas hay que pasarlas con la familia, qué lindo el despelote de gente y regalos (de afuera siempre parece más lindo), de hecho cuando puteo mucho después me pongo a pensar que los más íntimos somos pocos y la familia por nuestro lado no parece que fuera a extenderse demasiado, así que mejor aprovechar todo el clan mientras dure (claro, qué viva yo, esto lo digo cuando ya pasó, jeje)

- Tía, nooooooo no creo que sea macabro, al contrario, lo macabro lo fabricamos los adultos porque sabemos lo que es, los chicos tratan a la muerte con la misma naturalidad que todas las demás cosas y eso en un punto envidiable. Y para que no te sientas sola, yo de chiquita también tenía una creencia bastante similar al respecto.
Vamos a ver si el año que viene podemos desestresarnos un poco en esta epoca, aunque no podamos irnos.

Besos

Lola dijo...

- Memé, yo no llegué a pensar que mis viejos tenían superpoderes ni nada por el estilo, y si bien tampoco me desilusioné porque no lo podían todo, sí me pasa que me sorprendo cuando recurro a ellos aún en cuestiones que sé que probablemente yo sepa más que ellos.
A mí las fiestas me gustan, sobre todo el significado que tienen y que en definitiva es lo que trato de transmitirle a MC... cuando me dan tiempo!!!! Y ese el punto álgido del asunto.
Sobre eso, entre que vio un Papá Noel bastante real y le dijimos que no lo podía tocar y lo que vio que pasó con el Papa antes de ayer, la pobre tiene una confusión "Papal" en la cabeza que pobrecita!!! Si el Papa se llega a enterar que lo están confundiendo con Papa Noel!!! (que en realidad es San Nicolás de Bari, así que debería ser un elogio, pero el tema es que no fue precisamente por eso!)

- Any, seguro!!!
Yo todavía creo que mi jefa algún día va a ser coherente, creo que en pocos días nos vamos a sentar todos los del grupo a ver la base de datos para ver cómo se sigue, que algún día mi marido va a lavar los platos, secarlos, acomodarlos, limpiar la cocina y prepararse el café todo el solo después de cenar, y colmo de los colmos, creo que algún día los técnicos del lavarropas, repartidores del supermercado o colocadores de papel de paredes van a venir en el horario que dijeron. La verdad... creo que cada vez soy más ingenua y creo cosas cada vez más inverosímiles!
Gracias por tus buenos deseos y espero que uds. también la hayan pasado lindo, relajado o enquilombado, como fue en este caso, lo importante es que sea lindo, en definitiva.

- Mai, junto un par de firmas más y por lo menos ya creo que tenemos el número para hacer la presentación para la carrera de hada madrina!
Yo con los regalos la verdad es que no espero demasiado ya... por ejemplo yo no era de usar muchos accesorios. Hasta que me encontré con que ponía un local o empezaba a usarlos de tantos que tenía que me habían regalado. Todo bien, hasta que empecé a desear que me los empiecen a regalar... y éste año lo único que obtuve del rubro fueron aros... que no puedo usar porque me dan alergia si no son de oro (obvio que no son) ni cambiar, porque obviamente no te los cambian... hay otras cosas que tal vez yo no hubiera elegido, pero cuando me explican por qué me la compraron la verdad es que frena instantaneamente ese primer impulso de ir a cambiarlo.
Vos decís que para que Papá Noel me traiga de regalo un diciembre tranquilo me tengo que portar bien todo el año? Así no tiene gracia!!!! Y ahora entiendo por qué si hace tiempo que deseo eso nunca lo obtuve, jajajaja... con esta conducta, medio dificil que lo logre por hacer méritos durante todo el año (aparte no es negocio, no para los que nos gusta portarnos mal, jaja)

- Etienne, las creencias que tenemos de chicos creo que en realidad no es más que la conclusión más simple a la que podemos llegar dados los elementos que nos presentan de chicos, no son locuras, de ningún modo. Cómo se entiende que la habitación más linda y más grande de una casa no sirva para hacer lo que a uno más le gusta de chico, o sea, jugar. habrase visto, como decían las abuelas.
Respecto de los Peugeot menos mal que alguien también piensa lo mismo!!! Yo lo veía en el 504, pero ahora me puse a pensar y tal vez no tan acentuada, pero mantienen la característica... y lo curioso que yo ahora terminé teniendo uno de esa marca. En realidad dicen que la gente prefiere manejar autos que parezcan agresivos y no bonachones, y la verdad es que tiene bastante lógica.
Y respecto de los regalos dicen que es tan dificil saber dar como saber recibir. Así que también tiene su mérito: yo no sé si logro ser lo suficientemente demostrativa cuando un regalo me gustó y es impagable cuando ves cómo el "regalado" disfruta lo que le compraste (y para eso está muy bueno tener hijos!), así que también tiene mérito lo suyo, repito.
Felicidades para el sur también.

Besos

Ronnie dijo...

Llego tarde pero llego!!!

Buenísimo el post, muy ad-hoc con las fechas!!!

Lo de los 504 me hizo reir mucho! Con mi hermana, con el tema autos teníamos siempre definidos los "gordos" y los "flacuchos"... y era notable sin armar la definición previamente cómo siempre coincidíamos!! Lo de "enojados" es genial! jaja

Haciendo esfuerzo para recordar, me viene que para mí las "chicas nuevas" del colegio eran todas brillantes y relucientes (onda una barbie nueva) CUALQUIERA! Ni siquiera tiene fundamentación!

Debe haber miles más, pero no me acuerdo y tampoco andar ventilando tonterías jajaja

Lo de los regalos elegidos con dedicación, esos que pagás por ver las caras... me encantó!

Muchas felicidades y porque el próximo diciembre sí se te dé! jaja

Besos,

Lola dijo...

Jajjajaa, yo me maté de risa con las chicas "relucientes". Haber sabido antes pedía que me cambiaran un ratito al menos a tu colegio así me sentía importante un poquito, jaja. En cambio a mí se me hacían raras hasta que tomaba confianza, por eso nunca me quise cambiar (y mis viejos tampoco, y en realidad ahí estaba lo fundamental). De hecho cuando entran chicas nuevas a trabajar no soy la tìpica de la publicidad "ayundando al nuevo a integrarse" (tampoco soy un ogro!) pero hasta que no las tengo un poco junadas dejo que se haga cargo otro.
Lo de los autos flacos y gordos también me mató, jaja; y es verdad, si tomamos autos de aquella época un Carat y un Falcon no tenían mucha diferencia de tamaño y el falcon siempre fue gordito y el carat super estilizado, jaja.
Sabés que desde que escribí esto me volví a fijar en los 504 y no me parecieron taaaaan amenazantes. Hasta que me imaginé teniendo una estatura en la que mis ojos estaban a la misma altura que los del 504 y volví a entender por qué me parecían tan amenazantes y enojados.
La locura ya se me pasó un poco (la de diciembre, obvio, la otra no creo que tenga mucho remedio) y tal vez no sea sólo porque diciembre ya se termina (y que el jueves no trabajo, felicidaaaaaaaaad) sino porque la verdad es que ver las caras de los regalados fue una recomensa enorme. Definitivamente me encanta elegir regalos.

Besos!

MalaGata dijo...

en el medio del stress de los preparativos, que todos sufrimos, conversabamos con mis amigas de cuan diferente solia ser todo unos años atràs... nuestra unica preocupaciòn consistìa en quièn nos pasaba a buscar despuès de las doce para salir a bailar, el pibe que nos quitaba el sueño, o descansar despuès de haber estado rindiendo finales a ùltimo minuto... ni la comida, ni los regalos, ni los peludos de regalo...

en fin, Lola... yo adhiero fervientemente a la idea de rajar y pasarla con la familia màs cercana a algùn lugar lindo... este año quise jugar de local y asi me fue....

te dejo un beso y te invito a pasar por el blog reinaugurado....

BadCat

Lola dijo...

MalaGata: welcome back!!!
No podrías haber explicado mejor por qué uno de chico, o más joven, adora las fiestas y de grande empieza a tenerles miedo.
Además de padecer los preparativos y los regalos, en lugar de disfrutarlos, esa sensación de "deber cumplido" habiendo rendido todos los examenes era impagable.
Es increíble que durante todo mi primaria, secundaria y universidad jamás dejé un examen para después de las vacaciones, y resulta que ahora, tantos años después mitad por mi culpa y mitad por la maldita gripe A tengo dos informes importantes para entregar durante estos meses, además de bastante trabajo y un tramite que medio me quita el sueño. Quiero volver el tiempo atrás!!!! No se puede no?

Besos!

Flor El castigo de Adán y Eva dijo...

vengo del blog de Primerizando. Me gustó mucho tu comentario. Así que por acá me quedo. Un beso