sábado, 6 de marzo de 2010

Insoportable



Estoy en stand by, con un dolor de no-muelas que no me deja ni pensar.

Ni Clinadol Forte ni Dolten SL ayudan demasiado y después de eso ya no sé qué sigue (se aceptan sugerencias, es públicamente conocido que mi umbral de dolor se perdió por algún subsuelo y que no tengo reparos en tomarme una farmacia entera para combatir el dolor, para qué sufrir).

Al primero que me vuelva con esto de que el cuerpo humano está perfectamente diseñado le daría con un dolor de no-muelas de juicio por la cabeza. Porque precisamente, ¿En qué cabeza cabe que la mayor parte de la población no le entren los terceros molares en la boca? ¿Cuántos millones de años de evolución faltan para que los nuevos seres vengan con sólo ocho molares?

Por lo menos entendí un poco más a la gente que se decide a estudiar odontología, algo que siempre había escapado de mi comprensión. No hay que hacer demasiados cálculos para pensar que si a casi todo el mundo hay que sacarle cuatro muelas como mínimo, la salida laboral está más que asegurada.

Por otro lado, ser odontólogo tiene una ventaja adicional: Es muy raro que necesiten pagarle a un psicoanalista, terapeuta, psiquiatra o afines. ¿Nunca les pasó de estar en el dentista y sentirse un poco los psicólogos de sus dentistas? Éste despliega toda su verborragia y uno sólo tiene dos opciones, ambas muy psico-profesionales: o no lo escucha o tiene veinte cosas para responderle, pero considera que de momento es mejor no decir nada. Para mayores similitudes, fíjense que éstos con su típico "no te preocupes que no va a doler nada de nada" nos mienten tan descaradamente como un paciente a su terapeuta. Y a todo esto, como si el terapeuta (en este caso nosotros, los simples mortales cuyo más elevado conocimiento odontológico consiste en saber lavarse los dientes con bastante propiedad) fuera tan inocente y no se diera cuenta.

Me pregunto si los dentistas cada vez que reciben a un paciente también pensarán "¿de qué le puedo hablar hoy?", o "será muy incómodo que casi ni hable en toda la consulta" o mejor aún "no veo la hora que llegue algún paciente que estoy con este tema que me tiene tan angustiado y necesito urgentemente que alguien me escuche".

De todas formas convengamos que peor sería tener que hacerle de dentista a nuestro psiquiatra-psicologo-psicoanalista-terapeuta (o hasta cura confesor diría). No es por piedad hacia éstos últimos, porque bien que también saben hacer sufrir, sino sólo porque representaría muchísimo más trabajo.

12 comentarios:

Any dijo...

Ahhjajaj el chiste es buenísimo!
Uhhh pobre! hay pocas cosas tan feas como un dolor de muelas.
Probaste con Alidase?
No sería dentista ni por todo el oro del mundo, andar hurgando en bocas ajenas de toda calaña es algo que no me hace ni media gracia.
Pero bueno, alguien tiene que hacer el "trabajo sucio" ...
Mi dentista no habla mucho, y me trabaja si o si con anestesia, tengo cero resistencia en el tema dientes. Solo le faltaría ser lindo (habló Miss Universo ajjaja) como para completar el combo.
Nada es perfecto.
Sana Sana ... que pase el dolor rapidito!
abrazos

Mai dijo...

Si estuvieras en Italia te daria un OKI que aunque tenga nombre ridiculo, pasa todos los dolores! En Arg yo usaba San POnstil para todo!
Mi vecino decia que el dolor de muelas se le pasaba con un whisky... pero no sé si era cierto o era un borracho automedicado!
Besos y que te sea leve

La candorosa dijo...

Por un lado, no soy de gran utilidad ante consejos sobre cuestiones de "dientes" ya que ¡¡jamás me dolió uno!!

Eso si, alguna molestia con las muelas del juicio, pero nada desolador!

Y acerca de opinar en el dentista, me parece que se complica un poco, pues el paciente ¡¡poco y nada puede hablar!! ja!

Saludazos!

tia elsa dijo...

No el dolor de muela no resiste ningun umbral del dolor. Muy buenas tus reflexiones,pero a mi siempre me tocan o mudos o cantores.Te recomiendo keterolac sublingual, a mi me aliva. Besos y que te mejores, tía Elsa.

JulieFernn dijo...

Tia Elsa te batió la posta!! No hay cómo el keto sublingual...
De una automedicada a otra, ja!
Beso (en la otra mejilla) y que se te pase pronto.

Vir dijo...

que feo, el dolor de muelas es algo realmente feo.
No me gustaría ser dentista...
que te mejores pronto!
beso

Lola dijo...

- Any, lo proximo que pruebo es eso (naproxeno), pasa que todas las porquerias que vengo tomando me están haciendo reventar un poquito (qué contradicción semejante expresión) el estomago; y hoy fui y me dio tratamiento nuevo que segun dice "no vas a necesitar tomar mas analgesicos". Desde esta tarde hasta ahora debo decir que mucho no se cumplió :(

- Mai, mirá que desesperada que estoy que busqué en el google italiano a ver que es el OKI y hay uno con la misma droga (ketoprofeno) en argentina. Si no tuviera el estomago hecho bolsa como ahora de tanta porqueria te juro que probaba!
Lo del whisky dicen que es cierto! Al menos ayer estuve en un casamiento y aunque me dolió no la pasé tan mal... y será casualidad, corrió bastante alcohol!

- Cando, no me cambia la dentadura???? Y eso que tengo bastante suerte con los dientes, así que no debería quejarme, pero el dolor es otra cosa!!!
Sobre opinar en el dentista lo que yo decía es lo contrario: que el dentista se vuelve nuestro paciente como si nosotros fueramos psicologos porque lo tenemos que escuchar con la boca abierta y sin poder opinar demasiado!

- Tía, gracias, mil gracias! No podes ir a darles un taller, seminario o algo a estos dentistas para que les entre en la cabeza que lo que hacen, o dejan de hacer con nuestros dientes DUELEEEEE!!!!
A mí nunca me tocó uno cantor (me deben haber tocado casi todos tan afinados como yo!) mudos sí!
Mi dentista siempre se descarga criticandome a sus demás pacientes, lo que me hace entrar en la duda si es después hace lo mismo con otro paciente hablando mal de mi o le caigo simpatica... con lo simpatica que soy, creo que las opciones se reducen a la primera!

- Julie, te contaba, el ketorolac SL está buenísimo... en el momento, porque despues no es muy duradero el efecto, al menos para mí!
Ayer en el casamiento, en la mesa me tocó con unos cuantos médicos (justo a mí!) y una me contó que cuando le sacaron las muelas a ella estuvo dos días en reposo y tomó algo (que fingió no acordarse qué) que la dejaba planchada y sin dolor ni nada... encima no comparten la información hacia gente tan responsablemente automedicada como nosotras, a vos te parece?
Gracias x el beso en la otra mejilla y me hiciste acordar que tengo un motivo para estar agradecida: no se me hinchó nada de nada la cara. Yo rogaba que para el casamiento del domingo no quedara deforme... y no, eso no, pero me olvidé de pedir que no me doliera :S

- Vir, gracias por tus buenos deseos.
Me quedé pensando si no será que los dentistas venían mal de antes de la cabeza para gustarles semejante profesion, y por eso hacen terapia permanentemente con sus pacientes...

maria jesus dijo...

!Pobre!

Etienne dijo...

Yo soy del mínimo de la población que o no le salieron las mencionadas muelas o entraron perfectamente (no sé cual de esas opciones es la correcta porque hace años que no voy al dentista)
Este es un post que me recuerda que debo ir a ver a uno de estos aprovechadores: se aprovechan que uno no puede hablar porque tiene sus manotas dentro de la boca y la mandíbula trabada y hablan y hablan...

Stella dijo...

Cada vez que me duele la muela me acuerdo de los tres chiflados y el capítulo que hacen de dentistas. Pordioooo, que horrorr!

Por suerte mi dentista es amiga personal mía, asi que mientras yo la puteo, ella se ríe!
En realidad, es una diosa, me tiene una paciencia tremenda!!

Besoos

tia elsa dijo...

Y estás mejor??? Espero que si, sino sana sana colita de rana...Besotes tia Elsa.

Lola dijo...

- María Jesús, gracias por el mimo!

- Etienne, pero cuéntese los dientes!!! Del centro para los costados, debería tener: 2 incisivos, 1 canino, 2 premolares y 2 o 3 molares. Si tiene tres es porque las muelas de juicio están en su lugar, si tiene sólo dos no le han salido. Si tiene las cuatro muelas de juicio (y el resto de los dientes, obvio) debería contar con 32.
Igual vaya al dentista, pero al menos contar la cantidad de dientes se puede hacer en casa, sin sufrir y sin escuchar tantos problemas ajenos!

- Stella, no recuerdo ese capitulo de los tres chiflados, pero menos mal porque lo veía antes de ir a sacarme las muelas y no volvía al dentista hasta que tuviera necesidad de una dentadura postiza!
Más allá de cuestionar las elecciones vocacionales de tu amiga, es cosa de ella, a uno le viene genial tener un amigo con esa profesión!

- Tía, millones de gracias por preocuparte. De la muela estoy un poco mejor, con tu sana sana más aún. Lo que sí no puedo dar fé del resto de la cabeza ande transitando el mismo camino, en un rato cuento...

Besos!