martes, 18 de mayo de 2010

La Basura


A las siete y media de la tarde, a las nueve de la noche o en cualquier momento de la jornada; todos los días o una vez por semana; agrupada por material, color, reciclabilidad o toda junta en la misma bolsa.
Como sean las reglas o las preferencias, lo cierto es que todos necesitamos sacar la basura.



Allá por el año 1992, si mal no recuerdo, cursando cuarto año del secundario nos hicieron presentar un trabajo respecto de la contaminación, cada alumno desde una perspectiva diferente. Por aquellos días andaba con una gripe muy fuerte que se complicó, cuestión que todos los temas más o menos lindos o fáciles como contaminación de ambiental, de suelos, por aerosoles, visual, auditiva (mi favorita ya que desde ése entonces que soy bastante neurótica con los ruidos) ya habían sido elegidos.
Entonces es que se me ocurrió el tema de la basura. Pensándolo en retrospectiva, con esos compañeros creo que la elección del tema no fue casual, por piedad hacia los ausentes omitamos seguir haciendo conjeturas por el estilo.
Al final me terminaron haciendo un favor, porque el tema resultó importantísimo y el trabajo muy bueno (y eso que en ése entonces no existía elrincondelvago.com).

En un primer momento el tema parece asquerosito, pero en realidad es sumamente interesante. Por ejemplo de este lado del mundo la gente no procesa su basura domestica. No le da otros usos a productos que podrían tenerlo: las diversas cajas en la que vienen embalados infinidad de productos se tiran, y después vamos a comprar nuevas cajas que son iguales a las que descartamos salvo que tienen un estampado un poco más agradable. Las latas en la mayoría de los casos siguen siendo basura que va a un relleno sanitario (que ya no saben dónde meter más de estos mega basureros) cuando no sólo son super reciclables, sino que el material es economicamente valioso. A diario tiramos cantidad de papeles con mucho espacio en blanco (toda una carilla en muchísimos casos) y luego vamos a comprar un bloc para usarlo de borrador. Restos de frutas y verduras también van a engrosar los rellenos sanitarios cuando es material orgánico, que no sólo le serviría al latifundio de algún miembro de la oligarquía nacional, sino que mezclado con la tierra lavada de las macetas (que también tiramos) forma un excelente compost, como ése que compramos en el vivero y el metro cuadrado nos sale más caro que si fuera en Puerto Madero (que dicho sea de paso, está asentado sobre una especie de relleno sanitario).

O sea, generar desperdicios es casi inevitable. Que éstos desperdicios se transformen en basura no tanto.

La basura también es uno de los mejores indicadores de consumo, algo casi inexplorado en este país, a pesar de su utilidad (ojo, no envidio a quienes hacen estos estudios, aunque vuelvo a reconocer que son sumamente valiosos).

Por ejemplo, en un estudio realizado hace unos 10 años (tal vez hayan variado los totales, pero no creo que haya cambiado la proporción) un habitante de una de las zonas más acomodadas del conurbano (San Isidro) generaba casi 2 kilos de basura diarios. En cambio, se calculaba que cada habitante de uno de los partidos más pobres, Florencio Varela, generaba menos de 0.5 kilos diarios de basura.
La escala iba desde los más pobres, que apenas desechaban restos no comestibles de alimentos, a medida que se avanzaba en esta escala aparecían empaques de artículos de primera necesidad (envases de arroz, leche, pastas secas), luego artículos de mayor precio como enlatados, proporcionalmente van aumentando los desechos de productos de limpieza y perfumería. Luego se empiezan a encontrar cajas de electrodomésticos, y por últimos los mismos electrodomésticos e incluso muebles. En un momento por ejemplo se calculaba que en las casas de barrios residenciales acodados se cambiaban los muebles de jardín cada uno o dos años, aunque estuvieran en buen estado.
También según la zona y según la época se encuentran o no desperdicios que no lo son. Por ejemplo durante 2002 era imposible, en ningún barrio, encontrar como desperdicio un churrasco o algo de carne pegada a un hueso (hoy en día, al precio que está la carne, no se debe encontrar ni el hueso). También ropa o electrodomésticos en distintos grados de antigüedad y deterioro.

Comparándonos con otros países también es notable la diferencia de dónde se pone la basura. Digamos que los argentinos no nos vamos a ganar el Premio Limpieza y Pulcritud Internacional porque tenemos muy serias dificultades en saber dónde colocar nuestra basura o nuestros desperdicios.

Muy bien hasta aquí. El tema es el siguiente: ¿Creían que iba a escribir sobre ecología, responsabilidad social y buenas maneras? No, no señores. Bueno sobre lo último un poco sí.

La cuestión es que quien protagoniza últimamente este blog, al menos está apareciendo en todas las entradas, o sea la jefa al cuadrado, necesitaba sacar la basura. Por supuesto no me estoy refiriendo a que necesitaba vaciar ése cestito metálico tan coqueto que tiene para ésa función, puntualmente le es vaciado y limpiado con esmero por terceras personas encargadas de esa tarea. Me refiero a esos sentimientos que la gente necesita desechar; y para lo cual a la mayoría le falta muchísima más conciencia social y esmero que para tirar la basura material.

Como venía diciendo, hoy la jefa al cuadrado necesitaba sacar la basura y no encontró mejor cesto que yo para hacerlo. La descripción es exacta: cuando termina se siente como liberada y se lava las manos.

Y es aquí donde uno se enoja más con esto que la gente no recicla. Supongo que casi todo el mundo identifica esta situación, cuando somos depositarios de la basura de otro que recibió la agresión de vaya a saber quién, pero no es nuestra culpa; y en vez de hacer algo con ella se la saca de encima de la peor manera posible.

Los que de vez en cuando tenemos ciertos escrúpulos, o mejor dicho no nos la pasamos simpatizando hasta con el gato arisco del Botánico pero somos más o menos buena gente tratamos de no seguir pasando la basura. El gran peligro es quedar tapado por ella. O explotar, que tampoco está bueno porque desparramar no está bien. O se nos termina cayendo el pelo y así generamos más desperdicios de la otra, de la material.

Así que la situación era traerme la basura a casa y depositarla en algún inocente miembro de mi familia que no tiene la culpa de nada; guardármela tampoco es una opción por lo que conté más arriba, y ni al planeta ni a mí nos hace bien que se me siga cayendo el pelo (especialmente a mí)

Entonces creo que no queda otra opción que empezar a reciclar sentimientos, de ver cómo eso que parece no servir para ninguna otra finalidad más que para dañar (sea al planeta o a otra persona) puede transformarse en algo neutro o incluso productivo.

Así que se me ocurrió no seguir intoxicándome dejándolo adentro, ni seguir contaminando el mundo con bajezas por el estilo, y en cambo escribir un post.

No será algo muy productivo, pero al menos puede quedar como algo decorativo (casi como esos artistas que se dedican a crear obras con desperdicios). No digo que esto sea arte ni mucho menos, pero al menos no molesta... tanto.

O como Los Romeos de mi adolescencia que se dedicaban a cantar, ¿Alguien se acuerda?





Creo que fue la canción más pedida y dedicada de la radio argentina (especialmente para ex y profesores)... pero sospecho que no era un tratamiento muy noble para los malos sentimientos.

16 comentarios:

La candorosa dijo...

Es impresionante la cantidad de basura que "producimos"!!
Impresionante!

Saludos!

tia elsa dijo...

Muy buen post! uf se habré sufrido de jefes asi, gente tóxica la llaman por ahi. Sabés que yo para sacarme la bronca pensaba en lo mal c.. que serian para estar asi, o la vida de m... que tendrían, y me reciclaba pensando en las cosas buenas que yo tenia. Era mi manera de hacer catarsis, digo era porque de eso ya paso hace un tiempo. Besos tía Elsa.

Lola dijo...

- Cando: Entre la que producimos y la que nos tiran los demás, es dificil no quedar tapado!
Gracias por estar.

- Tía: Tenés mucha razón, al final no dejan de ser esas personas tóxicas!
Tu táctica es muy buena, de hecho creo que es la mejor pasa que te dejan tan trapito que cuesta pensar qué tengo yo que ella no pueda tener (un sueldo dos o tres veces menor, por ejemplo)... Pero bueno, pensandolo con mayor objetividad después de unas horas supongo que tiene alguna que otra cosita que envidiarme (minimizo para no llamar a los envidiosos nomás).
Gracias por la buena onda como siempre!

Besos!

Marina dijo...

Por un momento pensè que te me habias vuelto ecologica!!!
Del tema basura material tendria mucho para decir, casualmente hoy me mandaron un petitorio que circula por FB pidiendo al parlamento europeo que hagan una ley para limitar el packaging de los productos y asi no generar tanto desperdicio. Pero bue, eso es ooootro tema!!
Lamentablemente quien no se sintio tachito de basura de los otros en varias circunstancias de la vida,no? hay que pensar que esas personas estan llenas de "eso" nada mas, no se puede pedir peras al olmo como dicen. Pero como tambien dice un poeta italiano que ahora no recuerdo: "del estiercol nacen flores" vos tenes que usar esa basura como compost de tu alma y que "te nefregue tutto". Se que es facil decirlo, yo tambien tuve un jefe que me produjo caida de cabello (y no es un chiste), pero habria que empezar a no tomarse tan a pecho a esas personas que no merecen algo tan precioso como nuestra salud.
Besos y animos!

Any dijo...

Aca falta educación para manejar el tema basura, la gente le da cero bola. En Baires me parece que un poquito mas, aca nada, yo no veo a nadie separar los distintos tipos de basura por ejemplo. Pero si ni siquiera respetan eso de "saque la basura entre tal y tal hora" la sacan 15 horas antes y les importa tres cuernos. Asi somos, asi estamos.
Haces bien en sacar pa'afuera, no hay que guardar broncas, asi que vos te venís para aca y la defenestrás a tu jefa. Nosotros te ayudamos dale.
Claro que me acuerdo de esa canción ahjajaja! no me gustaba pero a veces era útil si.
Calma m'ija y besos

Mai dijo...

Ya me parecía demasiado teórico el post! jajaja
Cuando estudiaba ingenieria, tuve que hacer para ecología un trabajo práctico que consistía en clasificar la basura por una semana y pesarla y analizarla. Un poco asqueroso, pero los resultados interesantisimos. Justo como vos decis de los estudios que hicieron.
Y mano a mano que hablabas de tu jefa, pensaba que menos mal que nuestros blogs no se ofenden ni se lamentan de los sentimientos que les volcamos encima!
Besos Lola
PD. Termazo! jajaja Creo que fue el único tema conocido que hicieron!

Cris dijo...

Sì como dicen por allì Gente tòxica , en mi caso , lo que puedo ...lo reciclo !!, aveces no se puede y....aguante , que se le va a hacer.Con la baja autoestima que tenemos algunos hoy dìa , como para que de tacho no nos tomen .
Saludito
Cris//mujeresdesincuentay

Lola dijo...

Gracias a todas por el aguante. Cuando no me aguanto ni yo, pobres lo que les toca a los demás.

- Mari, yo en realidad trato de ser bastante ecologista... pero soy una ecologista cómoda (así no vale, no?).
Yo sé que es realmente importante que cada uno ponga su granito de arena, pero la verdad, si seguís estudiando el tema de los desechos, cuando ves todo lo que se contamina a nivel macro (empresas, estado, etc) uno se desanima bastante, sentís que el trastorno de cambiar de conductas no sirve de nada frente a tanta contaminación indiscriminada... en fin.
Estaría bueno que pusieran más disposiciones por el estilo, como disminuir el packaging de algunos productos...
Creo que es la única forma de hacerlo porque siempre es más fácil contaminar que no hacerlo.
Ojalá aprenda a reciclar sentimientos al menos antes de quedarme completamente pelada!
Aunque sea estaría bueno hacerlo para que vean que todo eso que ellos sacan para afuera para hacerte pelota a uno le sirve para crecer personalemnte y se mueran ellos de la bronca por no haber logrado su objetivo de dejarte por el suelo... ojalá fuera más fácil hacerlo!

- Any, la verdad casi no conozco Rosario, pero lo cierto es que no se me ocurre cómo serían peor que en Buenos Aires... aparte estamos tan encimados que directamente nos taparía la basura si fueramos peor!
Cambiando de tema, me maté de la risa con tu ofrecimiento de ayudarme a defenestrarla! Obviamente que es muy tenido en cuenta! Hablando de cosas graciosas, lo más comico es que uno de los reclamos es que no le cuento nada... si yo empezara a hablar y sacar la basura como ella... Dios mío, ni aunque se bañara cuatro veces seguidas quedaría limpia!

- Mai, nos estamos conociendo, no te engañé con el inicio del post, efectivamente se trataba de otra cosa, pasa que, como siempre, me voy perdiendo en el camino!
Qué bueno lo del trabajo de ingeniería, pero que mal que les hicieran hacer también el trabajo sucio (nunca mejor dicho), pero viste que es increible toda la información que se puede extraer.
Respecto del tema dos, si mi blog tuviera sentimientos para subsistir mínimo se tendría que haber procurado un triturador de basura, sino se hubiera suicidado hace tiempo! jaja

- Cris, sí es muy importante lo que decís porque cuando lo que te tiran es muy toxico, como que mucha posibilidad de reciclar no hay.
Por suerte muchas veces esta jefa en cuestión dice tantas incoherencias juntas (en realidad toda la plana mayor tiene un MBA en decir cosas sin fundamento) que es facil revertirselas y al menos no cargar con más de lo que ya te ponen encima.

Besos!

JulieFernn dijo...

Noooo, mató el cierre del post por favor!! Me puse a cantar la canción a full, no sabía que aún la recordaba!!
M'hija, yo creo que la jefa es de las que son basura eh, el resto es "lo que chorrea" nomás. =S

Vir dijo...

me encantó el post, estamos rodeados de gente tóxica, hay cada jefe/a por ahí que da miedo...
me acuerdo de la canción!!!!!!!!!
siiiiiii

beso grande

Etienne dijo...

Ja! Yo entré como un camión con lo de la basura material!! Cuando estaba en el municipio de mi pueblo (si, fui realmente un funcionario de un aciudad real) auspiciabamos desde el área de turismo visitas a la planta de tratamiento de residuos sólidos para que la gente se enterara cómo viene la mano en ese tema.
Con respecto a ser tachito de basura, yo hace rato que trato de reciclar por mi especial forma de ser, que no puedo hacerle eso a los demás, entonces o lo hago o muero!!
Hay gente que no se da cuenta, para eso podría hablarle a un potus de plástico y listo!!

Lola dijo...

- Julie, personalmente nunca me pude olvidar de ése tema, supongo que un poco por la época en el que lo pasaban, y otro poco por las dedicatorias que tuvo... aunque me pasa un montón eso de saber letras de canciones que ni me acordaba que sabía!
De la jefa en cuestión mejor ni hablemos... definitivamente ahí algo huele muy pero muy mal, y no hay desodorante de ambientes que lo pueda tapar... aunque competencia en esto de ser o chorrear, tiene a full!

- Vir, sabés que cada vez que pasa algo así me dan unas terribles ganas de irme a la miercoles, y un poco no me voy (a la miercoles o al menos de ahí) porque pienso que viendolo de afuera me va a dar más miedo aún! Esa canción, un clásico, sobre todo para quienes tuvimos una larga lista de personas a quienes dedicarsela, jaja

- Etienne: no está mal que le haya interesado la primera parte del post... qué se yo, al menos es mucho más instructiva y constructiva que la segunda!
Ya que estamos, felicitaciones por la iniciativa de la toma de conciencia cuando era efectivamente un funcionario de una ciudad real (y visible también supongo).
A ver si nos tira alguna idea de cómo tomar conciencia sobre reciclar sentimientos no materiales!
Es cierto que hay gente que será así porque no se da cuenta. No creo que sea el caso de esta jefa... qué se yo, no podés gritarle así a alguien sin darte cuenta...
De todos modos está buena la idea del potus de plástico, no será muy ecológico, pero ahora entiendo por qué nunca prospera demasiado el potus de verdad que hay por allí... parece la florcita que cultivaba a los gritos el padre de Manolito, que no entendían por qué no florecía si le "hablaban", igual que el padre de Mafalda hacía con sus plantas, jeje

Besos!

Elisa007_ Estrellandose contra el mundo que la rodea dijo...

ES BUENISIMO, ME ENCANTO NENA, ME SACASTE UNA SONRISA. SALUDOS
http://manualcotidiano.blogspot.com/

Lola dijo...

Elisa, bienvenida!
Me alegro mucho que te guste, además si con tanta mierd... te saqué una sonrisa es que hubo reciclaje a full! Misión cumplida!

Besos!

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

¡Usted nos marea, Lola!, jaja. Es que pensábamos que el post iba para un lado y no, resulta que fue para otro lado. Pero todo bien, entendimos el mensaje... ¡usted es una santa! Claro, porque no se dedica a tirar a otros la basura que recibe gratuitamente, sino que la recicla. Esto muestra el buen material de que está hecha... ¡usted es buena gente!
Saludos y buen fin de semana.


Muchas Gracias Total

Lola dijo...

Chquis! Miren si habré logrado el objetivo de marearlo que hasta me creen una santa, jaja! Creo que más bien soy brava, pero tengo la virtud de tratar de controlarme... la mayoría de las veces. Al menos es algo no?
Gracias por la buena onda

Besos!