domingo, 23 de mayo de 2010

¿Y vos, de qué lado estás?

No, todavía no invitamos a Matías Martin a escribir en este blog



Todos los días uno descubre algo. Algunas veces cosas importantes y otras veces, la mayoría, intrascendentes. Mi descubrimiento de ayer pertenece a la segunda categoría, y sí, no todos los días se puede descubrir América (no, no me equivoqué de feriado, soy contradictoria nomás, u original, como cada uno quiera llamarlo). Pero no por eso mi hallazgo resulta menos curioso.

Desdoblemos el descubrimiento en dos.

Primer descubrimiento. Digamos que conozco a mis suegros como "mis suegros" (antes los conocía, pero no como "mis suegros", se entiende) hace aproximadamente siete años y medio. Digamos que tuve la buena fortuna de no tener que convivir ni un solo día con ellos por necesidad, así que si alguna vez vuelvo a alardear de mi excelente relación con ellos ya saben por qué es; pero aún así más o menos vamos bastante seguido a su casa, mucho más durante los casi dos años que estuvimos de novios.

La cuestión es que recién ayer , y gracias a que el wi-fi andaba super mal y el modem lo tienen en su habitación, me vengo a enterar que duermen al revés. Seamos claros: en mi mente cuadradita no existen más opciones que la mujer a la derecha y el hombre a la izquierda. Para que se entienda mejor, acostados boca arriba, a la mujer le queda más cómodo estirar su mano derecha para darle un sopapo con mayor precisión a su adorado cónyuge-novio-concubino para que deje de roncar, apague la luz, la encienda, atienda el teléfono o se levante a ver si va a explotar el termotanque, y todo esto mientras la pobre mujer sacrifica su comodidad ya que sólo le queda la izquierda para manotear las 25.300 cosas que tiene sobre la mesa de luz. (Además de todo se desprende que mi mente no va mucho más allá de las personas diestras, pero no viene al caso).

Para los que duermen de costado como yo equivale decir que nos acostamos sobre el lado izquierdo y quedamos dándole la espalda (no es personal, de soltera también prefería dormir así). Espero que se entienda el cuadro.

Otra variante aceptable, a pesar de invertir los lados, es que la mujer duerme del lado más cercano a la puerta y el hombre de la ventana. Suena bastante lógico cuando se tienen hijos de menos de... ¿25 años? Por supuesto que esto me lleva a otro interrogante: entonces no es que los hombres no oyen llorar a la cría sino que como están unos 12 centímetros más lejos no llegan escucharla como nosotras. Y como somos tan cómodas preferimos estar a dos pasos menos de distancia de nuestro adorado vástago. De paso el hombre queda más cerca del costado exterior de la vivienda como para sacar la ametralladora y defender a su familia llegada la situación (y me lo imagino en nuestro hogar en particular, y mejor paro porque me descostillaría de la risa a tal punto que tendría que dejar de escribir esta entrada).


De más está decir que de los matrimonios de mi familia o amistad con la confianza suficiente como para conocer sus dormitorios todos duermen como detallo más arriba. Todos menos mis suegros.
Segundo descubrimiento: no es tan natural entonces esto de elegir los lados de la cama o mis suegros no son del todo normales. Intento hacer memoria pero no recuerdo para nada que cuando nos instalamos en nuestro entonces nuevo hogar hayamos tocado el tema de qué lado de la cama prefería cada uno, creo que fue natural, de la misma manera que cuando vamos a un hotel por ejemplo.

A mí particularmente no me es muy difícil darme cuenta de qué lado duerme cada uno: en la mesa de luz de él no hay nada y en la de ella cuatrocientos mil cosméticos, cadenitas colgadas del velador, cuando no mamaderas, chupetes, una jeringuita de antifebril y demases. Bueno, mi suegra no, mamaderas y chupetes se entiende que no, el resto no le alcanza con una mesa de luz ni una cómoda, así que tiene una habitación aparte, supongo que por eso la confusión todo este tiempo.

Resumiendo: en pleno feriado extra large no tengo ganas de hacer un post demasiado largo, así que ayuden: O hasta ahora no me venía fijando demasiado quién dormía de cada lado o yo tengo razón, así que puden opinar ¿Ustedes de qué lado están?

19 comentarios:

Marina dijo...

Es cierto!! yo duermo del lado de la puerta y la mayoria de las mujeres que conozco tambien.
Antes de tener hijos pienso que era una eleccion inconsciente ya que el baño està mas comodo que durmiendo del otro lado y con los hijos obviamente que una es la que esta mas alerta y la primera que se levanta al minimo ruidito.
Que bueno que tienen un fin de semana extra large!!
Besos

maria jesus dijo...

Yo estoy del lado de sus suegros.

Y ahora que soy viuda, continúo así

La candorosa dijo...

Uh!!... no sabía que había lugares "establecidos" en la cama!!...

Pero supe dormir ¡¡de los dos lados!!
Además soy de cambiar los muebles de lugar!!

En la actualidad, solo admito dormir lo más directo hacia la puerta del cuarto de baño!! ajajaaaaaaaaa

Besotes!!

Stella dijo...

Mmmmmm, obvio que estoy del lado de la puerta! O estaba, mejor dicho. Ahora duermo en el medio con toda la cama, la ventana y la puerta para mi sola! ajajaja

Besooos

Mai dijo...

Yo duermo del lado de la derecha, como vos decìs... teniendo la mano derecha libre para revolear el cachetazo cuando ronca! Peeeeroooo... duermo del lado de la ventana.
Asi que mi respuesta es miti-miti!
Besos patrioticos

Paisajes de viajes dijo...

Hola, excelente blog.

Te dejo un saludo.

tia elsa dijo...

No había reparo en eso, pero si duermo de la derecha, que cosa no? nunca fui observadora, admiro su análisis, desarrollo y conclusiones. Besos tía Elsa.

Lola dijo...

- Marina: puede ser lo que decís, igual en mi caso debe ser una impronta más que una elección inconciente puesto que es rarísimo que me tenga que levantar para el baño... o por ahí fue una elección inconciente... en previsión a los años de menopausia!
Yo no dejo de preguntarme si los hombres fueran los que duermen más cerca de la puerta no se despertarían más ellos que nosotras... me parece que no, verdad? jaja

- María Jesús: Me quedo más tranquila entonces que mis suegros no son gente tan rara, jajajaja
Mis padres (viven ambos y juntos, por suerte las dos cosas) cuando alguno no está presente alguna noche también respetan los lugares a rajatabla... yo soy más bien de aprovechar para ocupar toda la cama, jajaja

- Cando: Anoto poroto para las de "cerca de la puerta" también.
Yo solía tener una tía que también vivía haciendo cambios por el estilo (el tenía se refiere que se divorció de mi tío, por suerte aún no pasó a mejor vida); y era una persona sumamente divertida! Pavada de elogio le acabo de hacer (al menos según mi escala de valores)

- Stella: No quedan dudas, sos la que más clara la tiene acá! En las oportunidades en las que duermo sola también suelo acaparar toda la cama, y bueno, no tuve cama doble de soltera, y eso sólo no es motivo suficiente para divorciarse... aún! jaja
Igual anoto para la puerta.

- Mai, respuesta solomónica para quedar bien con mis suegros jajajaja. En realidad ayer cuando lo comenté en una reunión una amiga me dijo que ellos dormían como vos, ella del lado de la ventana, pero tiene que ver con que tiene un bebé chiquito y del lado de la ventana suele haber más lugar para poner el moisés, así que es bastante lógica la respuesta también... claro que mi suegra hace como 38 años que no tiene un moisés al lado de su cama, pero es otro tema... hay que ver también cuál de los dos necesita levantarse más seguido al baño no?
En mi caso todavía no tuve que usar la mano derecha por el tema de los ronquidos, pero más vale prevenir!

- Paisajes de viajes: Gracias por pasar y por el elogio. Para ahí vamos en un ratito, sobre todo porque este finde XL no pudimos ir a ningún lado, así que genial!

- Tía, qué bueno que hay más gente normal!! Bueno yo en 34 años y 5 y medio de casada no me había fijado mucho tampoco. Igual gracias por el elogio... ojalá mi jefa o la jefa al cuadrado terminaran una frase igual que vos. ¿No querés ser mi jefa? jajaja

Besos!

Paisajes de viajes dijo...

Gracias por tu visita en mi blog.

Un saludo.

Any dijo...

Pero que caso serio sos! Nunca lo había pensado. Ahora duermo conmigo asi que bué, no hay "lados"; pero dejame pensar ... mmmm ... dormía del lado derecho tenés razón! Y chicos nunca tuve, asi que no sé porque elijo ese lado de las camas grandes. Que curioso. Será algun tipo de condición inherente al género? Que raro che. Me dejaste intrigada jajajja.
Ahora, a cada casa que vaya voy a observar ese detalle, tipo encuesta.
Muy buena observadora, peligroso ... peligroso jajajjaja
besos, espero que hayas pasado un lindo feriado

Etienne dijo...

En la habitación de mis padres, hay puertas a ambos lados de la cama, así que esa no es una referencia válida para ellos; sí la es la otra de estar más cerca de sus vástagos. Por lo expuesto, mi vieja duerme del lado izquierdo de la cama (mirandola de frente) aunque ella es zurda corregida (en la escuela, le ataban la mano izquierda para obligarla a escribir con la diestra) asi que tampoco es mucha referencia.
Yo duermo del lado de la ventana, lejos del placard y al otro lado de la puerta, asi que digamos que encajo perfectamente con tu descripción.
A posteo corto, comentario largo, o más o menos extenso.
Besos x 200!!

nadasepierde dijo...

yo dormí de ambos lados, y aun con la misma pareja, pero si hago un recuento, creo que la mayoría de las veces como vos decis es la correcta! y ahora también, aunque ahora me queda mas lejos de la puerta! y del otro lado, no tengo mesa de luz. En realidad tampoco quien ocupe ese espacio.... uhhh ya me deprimí!
un beso

Lola dijo...

- Paisajes de viejes: De nada! :)

- Any, jajajjaa, me retás igual que mi mamá con "caso serio", no sabés cómo me has hecho reir. Me imagino que es probable que lo hayas heredado de tu madre, a mi siempre me hizo mucha gracia que la hermana de mi mamá, que no tuvo hijos, las pocas veces que nos retó lo hacía igual que ella!
Me re fui de tema, habría que investigar si es inherente al género. A mí se me ocurrió que durmiendo del lado de la derecha tenemos muchisimas más posiblidades de levantarnos con el pie izquierdo. Es probable que los hombres se aprovechen de nosotras y elijan el lado como para levantarse ellos con el pie derecho. Y después nos llaman dificiles, histéricas y demases A vos te parece?
Me alegro haber sembrado la curiosidad (sí, soy mala bien mala) así en un tiempo comparamos resultados!

- Etienne: Su madre, entre ser zurda corregida y tener un dormitorio con puertas en ambos lados (hay muchas con dos, cuando es suite, pero en general están del mismo lado) se le puede perdonar casi cualquier cosa!
Con esa configuración sus padres sí que se me escapan de casi cualquier estadística!
Pero les salió al menos un hijo perfectamente normal, por lo menos en lo que a elegir lados de la cama se refiere (sólo porque lo postulo yo, jaja). Hoy en día con el concepto de normalidad tan vapuleado, no es nada poco lo que le estoy diciendo!

- Ana, qué mujer más flexible!!!! A mí creo que ni con grúa me movés de lado de la cama, al menos con la misma pareja, y mucho menos si estamos en la habitación habitual.
No te me deprimas que hay cosas peores que esa! Y si bien cuando estoy sola ocupo casi toda la cama, no me haría falta más de una mesa de luz, al menos no con esa función!

M. de Floresta dijo...

Alalá! y cuando se duerme un poco de cada lado, incluso cruzándose por encima del otro? Cuál sería el diagnóstico? es grave Dra.? Y bueh, cosas dela neurosis, vió?
Besu!


=)

Elisa007_ Estrellandose contra el mundo que la rodea dijo...

me encanta dormir del lado de la derecha...
http://manualcotidiano.blogspot.com/
saludos

JulieFernn dijo...

Hasta el embarazo de Gianna dormía del lado de la puerta, pq era la más cercana al baño... después empecé a dormir del lado que estuviera la cuna o del lado más cercano a la habitación de las nenas. Fui rotando, ja!
Lo bueno es que en las mesas de luz hay siempre ropa doblada que me "olvidé" de guardar... seh, me re oooolvido de hacer las cosas que detesto, ja!

Lola dijo...

-Marina, hola tanto tiempo!
Si te estuvieras luciendo en una entrevista de trabajo, podrías alardear que sos una persona flexible y adaptable!!! Hay que mirar el lado bueno de uno mismo, porque lamentablemente nadie más lo hace.
De todas formas debe haber cosas mucho peores que ser neurotico no?

- Elisa, bien, sos una persona normal!!!!!! (y que conste que es uno de los mayores elogios que le puedo hacer a alguien!)

- Julie, otra persona flexible y adaptable! Además estoy empezando a observar que cambiarse al lado de la ventana porque es más cómodo para poner el moisés o cuna también es una variante aceptable, así que bien!
Está bueno usar las mesas de luz a modo de guardarropas para las prendas que utilizamos frecuentemente, además así jorobás a los que como yo, quieren adivinar de qué lado duerme cada uno.
Por otro lado, convengamos que los hombres suelen tener tan vacía su mesa de luz que sobre todo cuando falta espacio, sobran los motivos y todo para hacer eso!
Si te sentís más acompañada, yo también suelo "olvidarme" de las cosas que detesto hacer.

Besos!

Ronnie dijo...

Qué delirio esta inquietud!! Me encantó!!

Personalmente, duermo de la derecha pero no sé cómo decantó así. A veces en algunos hoteles cambio el lado para que no me despierte la luz directa de la ventana, o no sé por qué... como que no soy tan "estricta"... y eso que duermo con una pierna afuera de las sábanas!, por lo que debería preferir algún lado, no? (bueno... tampoco es que viva viajando!).

Creo que opté por el lado derecho porque ahí no daba el aire acondicionado tan directo (... en realidad elijo esta opción para arriesgar algo porque no tengo certeza...), ya que de soltera tenía una dos plazas sola para mí y obviamente ocupaba toda!!!

Besos y veo que hay de todo entre los comentarios!!!

Lola dijo...

Ronnie, mejor no hagamos mucho análisis, dormir de la derecha y si es del lado de la puerta, acá en este blog cataloga como que es de persona normal, y como digo, que conste que es uno de los mayores elogios que le puedo llegar a manifestar a alguien!

A esta altura me voy convenciendo que la elección del lado de la cama es totalmente inconciente, y que los motivos que esgrimimos para tal o cual pseudodesición no son más que intentos de encontrarle una respuesta!

Pero supongo que hay temas mucho más importantes que tratar con un psicoanalista... claro, mis suegros deberían hacerse ver de todos modos, jijiji.

Besos!