domingo, 2 de noviembre de 2008

Adelantando trabajo


No. Así de negativa empiezo. Ultimamente no soy de esas personas de "no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy" sino más bien del club de "patealo para adelante y por ahí mañana ya no hace falta que lo hagas".

La cuestión en este caso se trata del balance de fin de año. Y no un balance contable, porque no me dedico a eso, ni mucho menos lo hago con los gastos domésticos.

Y creo que hacer un balance personal a fin de año es inevitable, la única opción para, llegado el momento, no hacerlo creo que es no estar más o estar inconsciente, sí bueno, me puse un poco trágica; podría ser también que cambiemos de sistema calendario, ya cambiamos de hora, así que todo puede ser.

La cuestión, en definitiva, es que ya me cansé de 2008. En lo que a mí respecta, ya puede estar cerrado, sellado y lacrado, porque precisamente, fue bastante lacra.

Estoy escribiendo eso y ya me estoy arrepintiendo. Es que en el fondo, sé que tendría que agradecer que los míos están, y más o menos estamos todos bastante bien, bueno no sé si bien, pero al menos estamos enteritos, y particularmente lo que respecta a mi hija, más que bien, y por ahí con eso debería darme por satisfecha, y decir que fue un buen año.

Pero ya me cansé de conformarme, de mirarle el lado bueno a las cosas, y entre quedar como una desagradecida o una mentirosa, prefiero lo primero. Porque mentiría si dijera que me parece que este fue un año espectacular, ni bueno, ni más o menos.

Es más ni siquiera merece el calificativo de "malo" (que tiene más fuerza, es más poderoso, no sé, como más respetable); sólo fue... choto, lamentable o como quieran llamarlo.

A mitad de año escribí este post, donde no sabía para donde iba a definirse la cosa. Ahora ya lo sé, y bueno, mala suerte si no se dieron ninguna de las cosas que esperaba en ése momento, todas cosas buenas, por supuesto.

Por de pronto, yo ya tengo el balance hecho. De cualquier modo, si se llega a dar algo espectacular a partir de ahora sería lo de menos volverlo a hacer, hasta me comprometo a escribir un nuevo post, retractándome de éste.

Total en diciembre hay tanto para hacer que mejor sacarse estas cosas de encima. Mientras tanto, pienso cómo encarar 2009. Quien sepa un poco de contabilidad (con la del secundario alcanza) sabe que en definitiva, un año nuevo no es una hoja en blanco llena de posibilidades sin límites. Para algo está el balance del año anterior. No es que no se pueda revertir, pero cuando ya viene complicado es más difícil remontarla.

Como venía diciendo, no sé qué esperar de 2009. Ya no sé qué estrategia usar. Hasta hace tres años, siempre tenía la posición de "feliz año nuevo": las cuarenta y siete metas para el nuevo año, las doce pasas de uva (en esta parte del hemisferio deberíamos dejarnos de joder y hacerlo con uvas de verdad al menos) barrer para afuera y para adentro, colgar una llave del arbolito, etc, etc, etc... y no funcionó.

Cuando iba a empezar 2007 me propuse no proponerme nada, así no salía defraudada. Error. Entonces cuando empezaba 2008 me propuse metas inalcanzables. Pensé que por ahí lo que se le pide a un año es parecido a vender un auto: para obtener más o menos lo que uno quiere hay que arrancar pidiendo el doble. Tampoco funcionó.

Entonces ya no sé. Tendré que volver al "Feliz año nuevo"... o probar con el "Felisa me muero" (si no saben el chiste después lo cuento, es malísimo!).

15 comentarios:

Marce dijo...

Nunca hice el famoso balance de fin de año. Sí viendo para atrás puedo decir que tal fue un buen año o el otro fue horrible, pero nunca basándome en los objetivos que me propuse, sencillamente porque nunca me propuse objetivos.
Simplemento dejo que todo fluya, algo raro en mí, ansiosa como soy.

Me encantó tu chiste "moderno" Felisa me muero :P

Relax Lola, a mí al menos en este sentido me funciona.

Besos!

Ana dijo...

Este tampoco fue EL año para mí. Sin embargo el pasado fue peor. Con lo cual uno termina conformándose con un chato "podría haber sido peor".

Igual te digo... no me propongo nada, nunca. Y así me va, consigo bastante poco. Pero creo que si me propusiera cosas también conseguiría poco, y el agravante es que viviría frustrada.

Fede y mamá Jesi dijo...

AAhhh yo me había propuesto una sola cosa para el 2008 y no la hice, como todo tengo que juntar fuerzas y averiguar bien como es el asunto :S
Gracias por recordármelo mala :P

Beso

Carolina dijo...

Coincido con que el 2008 no fue "el año"...y por lo visto, para mi, va a terminar de la peor forma (historia larga que ya contare) pero ta...me obligo a ver la mitad del vaso lleno...y si pienso, como vos, que mi niña crece divinamente bien, que de salud gracias a Dios anda perfecta...entonces me digo, que nada màs me importa...y te digo, en algùn punto, de verdad...el sòlo hecho de verla bien a ella me hace decir el resto que se vaya a la pmqlp!

Mamá de Justina dijo...

Che será que no estoy o estoy inconsciente pero jamás me puse ha hacer balances de ningún tipo y en ninguna época del año. Digo si estas mal el 28de diciembre qué indica que el 4 de marzo vayas a estar mejor?

PET dijo...

Yo por suerte este año, la meta más importante que me había propuesto la concrete. Igualmente hay varias menores que esa (en importancia para mi) que no se concretaron ni creo que llegue de acá a que el año termine, pero en fin.... si mido y pongo las cosas en la balanza, creo que fue un buen año. Y de metas para el 2009, ya tengo dos (una es una de esas que me quedo de este año, y la otra una nueva). Veremos como nos va el año proximo Lolita entonces.

Me mato el comparativo del auto....jaja. Jamás te voy a comprar un auto a vos entonces porque a mi no me gusta regatear, así que se que me arrancarías la cabeza. Jaja.

Besos !

Van dijo...

te cuento algo Lola? mira el año pasado fue un año muuuy sedentario para mi, aburridisimo, entonces pedi que el 2008 sea mas activo y estoy como loca de aca para alla desde que empezo.(solamente se me cumplen las cosas mas estupidas que pido) Un poco de equilibrio che!! asi que ahora de enojada nomas no voy a decir ni mú.
como dice Marce... que fluya cual agua cristalina por favor!

Maragena dijo...

No veo la hora de que se termine este año. Fue terrible para mí, con golpes muy bajos y situaciones difíciles de remontar.

Claro que veo a mi hija, sana y feliz y agradezco por eso pero aún así el balance me da negativo.

Lo único que me queda es confiar en que el que viene será mejor...es eso o tirarme debajo de algún colectivo.
Besos

TEA CUP CLUB dijo...

Nunca habia pensado en esto, tan solo en las resoluciones de fin de año y cuanta razon tienes. No se si te importa que este post lo ponga en el del Club se que nos va ayudar mucho. No lo quiero hacer sin tu permiso, si me pudieras escribir a teacupclub@gmail.com.

Te dejo una tacita de te con muchos terroncitos de amor y amistad

Veronica

Lola dijo...

Che, yo pensé que era universal esto de hacer balance, soy casi el unico bicho raro al final?

- Marce, mataría por aprender a relajarme... jajajaja, esa es la actitud para empezar no?
No sé cómo hacés para empezar el año así tan... ingenuamente. Ojalá me saliera.

- Ana, por suerte ni éste año ni el anterior me pasaron cosas tan tristes o malas como en tu caso para decir si fue peor o no... y por lo mismo, siempre me termina dando bastante culpa.
Es cierto que las cosas en general van a pasar (o no) independientemente de que nos las propongamos mucho, poco o nada, y por ahí es más sano no esperar nada. Si yo pienso en diciembre del año pasado y me veo ahora, es como que me da una impotencia terrible.

Jesi, me dejaste intrigada con el único asunto que te habías propuesto y que no hiciste (y ni siquiera averiguaste :O). Por lo menos si era uno sólo por ahí estás a tiempo, salvo que quisieras comprarte una villa italiana (ya sé que no es por la plata, pasa que escasean).
No sé bien qué es lo que me agradecés y por de pronto te digo que de nada, y es más, si supiera ser más mala te recordaría más cosas (ni para mala sirvo)

- Caro, yo fluctuo entre eso todo el tiempo, que debería estar contenta porque lo principal que es mi familia está y está bien, pero la verdad es que no se puede decir que esté contenta, y en algún punto eso no deja de generarme cupla, pero bueno...
Esperamos tu balance de 2008

- Lu, repito, cómo hacés para no hacer un balance personal a fin de año? La verdad es que es bastante envidiable. Me dio risa tu ejemplo, y no, no se trata de hacer un libro diario (aunque por ejemplo si tu cumpleaños de este año fue muy desastroso hay buenas posiblidades de que el proximo sea mejor, jaja), sólo de ver que en la columna de la derecha hay más que en la de la izquierda, y empezás el año con ese saldo (y no estoy hablando de plata, eso es lo más gracioso)

- Pet, qué lindo debe ser terminar el año con la sensación del "deber cumplido" por más que haya algunos objetivos que hayan quedado para el año que viene. Suerte entonces!
Vos también me hiciste reir mucho con lo del auto. Si fuera tan hábil par esas cosas ya hubiera vendido unos cuantos, no te preocupes, jajaja. Igual aunque un poco exagerado, es bastante así, ergo si no sabés regatear tené cuidado! Pasa que hay mucho comprador muy muy pichulero dando vueltas también.

- Mara, evidentemente para vos el año fue realmente "malo" y si bien hay cosas que uno no quisiera ni imaginar y no se atreve a nombrar, realmente, hay veces que no queda mucho más para el año que viene que remontarla. Al menos vos, que tenés más motivos, puteá bien contra 2008 sin culpas.

- Van, también me alegro que puedas dejar que "todo fluya", como decía, me gustaría, pero lo veo medio como imposible. Sobre "tené cuidado con lo que pedís porque puede volverse realidad" me pasó algo parecido una vez, ahora me hiciste acrodar, hace muuuuuuuuucho cuando todavía estudiaba me había propuesto firmemente encontrar trabajo... y lo encontré... pero casi no me pagaron!!!

- Vero, qué casualidad! Venía pensando que sería muy adecuado que en tu página publicaran algo de Poldy Bird, además de ser una autora sumamente popular en Argentina, acaba de perder a su única hija, quien inspiró casi toda su obra. Precisamente hay un cuento que se llama "el jueguito de té" y tiene que ver con esto.
Al margen, no me molesta para nada que lo publiques algo de acá en tu blog, a contrario.

Besos!

Minombresabeahierba dijo...

noooo, se complica hacer el balance ahora, despues a fin de diciembre uno hace otro balance y se sufre dos veces!
metas imposibles! claro asi cualquiera se boicotea!pruebe no poenrse metas, el balance da siempre posotivo, besos

Silvi dijo...

Fue un buen año en lo personal pero malo en lo económico, ahorro nulo y mucha bronca por eso. Por otra parte no cumplí una promesa importante, mal mal mal.

Besossssssss

Lola dijo...

- Nombre que sabe a hierba: Bienvenido!
Así que es inevitable hacer otro balance a fin de año? Yo que pensé que me estaba ahorrando trabajo...
La estrategia de no ponerme metas, tampoco funcionó. Supongo que en definitiva uno siempre espera estar mejor, aunque proclame que no se va a proponer nada.
Como sea, gracias por pasar y por los cosnejos!

- Silvi, por lo menos salvaste una parte del año. Así como en general sentimios que un año no termina de ser bueno porque el dinero siempre ayuda para eso, si fuera al revés creo que en ése caso temina siendo un mal año, con guita y todo.
Sobre la promesa, no estás a tiempo todavía?
Con Je y Pet me hacen morir de la curiosidad, jajaja

Besos!

Marina dijo...

Que te puedo decir... yo hace rato que dejè de hacer balances, no soy muy buena en eso. En mi caso me conformo con bastante (poco?) que estemos los mismos que empezamos el año y en lo posible sanos.
Yo soy de las que piensa que la salud es lo importante y que el resto se puede conseguir, y te aseguro que en este caso no es una frase hecha. Aveces la vida te golpea duro y estas cosas "sencillas" las valoras mucho. Serà por eso que no me siento defraudada desde hace ya unos cuantos años.
Besos y arriba!! me voy a leer el nuevo post.

Lola dijo...

Gracias Mari!
Por ahí no tengo remedio y hasta que la vida no me de un buen sacudón voy a estar llorando por boludeces.
Lo pienso mucho, pero no lo puedo evitar, y me siento bastante desagradecida, pero bueno... uno no elije qué sentir.
En definitiva, lo importante no es tener mucho o poco, sino estar feliz con eso mucho o poco que se ha conseguido.
Besos!