martes, 4 de noviembre de 2008

Que fluya


Después del post anterior, o mejor dicho, de darme cuenta que casi todos dejan las cosas más libradas al azar que yo, estuve haciendo un autoanálisis y me di cuenta que en realidad soy bastante capaz de dejar que algunas cosas me importen muy poco:

- Desde hace unos días que en el trabajo adopté la actitud de evitar a la gente que no me simpatiza. Ya basta de besos fallutos, de tratar de arreglar cosas con gente con la que la verdad no me interesa estar bien. Ya que soy una antisocial, ermitaña, en compañía de quien es imposible trabajar, al menos que se note, y que me sufran un poquito.

- Me tienen muy sin cuidado las elecciones en USA. Es más, recién me acordé al mediodía, y porque escuché a alguien hablando del tema. Yo sé que es muy loco, porque supongo que sea lo que sea (quien sea debería decir no?) que salga va a afectar (para bien, para mal, para mas o menos) hasta a las libélulas en Brunei. Pero si lo que puedo hacer es la mismísima nada, para qué preocuparme? Sirve de algo que me sume a mi marido y mi suegro que están pegados al televisor como si estuvieran jugando Argentina e Inglaterra por la final de la copa del mundo? Para el caso, tampoco se puede hacer nada para que Argentina gane o pierda la copa del mundo (y en este caso, tampoco nos afectaría a la mayoría de los argentinos, para decir la absoluta verdad)

- En la misma línea que lo anterior, pero en el ámbito nacional, y específicamente, las compras diarias: ¿No está demasiado gastado ya el "¡qué caro que está todo!", "!hoy con $100 ya no comprás nada!" y demás variantes del mismo discurso? Si, está todo carísimo, lo que podés comprar con $100 te entra en dos bolsitas de verdulería, etc, etc, etc. Pero estamos hablando del super, no de veranear en la Polinesia o de cenar en Puerto Madero
No lo podemos solucionar por nosotros mismos, tampoco podemos dejar de comprar; pagá y punto. No sé, por ahí es grave, pero últimamente ningún aumento de precios me hace estallar la vena.

- Esto todavía no lo logré, pero siguiendo con el super, hoy mientras esperaba en la caja tuve una clase magistral. Se trata de ser una madre.... cómo podríamos llamarlo... despreocupada? me importa todo un carajo? "los niños necesitan aire"? Calculo que todos las ubican aunque no sepa bien como es el nombre del género. Por empezar el niño en cuestión (tipo 3 años) iba tan de acá para allá que tardé unos buenos cinco minutos en identificar cuál era su progenitora. Hablando de esto, palo para mí, porque se ve que yo era la única simpática que le ponía cara de pocos amigos cuando intentaba treparse a mi carrito o abrir mis yogures. Entre tanto, volcó un poco de acondicionador al piso (el suyo, pero donde yo tenía que pisar después), revoleó las ojotas, una de las cuales casi me da en la cara (está bien que hace calor, pero a quién se le ocurre ponerle a un chico de tres años un calzado que se lo puede sacar tan facilmente). Pero bueno, es un chico. Qué hacía la madre mientras tanto? Charlar con dos conocidas. Así que me vengo a enterar que tiene otro hijo más, pero que "salir con los dos no puedo, no doy abasto corriendo atrás de los dos"... por lo visto hasta ahora no corrés mucho atrás de uno, bien podés dejar que corran los dos, total demasiado no te preocupa por lo visto. Y el broche de oro, cuando esta mujer se va, las otras dos conocidas se quedaron charlando entre ellas y una le comentó a la otra "yo no sé, el colegio donde los está mandando es taaaaaaan estricto".

Lo interesante de todo esto es MC. Estaba pasmada observando a éste niño. Yo no sé si le atraía como si estuviera viendo a "Daniel el Terrible" o a esta altura ya tendrá la capacidad de razonar para llegar a la obvia conclusión de "justo a mí me tenía que venir a tocar la única vieja rompebolas que hay en todo el super!"


Por supuesto, esta calma no es más que aparente. Como me dijeron una vez, "cartón pintado". Será el calor. Aprovechemos una de las pocas ventajas que tiene el calor y echemosle la culpa de todo lo malo que nos pase estos días.

Porque de todas maneras, la lista de las cosas que sí me preocupan es muchísimo más larga, diría que interminable.

19 comentarios:

Fede y mamá Jesi dijo...

Fede cuando ve un chico así se sobreexcita y quiere hacer lo mismo! y la madre que es una castradora no lo deja. Si quiere joder que me joda a mí que soy la madre, los demás no tienen la culpa.

Lola, sos cartón pintado, qué más? nefasta??? y no me acuerdo que más... bueno vos ya sabés todo lo que sos...

beso

Lola dijo...

Je, siempre es una tranquilidad encontrar a otra madre tan castradora como una misma.
No sé si tiene que ver o no, yo pensaba que por ahí me pasa esto porque estoy buena parte del día afuera y cambio de ambiente, y pensaba que por ahí cuando estás todo el día con el nene ya estás filtrada y por un rato te da todo lo mismo y que moleste dos minutos a otro cuando el resto del tiempo te lo tenés que bancar vos. Pero no es tu caso, así que tampoco debe ser tan así.
Ah,si, me olvidé de nefasta, jajaja, pero no venía al caso en este post. Como decía, al menos en el ambito laboral, soy ermitaña, antisocial, mala compañera, es imposible trabajar en equipo conmigo y no me acuerdo cuántas cosas más dijeron mis jefas. Pero si querés seguir sumando a "todo lo que soy" haría también la lista de mis virtudes, que sería mucho más larga, interminable diría... mirá quién lo dice! ajjaja
Beso!

TEA CUP CLUB dijo...

Decimelo a mi Lola que vivo aca en los Estados Unidos, todo el mundo anda de cabeza por las elecciones.

Veronica Villatoro
Fundadora Internacional
teacupclub@gmail.com

Carolina dijo...

Odio, realmente, odio a las madres que no se hacen cargo de sus hijos y los dejan hacer y deshacer como si nada, me da una bronca tremenda...una impotencia mal cuando, no se, por ej. veo que se bajan al cordon de la vereda y la esas madres en cuestion no hacen NADA, literalmente nada. Realmente no puedo ni pensar en hacer que no me resbale, no me sale.
Respecto a las elecciones en Yanquilandia, salvando que tengo flìa allà y quiero que esten bien, me tiene sin cuidado la elecciòn, apenas me llego algo de informaciòn...pero no me quita el sueño ni cerca.
Eeeeen fin niña ! Nos estamos leyendo, beso.

Ana dijo...

Lola, vos y yo somos más parecidas de lo que pensaba. Intolerantes, ya sabíamos, pero antipáticas y medio soretas? Esas son cualidades que no te conocía, y que comparto plenamente.

Y encima con mis recién estrenados 34 años acabo de proponerme no dejarle pasar una a nadie. Ayer un vecino maleducado me tiró (como todos los días) la puerta en la cara. Me di vuelta y le dije "sabés que? no lo tomes a mal... pero sos un maleducado". Y cuando intentó responder le dije "dejá, no te molestes que no tengo intención de conversar, pero no quería quedarme con las ganas de decirte lo que pienso".

Hay que sacar todo el veneno para afuera!!!!!!

Y si como madre llego a soportar un cuarto de eso a un hijo, internenme!

Mamá de Justina dijo...

Bueno tratá de que sea más que una apariencia y vas a ver lo bien que te sentís. Sobre todo con las sonrisas o saludos de compromiso.

Con respecto a ser una mamá relajada, creo que tengo un 50% de relajada y otro tanto de estricta mientras mi hija no moleste a los demás ni esté en peligro (como el cordón de la vereda comodecía Carolina)

PET dijo...

Me identifico mucho con vos. Pero mucho, mucho......

- Las elecciones en EEUU no las segui. Es más, me acabo de enterar quien gano cuando abri la pagina de yahoo para chequear el mail

- A los pendejos así no me los banco.

Besos Lolis

JulieFernn dijo...

Ay, q envidia... yo ni medio post de cosas q puedo dejar fluir te hago. Soy la intolerancia hecha persona!! (y como dijo Ana, también antipática y soreta!! jajaja)

Las madres "viva la pepa" pululan cual mosquitos en noche de verano. Son más irritantes q los pibes, honestamente.
Y lo tragicomico es q, cuando una de las mias trata de hacer algo fuera de lugar y la reto, todos me miran a mi con cara de "mirá q hija de puta", en vez de mirar a la otra o al hijo/a q está destrozandolo todo!!!

En fin... encima hoy estoy mega intransigente.

Kisses.

Marce dijo...

Eso pensaba esta mañana del tema elecciones en EEUU, si a mí la vida no me cambia, qué miércoles me importa??? anoche todos los canales de noticias estaban como si las elecciones hubiesen sido acá, insoportables.

Respecto al asuntillo madre-hijo en el super, tampoco soporto esa clase de pendejos ni esa clase de madres. Aunque en el fondo, los pibes me dan lástima, ellos no tienen la culpa de tener madres boludas que les sepan poner límites. Valen también los mira con cara de "ay qué horror" como si ella fuese santita :P

Besos!

K-®y dijo...

Tal cual dice Julie, encima a las que nos miran mal es a las castradoras que andamos corriendo a los pibes por todos lados diciendo No No No!! Jaja... el mundo esta al reves!

Che, MAM tenia como requisito ser castradora?? Ahora que lo pienso somos todas un poco asi jajajaja.

Besos!

Maragena dijo...

Siempre odié a esos chicos que hacen quilombo en los lugares públicos y mucho más a sus madres....hasta que me tocó en carne propia!! jajaja

Con mi hija estamos en una etapa brava, está muy inquieta pero me sacrifico y hay muchos lugares donde no vamos precisamente porque los demás no tienen por qué aguantarla.

Lo de las elecciones en USA me tiene sin cuidado.

No sé si podría hace runa lista así, ultimamente todo me altera.
Besos

BR dijo...

mmm con certeza no puedo decir si soy mas coherente, lo unico es que yo tambien odio a los chamacos desatados que quieren desgastar los zapatos en un solo día (por cierto, el unico que lo sacan de "paseo") molestando a todos los que esten por error cerca, ayer me todo un chamaco como de 9 que se creia perro...asi literalmente...iba por la calle auyando y ladrando como perro...a todo volumen...lo peor era que los imitaba tan bien, que por cada calle que caminaba los perros verdaderos se alebrestaban y respondian al llamado del imitador..entre a una tienda, por lo que el niño-perro pasó a mi lado, detraz sus padres...yo porsupuesto le puse la peor cara que pude a la madre para que callara a su engendro y viera que a la gente nos molestaba.. ella simplemente sonrió orgullosa de su doverman...y asi siguió..caminando calles y calles....si quiere sacarlo de paseo...que lo saque..pero amarradito y con bosal no?

Marina dijo...

Haces bien en tomarte las cosas asì en tu trabajo, mientras eso no te perjudique a vos interiormente porque a nivel laboral no creo que alguien te venga a objetar nada con respecto a tu simpatia o antipatia.
Lo del cartòn pintado, me trae solo malos recuerdos, que bueno es no tener que interactuar nunca mas con ese tipo de sujetos!! Vivan los foros privados, che!
Y finalmente, una de las cosas que SIEMPRE detestè es a los chicos malEDUCADOS y si, no son malos ellos simplemente los educaron mal sus padres. Yo no me asombro de una madre que le dè un chirlo en la cola a su hijo, si el chico està como loco y es una situaciòn limite. Lo que no soporto es la violencia porque sì y mucho menos con bebès que ni siquiera caminan (cosa que vi hace poco y casi vomito) A mi esta onda madres "menefreguistas" no me va, porque con la cuestiòn de no traumarlos terminan traumatizando a medio supermercado y ellas tranquilas como si nada.
Uyyy que malas madres que somos!!!
Besos

Lola dijo...

Jajajaj, qué poder de convencimiento que tengo! Estuve seis horas para pensar cuatro boludeces que me importen muy poco y parece que fuera la reina de la calma!!! :)

- Vero, por lo menos esta veaz la espera fue corta, no como con Bush en el 2000 que estuvieron más de un mes. Eso sí que debe haber sido intolerable. Espero que estén conformes con el resultado (tanto como uno puede estarlo con los politicos...)

- Caro, eso también me saca! O cuando los dejan solos por las escaleras o frente a ventanas sin rejas. Sobre las elecciones, hoy me levanté tan pero tan cansada que no prendí la tele ni miré la tapa del diario. Me enteré en el trabajo y escuché unos minutos sin opinar para no pasar por ignorante total. Pero la verdad estaba con 0 intriga.

- Ana, yo simpatía la tengo previa y bondad directamente nunca me interesó cursarla. No tiene buena salida laboral. veo que fuiste a la misma universidad que yo!
Igual no te olvides que soy pura pinta... bah, menos en lo físico, jajajaj
Che, me encantó la que le hiciste a tu vecino! Yo creo que ya debe estar mirando los clasificados. Ahora entiendo por qué estabas buscando voluntarios a través de tu blog para regar las plantas estos días. Lo único decime que no hay que llegar a los 34 para poder hacer esto, me falta año y medio!
Igual en realidad, como decía, soy cartón pintado. Pagaría por sacar el veneno para afuera, pero no hay caso, hace meses que pruebo y no termina por salirme bien! :S

- Lu, como le acabo de decir a Ana, ojalá fuera tan fácil dejar que todo me importe muy poco, en especial la gente.
Sobre las mamás relajadas, yo en mi casa tampoco soy demasiado hincha, a lo sumo me molesta a mí, y si es soportable no le digo nada tampoco, pero con los otros, que no tienen la culpa que yo haya tenido una hija es otra cosa. y cuando el chico está en riesgo mucho más!

- Pet, me ganaste!!!! Recién al mediodía te enteraste de cómo salió? Te digo que eso no es nada fácil de lograr tampoco.
Como no podía ser de otra manera, me encantó tu tolerancia con los pendejos esos, jajajaa

- Julie, ya dije, soy cartón pintado, se me quemó la cabeza de pensar tres boludeces que me importen poco, jajaja
Che, nunca me había percatado que estas tres caracteristicas personales venían en combo! Hay que investigar!
Sobre los de afuera, que no han tratado con chicos en 40 años más o menos, seguro critican tanto a las madres viva la pepa como a las castradoras. Al menos mi vieja lo hace :P
Las madres viva la pepa también te van a quedar mal. Con lo cual las unicas que te van a mirar bien son tus congeneres castradoras. No queda otra.

- Mar, jajaja, pensamos igual (qué raro!) Hoy una compañera de trabajo vino re feliz porque ganó Obama. Resulta que había vivido en USA y la madrina del tío de un amigo había sido vecina de Obama :S. Sí, esperá sentada que ya te manda la green card, está tratando de arreglar que ya tengas la casas de tres pisos y la 4x4 para cuando llegues.
Me reí con lo que decís de valentina, porque otra vez es cierto. Ni que estas niñitas fueran unas santas para escandalizarse tanto, jajaja, pero bueno, al menos no las dejamos endiablarse en público, será eso.

- Kary, allá también te miran como madre castradora. Tenía idea que los europeos, y los anglosajones en particular, eran bastante fóbicos a los niños, mucho más a los maleducados.
Sobre MAM sí, hasta mandabamos un psiquiatra para evaluarlo cientificamente. Lamentablemente tampoco fue 100% efectivo, con lo cual, con la tolerancia que nos caracteriza, tuvieron que volar varias cabezas. De dónde te crees que vino tanto lío :P

- Mara, jajaja, si en el fondo a veces pienso que por ahí estamos muy acostumbradas al lío que pueden hacer nuestros hijos que estamos un tanto inmunes a él y ya no tenemos registro que es algo molesto. Sin embargo hay cosas que no se te pueden pasar!
Sobre la lista ya lo dije, estuve como medio día pensando y me salió esto nada más, y con ayuda. Imaginate por dónde suele andar mi ansiedad :S

- BR, bienvenida!!!!!!! Me reí mucho, muchísimo con tu anecdota! Está bien que el chico por ahí estaba jugando, pero uno, molesta a los demás, me imagino que si sos mas o menos como yo a la sra mamá de este engendro niño-doberman, no se le puede haber pasado tu cara de espanto y de pocos amigos.
Pero al margen, me parece triste, porque el chico se está poniendo en ridiculo. Más allá de las diferencias que yo tenga con mi madre, en cierta medida le agradezco que cuando tenía ocho años no me haya comprado un vestido que visto hoy, parecía un mantel, ni me haya dejado salir con ridiculas coronitas de flores en la cabeza o con maquillada con pinturas de jueguete, aunque yo pensaba que me quedaba re lindo.
Pero me reí mucho con que lo saque con bozal. A más de un niño al menos le vendría bien que lo sacaran al menos con correa!

- Mari, las objeciones en el trabajo respecto de mi falta de empatía y demás ya vinieron desde la plana mayor, no te preocupes. El problema sería si yo me la creyera realmente. Imaginate la capacidad intelectual que tienen ahí para andar preocupandose de cuántos besos diste por día o si antes de hacerle una observación a alguien que está por fundirnos a todos más o menos tenés tenes que abrazarlo y hablarle como te hablaría tu abuelita cuando te contaba un cuentito.
Jajajaj, vos también cazaste la del cartón pintado :P
Sobre las madres, las hay que se van para el otro lado también, seguro, y lamenteblemente. Yo creo que a los chicos les hacés mal tanto por exceso como por carencia.
Sobre lo malas madres que somos, imagina cuánto que yo ya estoy pensando que en vez de hacer un seguro para sus estudios, mejor ya le voy haciendo un fondo de inversión para el psiquiatra :P
Hablando en serio, no entiendo qué les puede molestar a "los demás" que le digas que no a tu hijo? Prefieren que te vuelque la mermelada en la cabeza?

Con la tolerancia que me caracteriza una vez más, creo que habría que empezar a hacer campaña para que se cobre por opinar de lo que no te corresponde.
Lo que no sé es si la gente dejaría de hacerlo o se llenarían las arcas del ente recaudador en cuestión.

Besos a todas!

Merlina dijo...

A todos nos preocupan muchas cosas pero la realidad me indica que es mucho más fácil no decirlo o no escribirlo.
Todos metemos algunas *cositas* bajo la alfombrita.
Besos

Lola dijo...

Ceci, jajaj, puede ser. Pero también hay gente que se queja por todo... no está bien visto no tener precoupaciones tampoco...
Por ahí la cuestión para quedar bien es tenerlas a las preocupasciones (y si son importantes, mejor), pero hacer de cuenta que somos unos superados y nos las tomamos con calma.
Besos!

Merlina dijo...

Tenés razón!!!
Es cierto lo que decís!!!
Besos

Ronnie dijo...

Me estoy poniendo al día así que rápidamente resumo mis comentarios:

1) Bien ahí con dejar los saludos fallutos!

2) Con lo del super también estoy de acuerdo... cada vez tengo menos paciencia con los famosos "qué barbaridadddd qué carrrroooo qué preciossss" que escuchás en las colas de todos lados. Quejate en privado plis!

3) Y siguiendo con la línea de tolerancia de actos/cosas/hijos ajenos, yo (que de verdad tengo infinita paciencia) un par de veces ya "alerté" a madres en cuestión para que se ubicaran y pusieran un poco de atención no en que se porte bien, sino que no moleste a los demás. Te juro que me re da la cara.

4) Y para terminar, pero volviendo al 2): ah no! no me vengas con que sos de las que se quejan por el frío/calor/humedad porque estás totalmente descalificada para quejarte de los que se quejan de los precios!!! ja!

Besos!

Lola dijo...

Ronnie, enseñame cómo poner a las madres en su lugar! Soy tan tonta que no, no me da la cara, y matico bronca cuando por ahí le decís algo y está todo más que bien.
Sobre qujarme, me quejo de casi absolutamente (qué expresión tan contradictoria) de todo. Del tiempo en primer lugar. Y más de la gente que se queja. Imaginate dónde debo tener mi autoestima :P
Besos!