jueves, 8 de abril de 2010

Problemas que no tengo


Para continuar en mi línea felicidad-positiva-como-se-diga; por una vez en vez de quejarme de problemas que sí tengo, o problemas que le envidio a los demás, me di cuenta que hay una serie de cosas que no significan un problema para mí.

El otro día se cortó la luz en casa a la mañana. Me di cuenta que, al contrario de la corriente actual, mis mañanas están muy poco "electrificadas". Por empezar, al despertador digital no lo pongo más, sólo sirve para saber la hora en lo profundo de la noche. Lo único que me despierta es la alarma del celular, y como lo dejo cargado de la noche anterior, no hice la gran "mi pobre angelito" ni me quedo sin celular durante el resto del día. Me maquillo poco para ir a trabajar, más de memoria que ocultando imperfecciones, y para lo demás, alcanza con la luz natural, incluso para ponerse los lentes de contacto.


Otro problema que no tengo es prepararme el desayuno. No sé muy bien por qué motivo, tal vez porque a esta hora estamos muy dormidos para manejar cocinas a gas o cuidar que no se llegue a hervir la leche o se quemen las tostadas, pero he notado que el desayuno se ha vuelto completamente eléctrico: cafetera, microondas, tostadora, sandwichera para los más afortunados. Como yo no desayuno, me importa bien poco.

Pilas recargables no uso (muy mal, muy antiecologico lo mío) así que mi mp3 anda igual.
Reconozco que me da un poco de pereza bajar las escaleras, más que uno a esa hora todavía mucho no coordina, pero peor sería tener que subirlas. Ahí sí lo pensaría seriamente.

Por una vez, resulta una ventaja que en general nunca me lleve el auto porque habría que abrir el portón a mano o pedirle al encargado que lo haga, así que tampoco tengo ese problema.
No suelo llevarme la notebook al trabajo, así que tampoco tengo el problema si se cargó o no (igual con lo que dura la batería...)

En cambio a la noche, sin tele, sin luz para leer, sin compu, eso sí que es trágico. Crucemos los dedos que por suerte hace mucho que no pasa.

Y siguiendo con lo mismo y también con la entrada anterior, ya no me representa un problema que la jefa al cuadrado me quiera comer cruda. El lunes ya me tiró un par de tarascones; yo cuatro.


Desde entonces nos movemos coreograficamente para no coincidir en un mismo espacio físico durante más de 10 segundos... supongo que la situación así no se puede sostener mucho tiempo; mientras calculo que este año en vez de contra la gripe me van a mandar a vacunar... contra la rabia! Pero mejor eso que andar llorando por los rincones.

Por último, otro problema que no voy a tener esta temporada otoño invierno es que me falte algo. Ando de compradora compulsiva; y de más está decir que eso no representa un problema para ninguna mujer que se precie de tal.


A ver cuánto me dura.

17 comentarios:

Marina dijo...

Que siga la positividad y el periodo de buena racha!! parece que este año las vacaciones te hicieron muy bien.

Besos

Alicia Seminara dijo...

La verdad que sí sos positiva!

Pero es verdad, cuando se corta la luz te das cuenta de lo imprescindible que es! Yo soy la del desayuno eléctrico, así que imaginate!

Mai dijo...

Mi desayuno es completamente eléctrico! Hasta el chispero de la cocina lo es... (y no tengo encendedores ni fòsforos en casa) y no puedo despertarme sin un café!
Pero està bueno que veas las cosas positivamente y sobre todo, que tengas etapa de compradora compulsiva (mientras el bolsillo o la tarjeta te lo permitan)
Besos

tia elsa dijo...

Si si lo mio es electricidad pura, todo eléctrico, cocina, horno, hornito eléctrico, microondas, se corta la luz y no sé como hacer para prender la hornalla de la cocina. Me alegro que la vida te sonria, contagiame please! Besos tía Elsa.

Any dijo...

Pero! eso se llama ser positiva!
Como se hace? hay alguna receta? me la pasas?
Mirá, pensándolo bien, a la mañana yo tampoco necesito mucho de la electricidad, salvo la luz del baño ponele; me levanto con el tiempo justo y huyo, no tomo nada asi que no enciendo nada. Me jodería mas que se cortara el agua por ejemplo.
Es muy incómodo andar esquivando gente, yo no podría, ya me hubiera ido a la m ... .
Comprar siempre es catártico jajajaj
besos

Lola dijo...

- Mari, a veces tengo la sensación que la felicidad no le puede durar más de un mes a un mujer... al menos no en edad fértil :S nos tenía que tocar justo a nosotras!
Igual las vacaciones seguramente ayudaron, y algunas otras cosas también.

- Alicia: más que ser, estoy positiva. No apostaría a que me vaya a durar demasiado!
Si fuera como vos de desayuno electrico (electrico o no electrico, reconozco que desayunar es una sana costumbre que debería adoptar) si se cortara la luz a la mañana creo que directamente ni me gasto y no voy a trabajar! Mirá si llego con una quemadura?

- Mai, qué epidemia el desayuno electrico!!! Todavía me pregunto el por qué! La verdad es que un café levanta, no te lo niego, pero es una adicción (lo mío tampoco era adicción, ojo) que se puede vencer, y la verdad es que es muy poco lo que lo extraño. De hecho no al café en sí, sino el hecho que te despabila (de última te tomás una cafiaspirina) y que no sabés qué pedir cuando vas a una confitería.
El tema de la compradora compulsiva es que no sé hasta dónde voy a poder sostener el placer de comprar y de morderle a mi jefa, tengo el pálpito que no son del todo compatibles, jaja

- Tía, otra chica electrica! En realidad yo también lo soy, pero de mañana zafo. De noche sí, me deprimo, tanto que ni ánimo de bajar las escaleras e ir a otro lugar donde haya luz.
Yo te contagio la buena onda, gratis obviamente, eso sí, fijate si te convence la vía de contagio... no te olvides que muerdo! jaja

- Any: Por fin una de las mías que se levanta a la volada y no desayuna! Estoy cansada de sentirme un extraterrestre!
Con mi jefa, veremos que pasa, a lo mejor pasan unos días y es como si no hubiera pasado nada, para eso son especialistas. De momento tengo mucho para echar en cara así que no soy yo la que la esquiva en realidad (salvo porque me gustaría que fuera en el momento justo, con la gente que corresponder adelante).


Besos!

Blonda dijo...

Que lindo...me encantaria poder escribir un post con el mismo titulo.
En breve, sin duda, me estoy esmerando para lograrlo.


Mil gracias por tu comentario, la verdad que está buena sentirse acompañada en la causa (y en el padecimiento). Desde el lunes voy a empezar a chicanearlo todo el tiempo, a cumplir mi horario a rajatabla y a limitarme a responder con monosilabos. Estoy HASTA ACA!

besotes y buen finde!

Adriano dijo...

Ja, no lamenta lo de la luz porque no vive en un piso 24... Pero igual, coincido con Any, para mí es más problemático cuando falta el agua y qué poco la cuidamos no? oia, me salió un coment ecológico jua

nadasepierde dijo...

jajaja que bueno!!! comparto todo lo que decís, las mañanas sin luz no son mi problema!
Jefa al cuadrado, tampoco.
Si extrañaría la luz a la noche, supongo que me iría a dar una vuelta.

un beso

Lola dijo...

- Blonda, es que en realidad siempre hay algun problema que no tenemos, el tema es lograr identificarlo (ojo, me dura la onda positiva, si me leyera en otro momento con los cables cruzados me cachetearía a mí misma!)
Suerte mañana, hacés bien en ponerlo en su lugar, como siempre digo, el respeto hay que ganárselo y es mutuo; curiosamente las personas que conocí que uno dice "a éste mínimo hay que lustrarle los zapatos" por la trayectoria que tienen por ejemplo, suelen ser los más respetuosos con los demás, tratando igual a su mucama que a su mano derecha. Eso de imponer respeto no existe. Ojo, reconozco que estoy superada con el tema jefes (jefas en mi caso, lo que es peor, dicen que no hay peor que jefa mujer, con empleada mujer) y que no todo el mundo puede darse el lujo de mandarlos a la miercoles, pero creo que se los puede poner en su lugar sin sacrificar más que las horas que pasamos compadeciéndonos de nosotros mismos.

- Adriano: un edificio de 24 pisos o más (creo que es a partir de 15 o algo así) están obligados a tener grupo electrógeno... siempre que ande claro!
Creo que nunca bajé 24 pisos por escalera, pero creo que me daría más bronca el tiempo que insume (y algun mareo supongo) que el cansancio en sí.
De todos modos, si algún día llego a vivir en un piso 24 (torre, 6 dormitorios de ser posible) te cuento!
Es cierto que el tema del agua es más grave, igual suelo bañarme a la noche y entre pava y agua mineral alcanza para lavarse la cara, las manos y los dientes... no sé si ando demasiado relajada pero últimamente ando re poco ecologista!

- Nadasepierde: qué bueno encontrar una compañera que entiende el tema de las mañanas, sigo sin entender cómo hay gente que se levanta temprano para tomar mate, con lo feo que es (re comprendsiva yo) y lo linda que es la cama a esa hora!
Qué divino debe ser no tener jefa ni jefa al cuadrado... fantaseo con esa posiblidad y la verdad la vida sería otra.
Sobre que se corte a la noche es dificil que salga... nadie te garantiza que a la vuelta no haya que subir por escalera, aunque no está nada mal, de hecho mi papá cuando llegaba a casa y no había luz (cuando era chica y había muchos cortes)ni subía, jaja, íbamos a comer por ahí y en general a la vuelta había y todos felices.

Besos!

Vir dijo...

soy cero electricidad por las mañanas... NO DESAYUNO (mal por mí!)desenchufada total!
me encantó lo cotidiano del texto y la onda super positiva
besooo

Lola dijo...

Hola Vir!
Si tuviera facebook haría uno de esos grupos que se llamara algo así como : "no desayuno; y qué?" o "a vos qué te importa si desayuno o no". Estoy harta de los comentarios sobre el desayuno. Aunque (vendida yo?) estoy empezando a considerar seriamente la idea. Muchos dicen que si comés bien a la mañana y mediodía, por más que sean los mismos alimentos que consumís hoy en día gastás más energía y adelgazás... yo hago todo al revés y estoy tentada de probar, pero la verdad no me pasa ni un bocado a la mañana y al mediodía no tengo tiempo de almorzar, así que lo veo como dificil (qué raro que a mí me resulte difícil algo que se refiere a comer, ahora que lo pienso.)

La onda positiva sorprendentemente me sigue durando. Aprovecho porque no sé hasta cuándo será, me late que no demasiado más!

Besos!

La candorosa dijo...

Mis desayuno no requieren electricidad!!

Será que soy genéticamente "optimista", pero vio, para vivir con tranquilidad y paz ¡¡bien que podemos prescindir de muchas cosas, eh!!!

Besotes!!

Etienne dijo...

Yo no podría estar sin electricidad, pero esto lo digo suponiendo mi vida tal cual la llevo ahora.
Si tuviera que vivir en un lugar sin electricidad, me la bancaría mejor. Aparte, cuando uno no tiene TV o PC se le ocurren cosas increíbles para hacer!!
Con respecto al desayuno, dependiendo el tiempo, lo tomo o no y no me hago mucho problema, como tampoco me lo hago si alguien me dice que bueno que es el desayuno y todo ese blabla.
El acceso a la blogósfera sería lo único que extrañaría!!

Ronnie dijo...

Antes que nada... el título es genial!!

Y me hiciste pensar que tampoco sufriría mucho un desayuno sin electricidad... a no ser que tenga la incógnita de cuándo se haya cortado la luz, con lo cual ni loca te tomo la leche que quedó en la heladera (soy asquerosa con el tema vencimientos de lácteos... como si inconcientemente buscara la excusa para tirarlos a todos!)

Me reí con lo de la batería de la note... porque hace unos días me pasó algo bizarro relacionado con "llevar la notebook para enchufar a un bar", que ya relataré cuando pase un tiempo! Pero es cierto que las baterías no duran nada... ni hablar si la note tiene más de 5 años!!

Y en cuanto a la jefa... espero que hayan seguido las coreografías exitosas!!!

Besos y sorry lo corto (?) del comment pero estoy abarcando mucho!! Lo que no quería es dejar de comentarte.

JulieFernn dijo...

Contagiame YA de tu positivismo!!
Y eso de las compras compulsivas, también si se puede, jejeje.

Lola dijo...

- Cando: qué pena que su optimismo sea genético, varias veces estuve por preguntarle si no me contagiaba!
Hablando en serio, es muy cierto, cuando uno está tranquilo (ejemplo las vacaciones) es increíble la cantidad de cosas de las que uno se da cuenta que puede prescindir!

- Etienne: como venía diciendo, es verdad. Por ejemplo durante las vacaciones que uno muchas veces está sin tv, computadora, ni plancha o cafetera (y en lugares normales, no estoy hablando de Cabo Polonio), es increíble cómo uno se da cuenta de lo poco que hacen falta en realidad. Pero claro, uno debería vivir a otro ritmo.
El problema del acceso a la blogsfera no sería tan grave si uno tuviera internet en el trabajo, o en un locutorio, el problema sería que no podría ser a esta gloriosa hora! (y mañana a la mañana puteamos porque tenemos sueño, pero quién te quita lo bailado?)

- Ronnie: es una buena técnica pensar en los problemas que uno no tiene. Por ejemplo cuando yo tengo un problema muchas veces me pongo a pnesar cuestiones tales como "qué suertuda era hace un mes que no tenía este lío"... sin pensar que hay dos mil líos más que podemos tener y que todavía (y ojalá nunca tengamos). No es fácil, es dificilisimo dejar de pensar en los problemas que ya tenemos para imaginarnos otros, pero ese alivio que viene como si hubieramos solucionado un problma grosso al darnos cuenta que lo podríamos tener y no lo tenemos es muy recomendable.
Igual estar agradeciendo todos los días que no nos cortan la luz o que no la necesitamos por la mañana es demasiado!
Tu note tiene 5 años y todavía anda con batería? Una de las nuestras todavía no cumplió tres y casi no anda si no es enchufada, igualnueva duraba tres horas como mucho. La nueva dura 5, no está mal, vamos a ver cuánto le dura (intentamos no usarla enchufada con la batería, pero cómo cuesta!), pero se me hace prehistórico, como los celulares de hace diez o más años que ni a palos te duraba la batería todo el día si tenía un uso de mediano para arriba (y eso que era mucho más caro hablar y no existían los sms ni todas las funciones actuales). Ya me la veo a MC dentro de unos años con los ojos abiertos cual plato preguntando: "En serio mami que la batería de las computadoras cuando yo era chica duraban tan poco? no era un embole andar con ese ladrillazo tan pesado y encima el cargador?"... y ya me siento vieja!
Ah, con la jefa bien, hasta hoy descansé de la coreo porque no se dignó a venir a trabajar todavía esta semana, mañana que Dios me ayude, porque lo voy a necesitar!
El comment no tiene nada de corto, y no tendría nada de malo en ese caso tampoco.

- Julie, te contagio encantada... por internet se puede no? (si se puede un virus informatico, no debe ser tan dificil).
Igual no está mal dar un primer paso con las compras compulsivas, no sabés lo que levantan el ánimo... al menos a mí! Y también según mi experiencia, es cuestión de dar el lprimer salto, yo cuando me largo a comprar no me para nadie... después me da culpa, me aburro, me olvido qué más necesitaba (hacer una listita es un gran aliado), pero la cuestión para mí es sólo empezar... ayer tuve otro ataque, bastante serio... decir que hubo un par de cosas que pedí y no había... no es fácil que no te boicoteen la compulsión.

Besos!