jueves, 1 de abril de 2010

Reconfortante

Huelga decir que nada tiene que ver con la familia Fort...
salvo por los marroc, tal vez...



Para terminar / comenzar bien el mes, o porque se impone que al menos una entrada mensual sea optimista.

Seguramente no es el post más políticamente correcto para un Jueves Santo (al menos no es Viernes Santo); pero siempre es mejor hacer estas listas pronto, así cuando necesitemos volver a tener una sonrisa en la cara, sea recordando los hechos o recordando cómo uno puede ponérsela en la cara está completa y a mano.

Situaciones reconfortantes de los últimos dos días:
  1. Coincidir con tus compañeros de trabajo que a la plana mayor le falta más de un tornillo... aunque sea una triste realidad siempre es divino tener razón.
  2. Que la jefa de mi jefa, que me quiere comer cruda con papas, no haya venido a trabajar (se nota que fuera del cansancio, no es el trabajo en sí lo que me molesta)
  3. Darme cuenta que soy buena Coach (sigo maravillándome con esta terminología pseudoexitista mediática) . Ojo, soy buena para entrenar a las futuras generaciones a no dejarse pasar por encima y tal vez no mucho más, pero a esta altura me doy por muy conforme logrando tal objetivo. Igual reconozco que las jóvenes generaciones no vienen tan inocentes como en nuestra época (y sí, mal que me pese pasaron bastantes años laburando allá, al menos para la cantidad total de años que tengo)
  4. Tener un cliente (una en verdad) que te pide para toda la tarde y te libera a las 14.
  5. Almorzar en Patio Bullrich como si no tuviera nada mejor que hacer en todo el día.
  6. Mirar vidrieras en Patio Bullrich tal como si fuera una criatura en Walt Disney World; y confirmar que definitivamente tenía razón: no soy yo, la ropa en general está viniendo fea, y el hecho que haya lugares donde todavía me compraría todo lo confirma (el tema es que aunque uno vendiera hasta su alma, aunque no creo que a nadie le interese mucho la mía, no podría comprarse ni la cuarta parte, pero es otro tema).
  7. Un auto-regalo de Ile de France
  8. Ir a hacerme las manos, o mejor dicho, que me hagan las manos
  9. Un tratamiento facial en gabinete; hace más años de los que prefiero recordar que no me hacía uno. Qué lindo no tener nada más que hacer que dejarte mimar la cara (y eso que viene de alguien que no es muy afecta a que la toquen extraños, pero no hay caso, el que sabe, sabe). Realmente no entiendo cómo uno no va más seguido: además de quedar con cutis de porcelana, la esteticista, cosmetologa o ocmo se llame, no sólo escucha todos tus problemas... sino que te elogia y que te da la razón! Habría que pnesar seriamente en cambiar la terapia psicologica por terapia estética.
  10. Shopping de cosméticos, shopping de mimitos para la piel, shopping de libros
  11. Descubrir el Clayeux Maëlle para regalarle por-ninguna-ocasión-en-especial a MC, que además de oler riquísimo ya era hora de reemplazar a los más infantiles Kaloo (me da un poco de pena, pero ya eran muy de bebé)
  12. Encontrarte con una muy amiga en la calle de pura casualidad y que las dos tengamos tiempo de ir a tomar algo. Y de paso saldar la deuda de todo porteño que se precie de tal y conocer el Café de los Angelitos.
  13. Encontrar un empleado de farmacia competente (empleada para ser más exactos).
  14. Volver a casa y sacarse los zapatos (Sonrisa reconfortante por favor, se impone por sí sola)
  15. Volver a casa y abrir una coca bien helada (Cuando puedan avísenme dónde paso a cobrar por la PNT)
  16. Darse un baño de cerca de una hora de duración (ecologistas no me linchen) con todos esos productos que nos gustan y nunca tenemos tiempo de usar.
  17. Descubrir que no todo está perdido. No al menos el Mantecol de nuestra infancia, aunque pasó a llamarse Nucrem. Sí, sí, yo recién me entero.
  18. Dormir la siesta, y seguir durmiendo a la mañana.
Por supuesto todo lo expuesto anteriormente es posibilitado, tanto en su desarrollo material como en el disfrute espiritual por:

19. La felicidad post-entrega. Todavía me sigo preguntando qué sentimiento es más intenso si la angustia pre o la felicidad post. Yo mientras la disfruto claro está, pero me gustaría tener en claro para saber si vale la pena en un futuro. Es un sentimiento curioso esto de la "satisfacción por el deber cumplido" porque en realidad lo que terminé entregando dista bastante de lo que me hubiera gustado, y cada tanto me asalta el "¿y si me lo rebotan?"... pero al menos cuento con la tranquilidad de estos cuatro días
20. Precisamente, estos cuatro días casi libres, aunque más no sea para releer la lista y repetir, o mejor aún, extenderla.

Igual tengo la espinita clavada que la semana que viene la gerente sí me va a comer cruda con papas(natas?... eso no estaría mal, sobran!); pero razón de más para disfrutar estos días e inventariar cosas nuevas por si pintan unos nubarrones negros la semana que entra.

Se impone un ¡Muy Felices Pascuas! junto con el nunca bien ponderado último ítem:

21. Abrir y comer huevos de chocolate (gallinitas y conejos también sirven)


15 comentarios:

Mai dijo...

me diste una envidiaaaa... quiero masajes faciales, que me hagan las manos, hacer shopping y pasear por patio bullrich! guaaaaaaaaaa
Catarsis hecha. Ahora sì, FELICES PASCUAS!

Covolta dijo...

Hola Lola !!!!!!!!!!!
te quería preguntar, dónde conseguís los Kaloo?
Y Clayeux Maëlle ?
Yo uso Burberry Baby, pero ya me cansó.

Besos!!!!!!!!

Felices Pascuas.

Diego Mira dijo...

qué buena foto, yo quiero relajarme ahí y comer mantecol, pero con la mina esa

Any dijo...

Que buena lista de cosas reconfortantes! Que bien viene pasar un día como este una vez al mes por lo menos (debería ser una vez por semana, no es mucho pedir)
Dejate de pensar en la jefa, falta muuuucho para el lunes! Quedate con esta idea de descanso y de lo lindo que lo pasaste.
Un abrazo y a comer chocolate!

tia elsa dijo...

Lola que placer leerte y saber que tenés 20 cosas que te gratifican!!!! Esperemos que la jefa de tu jefa se deje de romper la paciencia para que tengas 21 puntos a favor. Besos y felices pascuas. Tía Elsa.

K-®y dijo...

Regalaste a tu hija o algo? Como hiciste para darte un banio de una hora y para todas las demas hermosas cosas que contas? :P

Lindo leerte positiva!

Felices pascuas!

K-®y dijo...

Y una cosa mas, al menos en Febrero y en Pilar el mantecol seguia siendo mantecol, de que estas hablando Willis?

JulieFernn dijo...

ACÁ OTRA ENVIDIOOOOSAAAA!!!

Ay mujer, qué lindo es cuando los planetas se alinean y dan estas listas maravillosas de (casi) milagros!!

Te lo merecías, vale la pena decirlo.

Felices Pascuas!!

Lola dijo...

- Mai; pero allá seguro tienen paseos tan lindos como Patio Bullrich!!! O al menos esas marcas y tantas mejores! Felices pascuas para uds. tambien de nuevo!

- Covolta, ambos (Kaloo y Clayeux Maëlle) los conseguís en Juleriaque, yo fui al local de Santa Fe y Rodriguez Peña, tienen locales en Rosario, así que te queda un poco más cerca. Igual los Kaloo en general los compraba en los free shop, que son bastante mása baratos, pasa que afortunadamente hace tiempo que no tengo que viajar.

Diego, a mí las pinturas de este artista muchas veces me dan hasta miedo, pero allá vos. La mina esa no me parece muy amigable, honestamente, pero con un nucrem... (mantecol no, no va más!)

- Any: sabés que después de esta semana me propuse pasar a frecuencia semanal. Pero después uno no puede con la presión que eso significa, jaja...
Además si no trabajara más no sé hasta dónde podría permitirme los placeres de shopping, y los de llegar a casa después del trabajo y sacarse los zapatos o tomar un coca, si bien son mucho más modestos economicamente hablando, por lógica dejarían de existir.
Además hay tan pocas semanas en el año (por no decir que es la única) que tiene dos feriados :(

- Tía: está abslutamente permitido (y hasta recomendado para la gente que me visita) copiarme. A la jefa de mi jefa no, y si me pregunta le diría todo al revés! jajaja
Y si uno se pone en optimista la verdad es que habría más de 20 cosas y eso está muy bueno.
Veremos qué me depara con la gerente la semana que viene.... Felicidades para uds. también.

- Kary, honestamente hubo muchas ocasiones en las que pensé en regalarla a MC (creo que cualquier madre identificaría bien tales situaciones) pero no era éste el caso. Simplemente tenía que ver a una cliente teoricamente y fue solo hasta las 14; estaba a un paso del Patio Bullrich y lo demás vino sólo... podría haberme ido a casa, es verdad, pero la tentación fue más fuerte, y de todos modos MC estaba en el jardín.
La siesta sí fue auspiciada por Martita (la Sra. que trabaja en casa) y el baño XL indirectamente también (por poder quedarme hasta la noche tarde cuando MC ya estaba durmiendo). No es tan dificil!!!
Hablando en serio, sé que si tuviera un bebé no podría, pero como eso de momento está en stand by, aprovecho la libertad que me da tener una hija que ya es toda una nena.

- Kary II, el mantecol efectivamente sigue existiendo, pero no me vas a decir que te pareció igual de rico que el de hace 20 años atrás?(me deprimo sólo de escribir la cifra y la expresión)
La marca fue vendida hace unos años a Cadbury y empezó a venir mucho más feo, con esos hilitos blancos de azucar, con decirte que yo ya casi ni lo compraba y eso que en otras epocas hasta lo hubiera puesto en un puesto más alto que el chocolate entre mis preferencias, y eso ya es mucho decir.
Afortunadamente los muchachos de Georgalos hace un par de años (yo recién me entero) lanzaron el Nucrem, que viene a ser igual que el mantecol de antes.
Venite, probalo, y después contame!
Felices pascuas para uds. también.

Besos!

Lola dijo...

- Julie, nos cruzamos!
No te preocupes, me dejo envidiar tranquila, jaja. Igual cuando Tutum se empiece a portar mejor vas a poder disfrutar más de cualquier cosa, tanto no puede faltar para que te empieces a sentir mejor!
Sobre si lo merezco o no, esperemos que no me reboten la entrega del martes y que mi jefa no se descargue la semana que viene; y ahí veo si efectivamente me lo merecía o no, porque tengo la teoría que cuando pasan tantas cosas buenas después las pagás todas juntas... o sea los planteas se alienan pero al revés.
Igual la gracia está en disfrutar el mientras tanto no?
Felices pascuas para los 5!
Besos

Adriano dijo...

Sí, sí y sí, definitivamente hay que darse premios! la vida es medio amarreta por ahí.. besitos!

Ronnie dijo...

Pero qué post positivo! Mi "pasatiempo" favorito es encontrar los pros entre las contras... y mirá que a veces tenés que desmenuzar muchiiiiiiísimo algunas situaciones... pero estos puntos que marcás se ven que fueron bastante a flor de piel... así que muy bien ahí!

Besotes y por acá... ayuno de chocolates por unos cuantos días!!! jaja

Lola dijo...

- Adriano, pero ni que hubiera inflación para los premios a medida que uno crece que ya sólos casi ni aparecen.
Pero no está tan mal descubrir que los premios auto impuestos generan la misma satisfacción, porque además qué mejor juez que uno mismo para determinar cuándo nos lo merecemos, no? (tengo la autestima alta hoy, pero tranquilo que sucede dos o tres veces por año nomás).
Debería instaurar seriamente los auto-premios de manera formal.

- Ronnie: yo era-soy igual respecto de encontrarle algo positivo a todo. No sé si como pasatiempo, más bien porque supongo que no me gusta perder (o queda mejor decir que uno siempre quiere rescatar algo de toda experiencia). Y digo que no sé si era o soy porque a veces me pregunto si esto es una virtud, de poder estar hasta contento a pesar de cosas malas o por tanto uno se conforma con poco?
Sigo en la duda.
Claro, en estos puntos no hay muchas cuestiones que se presten a dudas respecto a la valoración personal que le damos.
No sé cual fue el caso de uds. por acá el huevo era tan grande que quedó la mitad, más los otros más chiquitos. y eso en esta familia ya es mucho decir.

Besos!

Marina dijo...

Que placer leer todas y cada una de esas cosas!! me encantò eso de cambiar la terapia psicologica por la estetica, no estarìa nada mal ;)

Lola dijo...

Mari, viste? No sólo está bueno haber hecho todas esas cosas, sino poder releerlas y sacar buenas ideas para días medio nublados (en lo emocional, sobre todo).
Lo de cambiar una terapia por otra lo estoy pensando seriamente. Sobre todo porque además me saldría bastante más barato!!!

Besos!