domingo, 24 de agosto de 2008

La salud ante todo

Creo, creo, que acabo de descubrir por qué casi todos, casi sin excepción, odiamos los hospitales, las clínicas, los sanatorios y todos los parientes del rubro.

Debería tener que ver con el tema del dolor, la enfermedad y el sufrimiento, pero tampoco debiera ser así porque ,teoricamente (fundamental esta última palabra!) estas instituciones y las personas que trabajan en ellas están para combatir lo arriba mencionado, no para provocarlo.

Tampoco tiene taaaaaanto que ver con cuestiones tales como pinchazos, agujas (y eso que las detesto profundamente) y horarios de parte de los pacientes y sus familiares, y de trabajo estresante, familiares molestos o demasiada responsabilidad, de parte de los profesionales.

Nada de todo esto.

Creo que el verdadero motivo por el que nadie, nadie está contento en éstas instituciones se debe a que quienes están en una cama pagarían por salir de ella y quienes no, darían cualquier cosa para poder hacer uso de una.

No doy más!

7 comentarios:

Ana dijo...

Podría copiar y pegar mi comentario del post anterior: no sabés cómo te entiendo!

Silvi dijo...

Ay Lola, es agotador, pero bueno, hay que acompañar a los seres queridos.
Besotes

VF dijo...

exactamente! el pobre paciente sufre todo y el de afuera a su manera tambien.
Por mas que se empeñen en disfrazar a los sanatorios de hoteles 5 estrellas a mi no me engañan, no me gusta ni pasar por la puerta.
besos

Marce dijo...

Sin duda que es más agotador para el que está "afuera", porque aparte de todas las corridas de la vida diaria, se le suma la angustia y el stress de tener a alguien internado.

Besos!

Lola dijo...

Ana: y sí, al final toda la situación se reduce más o menos a lo mismo

Silvi: Eso desde ya. No reniego de mi viejo, sino de la situación

VF: bienvenida primero!!! Y sí, coincido 100%, hay clínicas que parecen hoteles 5*, y a veces aún más, pero no hay con qué darle, por más que las disfracen... es como que siguen siendo lobos a pesar de la piel de oveja que le ponen (medio exagerada yo, pero las detesto!!)

Marce: la verdad es que es la primera vez que me toca "tanto" (tan grave, tanto tiempo, tan de cerca). Me quejo por acá porque supe estar del otro lado también (o sea internada) y te genera culpa eso que los demás estén preocupados, no descansen, no vivan... en fin, situación de miercoles, en una palabra...

Gracias a todas, y espero que sea el último o uno de los últimos post sobre el particular, salvo para contar buenas noticias, obvio. Por lo menos esta noche duermo en mi cama :)

cyn dijo...

que garrón. es cierto lo que decís.
besos

Ferchu´s dijo...

Jajaja!... nunca lo había escuchado desde esa óptica!...
Cuando un familiar tan cercano se interna, nos internamos todos...los de afuera sin cama, es cierto :(

Es difícil, pero creeme que pasa...

Abrazote!