martes, 2 de septiembre de 2008

Un libro con fin


Sí, después de mil-ciento-no-sé-cuántas páginas, terminé "Un Mundo sin Fin", el nuevo megalibro histórico de Ken Follet

A veces, me da la impresión que las críticas literarias suelen terminar siendo inversamente proporcionales a la longitud del libro.

Porque después de mil-ciento-no-me-acuerdo-cuántas-páginas, no se me ocurre mucho que decir.

A ver: es entretenido. Si bien los protagonistas son las tatara-tatara-tatara nietos de los protagonistas de "Los pilares de la tierra" del mismo autor, y que la acción transcurre en Kingsbridge y alrededores, ambas novelas no están conectadas, al menos en un sentido longitudinal. Y digo así, porque no se puede decir estrictamente que sean una continuación de la otra, pero la estructura es exactamente la misma: un maestro constructor genial e innovador, una mujer excepcional para la época, algunas brujas o acusadas de serlo, monjes buenos y malos, el noble corrupto y sanguinario, un misterio que da inicio a la trama y se resuelve mil páginas y cuarenta años después... La salvedad que hago es que en éste se incorporaron las monjas, mucho más inteligentes que los monjes. ¡Bien!

Lo que sí, muchas veces uno se olvida que la acción transcurre en la edad media, en pleno siglo XIV, y creo que no es algo que debiera ser tan fácil de olvidar, al menos no sucede así en "La Catedral del Mar" (Idelfonso Falcones) que parece que hubieras cavado un túnel y hubieras aparecido mágicamente en ése siglo. Al menos no tuve esa experiencia de sentirme transportada casi siete siglos en éste libro. En realidad miento, sí me dio la sensación más de una vez de estar en la edad media, pero no tanto por la descripción de costumbres, ni por la actitud de los personajes ni por el desarrollo de la trama en general, sino por la ideología. Es que creo que es de la edad media pensar que caracteristicas personales tales como el instinto asesino o la genialidad son hereditarios y geneticamente determinados.

En resumen, no está mal, para pasar el rato, eso sí, un rato bastante largo.

7 comentarios:

Silvi dijo...

Lola Lola Lola, me hacés sentir tan mal, sabés cuanto hace que no leo? Desde el embarazo!!!!!!!!!

Besossssssss, te felicito!!!!

Pet dijo...

Te admiro.
Por lo general siempre estoy leyendo, pero el ultimo libro de 1000 paginas lo termine creo que hace dos años y tres meses, unas semanas antes de que nazca Male (Harry Potter 5). Ahi me compre el 6 y con la gorda nunca lo pude terminar. Hoy en dia leo, pero libros cortitos. Me encantarìa poder hacerme el tiempo para comenzar el Harry Potter 6 tranquila.
Te felicito de verdad Lola.

Marce dijo...

Nena!! cuánto tiempo te llevó leer semjante libraco???

Ando con ganas de leer algo, pero definitivamente ese libro lo descarto, al menos por el momento, creo que me llevaría un año terminarlo

Besos!

Marina dijo...

Uyyy por favor, creo que todas andamos en la misma: no leemos desde que nacieron nuestros hijos. Definitivamente Lola te felicito yo tambien!!! sobre todo por la paciencia, si supieras la cantidad de libros que empecè y dejè por la mitad.
Besos!

Ronnie dijo...

Ahi lo anoté. Lo ví el otro día en inglés, me pareció carísimo y no me aventuré por las dudas, pero con lo que escribís, me parece que me voy a arriesgar.

Me encantan los libros largos!!!!! (para ir mechando con otros)

Besos!

Van dijo...

mmmm.... libros largos....paso.
besos

Lola dijo...

Sí es largo chicas, pero se lee rápido (siempre y cuando uno se siente a leerlo, obvio).
A mí se me interrumpió varias veces porque no es precisamente el libro más cómodo para llevar "en la cartera de la dama o el bolsillo del caballero" así que ni en las vacaciones ni mientras mi papá estuvo internado lo estuve leyendo.

Igual no se crean, yo tampoco estaba leyendo demasiado, y no x MC, porque la vagancia me agarró este año.

Pet, no sé cómo hiciste para dejar de leer HP6!!! Yo estoy con el 7 y me lo estoy devorando, es más, me contengo un poco pensando que cuando se termine no hay más, así que lo vengo "cuidando", pero ya pasé la mitad, y se pone peor (o sea, mejor, jaja) así que dudo mucho que me dure demasiado.